Compartir
Publicidad

Quería conocer a Batman, y su oncólogo lo hizo posible: un tierno vídeo viral que te emocionará

Quería conocer a Batman, y su oncólogo lo hizo posible: un tierno vídeo viral que te emocionará
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando un médico le preguntó a un niño enfermo de cáncer cuál era su deseo, este respondió que anhelaba conocer a Batman, así que sin pensárselo dos veces se disfrazó de su superhéroe favorito y sorprendió al pequeño en el pasillo del hospital.

No sabemos donde ha ocurrido, ni el nombre del verdadero superhéroe que se esconde detrás de la máscara, pero lo cierto es que la escena nos ha emocionado a todos. El vídeo ha sido compartido por la cuenta de Twitter El límite del bien, y en pocos días se ha viralizado por la sensibilidad, humanidad y amor que transmite.

Historias de superhéroes

Imposible no emocionarse ante la sensibilidad y humanidad de este médico, que más allá de ejercer su profesión, ha querido estar al lado de su paciente de esta forma tan especial, transmitiéndole ánimo, fuerza e ilusión mediante un sencillo gesto para los adultos, pero tan grande para un niño.

Y es que un buen médico no es solo el que cura, sino el que es capaz de transmitir empatía hacia sus pacientes (especialmente si son niños), tendiéndoles la mano cuando más lo necesitan y sabiendo cómo consolarles y calmarles ante situaciones desagradables.

Hace unos meses conocimos la emotiva historia de Austin, un niño fan de Star Wars y enfermo de corazón, que recibió la ansiada noticia de su transplante por boca del mismísimo Chewbacca.

También nos emocionaron las imágenes de un cirujano chino consolando a su pequeño paciente minutos antes de iniciar la operación. Y más reciente, pero igual de emocionante, fue el vídeo que compartimos en nuestra página de Facebook sobre el "Dancing Doc", un neurocirujano de California que baila con niños enfermos para aliviarles la tensión y arrancarles una sonrisa.

El entorno médico y hospitalario no es plato de buen gusto para nadie. Asusta, genera estrés, ansiedad y muchos niños no terminan de entender por qué están allí. Contar con una mano amiga y unas palabras de aliento pueden marcar la gran diferencia.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio