Compartir
Publicidad
Publicidad
¿Qué es la diabetes gestacional?, ¿se puede prevenir?
Embarazo

¿Qué es la diabetes gestacional?, ¿se puede prevenir?

Publicidad
Publicidad

Una de las enfermedades que se suelen presentar durante el embarazo es la diabetes gestacional, un mal que afecta a algunas mujeres que se encuentran en este estado y que de no ser controlada puede tener consecuencias graves para su bebé. Algunas tenemos más posibilidades que otras de padecerla, por eso es importante conocerla, incluso antes de concebir.

Lo primero, ¿qué es la diabetes gestacional?

Es una clase de diabetes que solo se presenta en el embarazo, ya que las hormonas que se segregan durante ese período interfieren en el trabajo que hace la insulina y por eso se presentan unos niveles de glucosa en sangre superior a los normales. De no ser controlada, esta puede desencadenar en problemas como malformaciones en el bebé, problemas cardíacos, obesidad e incluso puede poner en riesgo su vida.

Para describirlo de una manera simple, cada vez que comemos, descomponemos los alimentos hasta convertirlos en glucosa, que básicamente es el combustible de las células (es decir, su alimento), pero para que estas puedan utlizarlo, necesitan insulina (una hormona que segrega el páncreas). Si no tenemos la cantidad de insulina suficiente, la glucosa queda en la sangre.

Esta enfermedad suele ser más común de lo que se piensa, ya que según las estadísticas, una de cada diez embarazadas la presenta y lo peor es que la tendencia va en aumento, por eso es muy recomendable realizar las pruebas para detectarla.

¿Cómo se detecta?

Diabetes Gestcional Pruebas

Esta se detecta a través del test de O'Sullivan, un análisis de sangre de la madre y tiene un procedimiento particular: se debe tomar una primera muestra en ayunas (se supone que no es obligatorio, pero mi ginecóloga me ordeno que no comiese nada antes de realizarla),y posteriormente se administra glucosa líquida (es una bebida muy dulce). La paciente debe esperar en el laboratorio y una hora después se vuelve a tomar otra muestra para evaluar como se comporta durante ese tiempo.

La prueba se suele realizar entre la semana 24 y 28 de gestación, aunque si perteneces a algún grupo de riesgo (has tenido diabetes gestacional en un embarazo anterior, hay antecedenetes familiares de diabetes, la madre presenta sobrepeso o si ha tenido un bebé de más de 4 kilogramos de peso).

En caso de que la prueba arroje un resultado positivo (es decir, si es igual o superior a 140 mg/dl de glucosa en sangre), se ordena la TTOG (o curva de glucosa larga), que como su nombre lo indica, es una prueba que dura más tiempo aunque el procedimiento es similar.

¿Se puede prevenir la diabetes gestacional?

Directamente no porque existen factores que te predisponen a ello como los mencionados anteriormente, aunque llevar un estilo de vida saludable antes de quedarte embarazada sí que pueden disminuir las posibilidades de padecerla. Tener un peso adecuado y hacer ejercicio habitualmente pueden ser un factor decisivo en la salud durante la gestación.

Una vez detectada, ¿cómo se puede controlar?

Dado que la enfermedad consiste en que el cuerpo no metaboliza bien el azúcar, la solución radica en llevar una dieta controlada por el médico o nutricionista. Esta básicamente se basa en reducir casi por completo su consumo y disminuir significativamente los alimentos que se convierten en ella como algunos carbohidratos simples. En algunos casos no es suficiente con el control de la dieta, así que puede ser necesario realizar tratamiento con insulina.

Es importante no saltarse ninguna comida, controlar las raciones y comer durante varias veces al día. También es muy recomendable hacer ejercicio (consultando previamente con nuestro ginecólogo el tipo de actividad que podemos realizar), ya que de esta manera le ayudamos al cuerpo a mejorar el nivel de azúcar en sangre. Los controles con el ginecólogo también se deberán realizar con mayor frecuencia,

¿Tengo más riesgo de desarrolar diabetes tras el parto?

Aunque los niveles de azucar en la sangre de la madre suelen volver a la normalidad tras tener al bebé, desafortunadamente si padece diabetes gestacional tiene más riesgo de sufrir diabetes tipo II después del parto (aunque las estadísticas no son muy elevadas). Por eso es importante adoptar definitivamente algunos hábitos de alimentación que se hayan adquirido durante el embarazo como el bajo consumo de azúcar y la práctica de ejercicio.

Probablemente el médico te ordene realizar una analítica de sangre cada cierto tiempo (incluso después de varios años), para verificar que los niveles de azucar se encuentran en cantidades normales.

Imágenes | Thinkstock, Daniel Lobo en Flickr

En Bebés y Más | El estilo de vida que lleves antes del embarazo influye en el desarrollo de la diabetes gestacional, Aumentar de peso entre embarazos eleva el riesgo de diabetes gestacional

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos