Compartir
Publicidad
Engordar en el embarazo: las consecuencias de pasarse con los kilos
Embarazo

Engordar en el embarazo: las consecuencias de pasarse con los kilos

Publicidad
Publicidad

Durante el embarazo, es natural que aumentemos de peso conforme vayan transcurriendo los meses, pues nuestro bebé continúa creciendo día con día. Pero el que esto sea algo normal y esperado, no significa que debamos tomarlo a la ligera y no llevar un control de los kilos que vamos aumentando.

Te contamos por qué debes mantener un peso saludable y cuáles son las consecuencias de pasarse con los kilos en el embarazo.

¿A qué se debe el aumento de peso en el embarazo?

Aunque nosotras podamos vernos con mayor volumen en todo nuestro cuerpo y no únicamente en la barriga, el aumento de peso que se produce durante el embarazo está relacionado con el bebé.

Pongamos como ejemplo un embarazo en donde se ganaron 12.6 kilos (que es un promedio recomendable para quienes tengan un índice de masa corporal en el rango normal), éstos se repartirían de la siguiente manera:

  • Volumen sanguíneo: 1,3 kg.
  • Pecho: 0,4 kg.
  • Útero: 1 kg.
  • Feto: 3,4 kg.
  • Placenta: 0,7 kg.
  • Líquido amniótico: 0,8 kg.
  • Grasa: 3,5 kg.
  • Líquido retenido: 1,5 kg (aunque puede llegar a los 4,5 kg).

¿Por qué es importante mantener un peso saludable en el embarazo?

En realidad, mantener un peso saludable es algo que debemos hacer durante toda nuestra vida y no únicamente durante el embarazo. Un consejo de los médicos es que éste debe cuidarse incluso antes de buscar tener un bebé, para que cuando llegue el momento, tengamos un embarazo saludable desde el inicio.

Ya en el embarazo, debemos controlar y cuidar el aumento de peso, pero ojo: no se trata de obsesionarnos y dejar de comer, sino de elegir opciones saludables y nutritivas, porque también el ganar poco peso en el embarazo puede tener consecuencias para el bebé.

En esta etapa es más importante la calidad que la cantidad y debemos evitar caer en esa famosa frase de "comer por dos", pues el metabolismo cambia durante el embarazo, lo que permite extraer más calorías de los alimentos y conservar esa energía adicional sin tener que ingerir más.

Tener un control de peso adecuado, además de ejercitarnos regularmente durante el embarazo (siempre y cuando se cuente con el visto bueno del médico), nos ayudará a tener una gestación tranquila y segura, en la que el bebé se desarrollo sanamente y no se presenten complicaciones, como las que a continuación mencionaremos.

Consecuencias de aumentar demasiado de peso

Embarazada Midiendose

Un pensamiento que a veces se tiene sobre el aumento de peso en el embarazo, es que no pasará nada si nos pasamos con algunos kilos de más, pues de cualquier forma vamos a engordar. Pero como comentábamos, el aumento de peso no se debe a la grasa del cuerpo de la embarazada, sino al bebé.

¿Y qué pasa si aumentamos mucho de peso en el embarazo? Que será mayor la probabilidad de que se presenten ciertas consecuencias negativas o complicaciones en la madre, como:

  • Hipertensión
  • Diabetes gestacional
  • Preeclampsia
  • Tromboembolismo
  • Infecciones del tracto urinario
  • Amenaza de parto pretérmino
  • Cesárea
  • Hemorragia postparto
  • Problemas circulatorios (como várices o hemorroides)

Mientras que en el caso del bebé, también podrían presentarse algunos problemas, pues las condiciones del útero materno, condicionan su desarrollo durante su vida postnatal. Algunas de ellas son:

  • Desarrollar obesidad o diabetes en el futuro.
  • Problemas neurológicos.
  • Macrosomía fetal (bebés que nacen con exceso de peso). *Malformaciones congénitas, como espina bífida.
  • Aumento del riesgo de muerte fetal.

Además, aumentar demasiado de peso en el embarazo provoca que la madre tenga más grasa en el abdomen, lo que dificultaría la determinación y medición del feto. En el caso de que el bebé sea demasiado grande, también dificultaría su paso por el canal del parto.

¿Cuántos kilos puedo subir durante el embarazo?

La cantidad de kilos recomendada para aumentar de peso durante el embarazo es diferente para cada mujer y se toma como referencia el índice de masa corporal (IMC) para determinarla:

  • Si tu IMC es menor a 18.5, debes aumentar de 13 a 18 kilos.
  • Si tu IMC se encuentra entre 18.5 y 24.9 (el rango normal o saludable), debes aumentar de 11 a 16 kilos.
  • Si tu IMC se encuentra entre 25.0 y 29.9, debes aumentar entre seis y 11 kilos.
  • Si tu IMC supera los 30.0, debes aumentar entre cinco y nueve kilos.

Una forma de controlar el número de kilos que aumentes en esta etapa, es llevando un registro de tu peso en casa, además del que te realizan durante las consultas prenatales, para que así seas más consciente de cómo va evolucionando tu peso y puedas tomar mejores decisiones en cuanto a tu alimentación.

Recuerda siempre consultar con tu médico, pues será él quien te dé las indicaciones más adecuadas de acuerdo a tus propias necesidades, y así evitar engordar demasiado en el embarazo y pasarte con los kilos.

Fotos | iStock
En Bebés y más | ¿Cuántos kilos puedo engordar en el embarazo?, Nueve maneras de llevar un embarazo saludable si tienes sobrepeso, Mujeres obesas o muy delgadas, mayor riesgo para el embarazo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos