Publicidad

El estrés de la madre durante el embarazo puede afectar a la personalidad del bebé: aprende a combatirlo

El estrés de la madre durante el embarazo puede afectar a la personalidad del bebé: aprende a combatirlo
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Nadie pone en duda que el embarazo es un momento maravilloso para la mujer, que se siente plena y feliz gestando una vida en su interior. Pero esa responsabilidad y el amor hacia el pequeño que crece en su interior, también provoca inseguridades e, incluso, ansiedad.

Aunque cierto nivel de nerviosismo es bueno para mantenerse alerta, hay que mantenerlo a raya, no solo por la salud de la mamá, sino también por la de su hijo.

Una nueva investigación publicada en British Journal Of Psychiatry, ('Revista británica de Psiquiatría') de la Universidad de Cambridge, ha desvelado que el estrés materno moderado y prolongado durante el embarazo puede afectar al bebé antes y después de su nacimiento, e incluso a lo largo de su vida: tiene casi diez veces más riesgo de desarrollar un trastorno de personalidad a los treinta años.

Motivos que producen estrés a la embarazada

El estudio señala algunas de las razones que pueden provocar estrés durante la gestación: alteraciones hormonales, la incertidumbre sobre la maternidad, las molestias físicas o, incluso, un problema mental crónico.

Además, el doctor Ross Brannigan, autor principal, señala otros factores que pueden desarrollar estrés severo, como "la crianza de otro niño, la situación financiera de la familia o haber sufrido un trauma en la infancia, que contribuyen al desarrollo de trastornos de la personalidad y podrían haber desempeñado un papel importante”.

De ahí el interés de esta investigación, pues aunque otras ya había probado la asociación entre el estrés prenatal y el desarrollo de trastornos psicóticos, de ansiedad y depresivos, hasta este momento ninguna había incidido en averiguar si podía provocar trastornos de personalidad.

Y es que tal y como explican los autores, “un trastorno de la personalidad en la vida de alguien puede hacerle la vida difícil tanto para ellos, como para las personas que le rodean, pueden ser más antisociales, paranoicas o inestables”.

Refieren que una de cada 20 personas sufre trastornos de la personalidad, que suelen ir asociados con otros problemas como depresión, consumo excesivo de drogas y alcohol.

Un estudio de más de 30 años

Participaron más de 3.600 mujeres embarazadas que vivían alrededor de Helsinki, Finlandia, que fueron madres entre 1975 y 1976.

Cada mes, durante su gestación, se les preguntaba acerca de su nivel de estrés. Cuando sus bebés cumplieron 30 años se comprobó que 40 de ellos, con madres que habían sufrido estrés continuado durante su embarazo, estaban ingresados en hospitales por haber sido diagnosticados con severos trastornos de personalidad.

Conclusión: los niños expuestos a estrés materno severo fueron 9.53 veces más propensos a desarrollar un trastorno de personalidad que aquellos cuyas madres no lo experimentaron. El riesgo bajaba a cuatro, cuando el estrés era moderado.

El autor principal de la investigación reconoce que son conclusiones difíciles de comunicar ya que, aunque no quieren que las madres piensen que están dañando a su bebé a causa de su nerviosismo, "es importante que sepan que los altos niveles de estrés nos afectan".

Ideas para controlar el estrés durante la gestación

Estres Embarazo

Si sientes algún síntoma de estrés, físico o emocional (suelen ir juntos) es conveniente pararse a pensar qué te está afectando para ver la forma de frenarlo, y empezar cuanto antes a realizar actividades que te resulten placenteras.

Aunque cada mujer tiene sus preferidas, aquí tienes algunas ideas que pueden orientarte para saber por dónde comenzar:

  • Que te den un masaje. Durante el embarazo, son una buena manera de descargar tensiones, de relajarse e incluso descansar mejor, si los reservas para última hora de la tarde.

  • Tomar un baño. Sustituye la ducha rápida de todos los días por un baño de espuma y sales.

  • Escuchar tu música favorita. Puede ser clásica o moderna, siempre que te sirva para desconectar del mundo exterior y te relaje.

  • Hacer ejercicios de respiración-relajación. Además, aprender a relajarse es también una buena preparación al parto, ya que puede ayudarte a afrontar las sensaciones físicas durante el parto y a estar mentalmente más tranquila.

  • Leer. El embarazo es un buen momento para retomar tu afición por la lectura para dejarte llevar por las palabras que esconden sus páginas y olvidarte de las tensiones diarias. Y por si fuera poco, ayuda a conciliar el sueño si conviertes la lectura en tu rutina nocturna.

  • Hacer ejercicio. Caminar es uno de los ejercicios más completos y que más beneficios aporta a la embarazada y a su bebé, pero hay otros que también pueden irte bien.

Si no existe ninguna contraindicación, realizar ejercicio moderado y habitual durante el embarazo es bueno para la madre y para el bebé, reduce los niveles de estrés y proporciona un importante bienestar físico y mental. Salir en bicicleta, hacer natación, practicar yoga o Pilates para embarazadas, Tai-chi...

  • No llevarte el trabajo a casa. Para evitar el estrés laboral, es bueno desconectar al salir de la oficina y marcarse algunas pautas como no coger el teléfono o no consultar el correo en el tiempo libre. Si tu trabajo te provoca un estrés continuado, quizás sea momento de consultarlo con el médico, por si necesitas una baja médica.

  • Dedicarte tiempo a ti misma, ir a la peluquería, quedar con las amigas, salir a pasear con tu pareja... Sentirte guapa puede darte mayor seguridad y optimismo en el día a día.

  • Practicar sexo. Está demostrado que mantener relaciones sexuales durante el embarazo no solo no es peligroso para el bebé, sino que ofrece grandes beneficios para todos, entre los que se encuentran la fortificación de la relación de pareja, mejor calidad del sueño y descanso...

En definitiva, cualquiera de estas ideas o mejor, varias de ellas, pueden ayudarnos a evitar el estrés durante el embarazo y aumentar tu optimismo.

Vía | 'BBC News'

Fotos | iStock

En Bebés y Más | ¿El estrés es hereditario? Un estudio analiza las consecuencias de padecerlo durante el embarazo, La depresión de la madre durante el embarazo podría afectar el cerebro del bebé

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir