Quedarse embarazada en enero: pros, contras y cuándo nacerá tu bebé

Quedarse embarazada en enero: pros, contras y cuándo nacerá tu bebé
Sin comentarios

Cuando planeamos el embarazo, y aunque luego no salga siempre según lo previsto, solemos calcular cuándo será el mejor momento. Si bien no hay un mes mejor que el otro, lo cierto es que la época del año podría tener cierta influencia en el transcurso de tu embarazo.

Hoy te cuento, en base a mi experiencia y según lo que dice la ciencia, cuáles son los pros y contras que te esperan si quedas embarazada en enero y tu bebé nace en octubre o comienzos de noviembre.

Ventajas y desventajas de quedarse embarazada en el mes de enero

Quedarse embarazada en enero tiene grandes ventajas que irás descubriendo a lo largo de todo tu embarazo. Pero no te vamos a engañar; también hay algún pequeño inconveniente, si bien estos se olvidarán cuando veas la carita de tu bebé.

En cualquier caso, si quieres saber ya mismo todas las ventajas e inconvenientes que te esperan a lo largo de tu embarazo, desde este mes y hasta que finalice, te lo detallamos a continuación por trimestres.

Eso sí, cabe aclarar en este punto que hablamos de mujeres embarazadas que viven en el hemisferio norte, ya que hablamos de las estaciones de acuerdo a estas latitudes. En realidad, el embarazo no dura exactamente nueve meses, por lo que los trimestres tampoco son exactamente de tres meses cada uno, pero daremos una aproximación.

Según la regla de Naegele, la fecha de probable de parto se calcula para el mes de octubre o primeros días de noviembre, según el momento en que haya sido concebido el bebé.

Según la Regla de Naegele, que calcula la fecha probable de parto, si quedas embarazada en enero, y tu bebé llega a término, nacerá entre el 8 de octubre y el 7 de noviembre.

Primer trimestre: enero, febrero y marzo (o abril)

quedar-embarazada

Tu primer trimestre de embarazo coincide con el invierno y hacia el final, el comienzo de la primavera. En mi opinión esto tiene una parte positiva y otra negativa.

La positiva es que el frío suele ser mejor tolerado en el embarazo que el calor, pues las altas temperaturas tienden a acentuar las molestias típicas de este trimestre, como el cansancio y las náuseas.

Pero si sufres náuseas, una de las mejores formas de aliviarlas es paseando por entornos naturales y respirando aire puro, algo que no siempre es posible hacer en esta época del año caracterizada por las lluvias, las nevadas y el frío.

No dejes de practicar ejercicio desde el inicio del embarazo, ya sea en lugares cerrados como casa o el gimnasio en los días más fríos, pero cuando llegue el buen tiempo no pierdas la oportunidad de hacerlo al aire libre.

Segundo trimestre: abril, mayo y junio (o julio)

quedarse-embarazada

Al haber desaparecido las náuseas y las molestias típicas del primer trimestre, y dado que todavía el peso de barriga no es tan acentuado, el segundo trimestre es el que mejor se lleva. En tu caso, coincide con los meses de la primavera y el comienzo del verano.

La barriga comenzará a mostrarse e irá haciéndose cada vez más visible. Tendrás que comenzar a usar ropa premamá si no lo has hecho todavía, con la ventaja de que con unos pocos básicos como un pantalón de primavera-verano maternity, unos leggings negros y un vestido que puedas seguir utilizando cuando nazca el bebé, tendrás el armario solucionado.

Tercer trimestre: julio, agosto y septiembre (u octubre)

tercer-trimestre

El verano es una estación que suele resultar especialmente incómoda para las embarazadas debido a sus temperaturas extremas y a los síntomas agravados por el calor.

Lo que más te afectará es la retención de líquidos, haciendo que sientas las piernas y tobillos algo hinchados, que sumado al peso y el tamaño de la barriga, pueden acrecentar el dolor en la pelvis y el dolor de espalda. Para aliviarlos, la piscina es una gran aliada para refrescarte y para hacer ejercicio en un medio acuático, donde no sentirás el peso de la barriga.

El tercer trimestre es cuando la barriga crece más rápidamente, pues el bebé también aumenta de tamaño a pasos acelerados. La altura de la barriga desde el pubis suele coincidir con la edad gestacional, es decir a las 35 semanas, 35 centímetros.

El final del embarazo lo pasarás a comienzos del otoño. El calor extremo ya habrá dejado lugar a una temperatura moderada con la que podrás disfrutar a pleno de tus últimas semanas de embarazo.

Cuándo nacerá tu bebé

bebe-nacimiento

Ya en octubre las temperaturas se moderan y tu bebé nacerá en pleno otoño, una bonita época para dar los primeros paseos juntos con una temperatura agradable. 

En otoño e invierno, las mejores horas del día para salir a pasear con tu bebé son las de media mañana, las horas centrales del día y las primeras de la tarde. Comprueba el cielo antes de salir a la calle, si no llueve a cántaros y no hace viento fuerte, podrás salir a la calle con él sin ningún problema. Para las primeras puestas elige prendas de algodón y un abrigo de punto suave.

¿Embarazada en otros meses del año?

Temas
Inicio