Compartir
Publicidad

Pruebas en el embarazo: la curva de glucosa o TTOG

Pruebas en el embarazo: la curva de glucosa o TTOG
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días comentamos unas de las pruebas más conocidas del embarazo por ser una de las más molestas o peor toleradas por muchas embarazadas: el test de O'Sullivan. Como explicamos, es un test cuya finalidad es descartar la presencia de diabetes gestacional pero que, por sí sola, queda insuficiente para diagnosticar la enfermedad.

Por esta razón, si el O'Sullivan sale alterado, si el resultado es igual o superior a 140 mg/dl de glucosa en sangre, hay que hacerle a la mujer un nuevo análisis de sangre que todos conocemos como la curva de glucosa, cuyo nombre real es Test de Tolerancia Oral a la Glucosa (TTOG).

Cómo se hace

La curva de glucosa es una prueba más molesta que el Test de O'Sullivan porque debe hacerse tras un ayuno de unas 10-12 horas, porque la mujer tiene que hacer una dieta especial los tres días anteriores a la prueba, porque debe tomar de nuevo glucosa concentrada, pero esta vez mayor cantidad, pues tomará 100 g de glucosa cuando en la otra prueba eran 50 y porque se le extrae sangre en cuatro ocasiones: al llegar (en ayunas), a los 60 minutos de haber tomado la glucosa, a los 120 minutos y a los 180 minutos. Tres horas en las que la mujer debe permanecer sentada (y sin fumar).

¿Una dieta preparatoria?

Durante tres días se recomienda hacer una dieta relativamente rica en hidratos de carbono. Normalmente se entrega la dieta para que pueda hacerse bien, pero si una mujer no hace restricciones de hidratos en su dieta es posible que no tenga que variar nada. Para que os hagáis una idea de la dieta que se recomienda, es una dieta de 2.100 calorías que consta de 265 g de hidratos de carbono, 125 g de proteína y 60 g de grasa.

En el desayuno, por ejemplo, se recomienda un vaso de leche desnatada con un bocadillo pequeño de queso o jamón (40 gramos de pan y 25 g de jamón o queso). A media mañana una pieza de fruta (200 g de naranja, 200 g de pera o 160 g de manzana). Luego, para comer, un plato de ensalada acompañado de un plato de judías con patata (200 g de judías o espinacas o zanahoria con 130 g de patata hervida o bien 130 g de arroz), un par de rebanadas de pan (20 g de pan), un par de filetes medianos de pollo sin piel, pescado o ternera (150 g de pollo, 150 g de pescado o 150 g de ternera) y una fruta (200 g de naranja, 200 g de pera o 160 g de manzana).

Después, para merendar, un vaso de leche o dos yogures desnatados y otra fruta (200 g de naranja, 200 g de pera o 160 g de manzana) y una cena igual que la comida. Antes de dormir recomiendan también un vaso de leche con dos galletas (o 20 g de pan).

Como veis, es una dieta bastante completita, con calorías e hidratos suficientes como para que el cuerpo tenga que activarse para recoger la glucosa e ir almacenándola (por acción de la insulina). Pasados los 3 días se hacen las 10-12 horas de ayuno y luego la prueba.

Valoración del TTOG

Los resultados límite de la prueba vienen dados según cada análisis de sangre:

  • A los 0' debería dar como máximo 105 mg/dl.
  • A los 60' debería dar como máximo 190 mg/dl.
  • A los 120' debería dar como máximo 165 mg/dl.
  • A los 180' debería dar como máximo 145 mg/dl.

Cómo clasificar los resultados

Una vez vistos y evaluados los resultados los profesionales consideran que la prueba es normal si todos los valores son menores a los límites establecidos. De ser así no se hace nada especial y se realiza un nuevo Test de O'Sullivan en el trimestre siguiente.

En caso de que sólo uno de los valores aparezca afectado, al igualar o superar uno de los límites, se repite la curva de glucosa a las 3 semanas, sin hacer un O'Sullivan previamente.

Si dos o más valores aparecen igual o superiores a los valores límite se considera que la mujer padece diabetes gestacional y se deriva a la mujer al profesional (o la unidad) que se encarga del control de la evolución de la diabetes durante el embarazo, donde verán cuál es el mejor tratamiento según los valores de la prueba y los controles posteriores, ya que puede ser un tratamiento sólo con dieta, con dieta y medicación oral o con dieta e insulina.

¿No hay alternativa?

El otro día, al explicar el Test de O'Sullivan comenté que había posibles alternativas cuando la mujer que debe tomar el preparado de glucosa lo tolera fatal. Un buen desayuno cargadito de hidratos o una bolsa de caramelos, como comentó una lectora, podrían ser posibles soluciones. Incluso en casos así podría hacerse la analítica por la tarde, cuando las náuseas matutinas ya no molestan y el preparado podría tolerarse mejor (se hace por la mañana por la organización habitual de los laboratorios, pero el momento del día en que se haga la prueba es indiferente).

Pues bien, para la curva de glucosa no existe tampoco alternativa consensuada (seguro que la hay, pero falta que se estudie la manera de hacerlo sin el preparado). Además, si ya es difícil que te lo hagan diferente con el O'Sullivan, que no diagnostica la diabetes gestacional, imaginad lo complicado que puede ser realizar una prueba de tres horas de duración sin la certeza de que los valores sean los adecuados por haber ingerido otra cosa. Lo que sí podría hacerse es hacer los análisis a otra hora del día. Lo malo es que como se requieren muchas horas de ayuno, la mujer tendría que pasarse casi todo el día sin comer (o tomar algo a las 5 de la mañana por ejemplo para que la pincharan por la tarde).

Foto | Thirteen Of Clubs en Flickr En Bebés y más | Test para detectar la diabetes gestacional, Análisis de sangre en el embarazo: para qué se realizan, Embarazo mes a mes: sexto mes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio