Publicidad

Ideas y recursos educativos catalogados por edades y recomendados por expertos, para que nuestros hijos aprendan inglés

Ideas y recursos educativos catalogados por edades y recomendados por expertos, para que nuestros hijos aprendan inglés
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Aprender un segundo idioma en la etapa adulta suele requerir de un gran esfuerzo, tiempo y mucha dedicación, pero cuando hablamos de niños, la cosa cambia. Y es que para ellos, el aprendizaje de un segundo idioma resulta más natural y sencillo, además de aportarles grandes beneficios.

Pero para que la adquisición de este segundo idioma tenga éxito es necesario adecuar la enseñanza a las capacidades y necesidades individuales del niño, prestando especial atención a cada etapa de su desarrollo. De este modo, el aprendizaje se llevará a cabo de manera respetuosa, natural y divertida.

Hemos hablado con los profesionales y expertos del grupo educativo Helen Doron, -especializado en la enseñanza del inglés a edades tempranas-, sobre los mejores recursos para enseñar inglés a los niños catalogados por edades. Y estas han sido sus recomendaciones.

Recursos para enseñar inglés a bebés

enseñar inglés a los niños

No solo es posible enseñar inglés a nuestros hijos desde que son bebés, sino que es muy beneficioso comenzar cuanto antes, pues a temprana edad la adquisición de un segundo idioma tiene lugar de manera natural, al igual que se aprende la lengua materna.

La forma de enseñar inglés a un bebé debe llevarse a cabo en una ambiente relajado y pausado, respetando la propia naturaleza del niño y recurriendo a juegos que favorezcan la estimulación de sus sentidos. Para ello, es fundamental apoyarse en recursos como la música, la repetición y el diálogo, que además ayudará a fortalecer el vínculo afectivo entre cuidador y bebé.

"En nuestras escuelas trabajamos con bebés a partir de los tres meses, pero en casa, los padres y hermanos mayores también pueden contribuir a que el bebé se familiarice con el idioma, aunque no se domine la lengua" - nos aconsejan los educadores de Helen Doron.

"A edades tempranas los niños aprenden a través de los sentidos y de una forma inconsciente, porque realmente su objetivo no es aprender sino comunicarse con quienes les rodean. En definitiva, el tacto, la vista, el olfato y el oído serán los encargados de ir transmitiendo conocimiento a nuestro bebé".

Según los expertos, entre los recursos que podemos utilizar para enseñar inglés a un bebé estarían:

  • Canciones infantiles en inglés
  • Vídeos en inglés de dibujos animados acordes a su edad
  • Pronunciar siempre en inglés aquellas palabras con las que el bebé esté más familiarizado, tales como agua, chupete, biberón, pan, sonajero, papá, mamá, abuelo, hermano...
  • Incluir también expresiones en inglés que utilizamos de manera habitual, como por ejemplo "es hora de ir a dormir", "¿tienes sueño?" "¿estás cansado?", "buenos días".... A medida que el bebé vaya creciendo, iremos añadiendo más vocabulario y expresiones en inglés.

Recursos para enseñar inglés a niños de tres a cinco años

enseñar inglés a los niños

Enseñar inglés a niños en la etapa de Infantil que aún no han adquirido la lectoescritura, se debe hacer de manera oral, de la misma forma que aprenden su lengua materna. Además, el ambiente debe ser lúdico y divertido, utilizando el movimiento y el juego libre como valiosas herramientas de aprendizaje.

Pero hemos de tener en cuenta que cada niño es único, por lo que la enseñanza del inglés debe llevarse a cabo respetando su naturaleza y sus ritmos de aprendizaje, pues no todos adquieren los conocimientos de la misma manera.

En este sentido habrá niños que se muestren más proclives a realizar una determinada actividad que otra, y atender esas particularidades es fundamental para que la adquisición del segundo idioma se haga de forma natural y respetuosa.

En cuanto a los recursos que los expertos nos proponen para enseñar inglés a niños en esta etapa destacarían las actividades físicas y juegos en grupo que conlleven el uso del idioma, además de trabajos manuales que les permitan explorar su creatividad al tiempo que aprenden. Algunos ejemplos podrían ser:

  • Construir relojes en cartulina para aprender las horas en inglés
  • Elaborar un calendario con materiales reciclados para aprender los meses del año o los días de la semana
  • Recopilar elementos de la naturaleza propios de cada estación del año

Recursos para enseñar inglés a niños de entre seis y nueve años

enseñar inglés

A partir de los seis años los niños ya comienzan a leer y a escribir, y su vocabulario oral es más amplio. Además, son capaces de permanecer durante más tiempo sentados y prestando atención a actividades que requieren de cierta concentración, y a medida que van creciendo pueden demandar desafíos intelectuales de mayor calado.

Pero el juego y la imaginación deben seguir siendo parte fundamental de su aprendizaje, por lo que es posible combinar todas estas destrezas, con juegos y actividades que ayuden a reforzar el inglés ya aprendido en etapas inferiores, al tiempo que adquieren nuevos conocimientos.

Los especialistas de Helen Doron nos proponen los siguientes recursos para seguir enseñando inglés en esta franja de edad:

  • Utilizar dibujos de emojis para ampliar el vocabulario, ya que por lo general, estos divertidos iconos que se han convertido en lenguaje universal, suelen llamar la atención de los niños, ayudándoles a identificar emociones y situaciones de forma fácil. De este modo, la asociación del emoji a la palabra en inglés que representa, será más fácilmente interiorizada por el menor.

  • Jugar al Veo Veo. Este clásico juego que todos hemos utilizado alguna vez para entretener a los niños en determinadas situaciones, es una excelente forma de ampliar vocabulario y repasar el alfabeto. Para jugar utilizaremos la expresión "I spy with my little eye something beginning with..."

  • Jugar a Simon says (Simón Dice). Este es un juego muy usado en educación primaria, y además de divertido resulta perfecto para comenzar a construir frases sencillas y mejorar la expresión oral. Para ponerlo en práctica se requiere al menos de tres jugadores, y uno de ellos hará el papel de Simón, que se encargará de ordenar a los demás lo que tienen que hacer. Por ejemplo, "Simon says: point the window"

  • Jugar a Words Chains (Palabras Encadenadas). Para jugar a este juego es necesario conocer bien la grafía de las palabras, para evitar errores. El primer jugador dice una palabra al azar, y el siguiente deberá decir otra que empiece por la misma sílaba con la que terminaba la palabra anterior.

  • Combinar el aprendizaje del inglés con otras áreas, como por ejemplo las matemáticas manipulativas. Aprovechando la época del año en la que estamos, podemos recopilar elementos de la naturaleza y utilizarlos para distintos fines, como por ejemplo contar, realizar operaciones sencillas, escribir los números utilizando piedras o palitos... y todo ello mientras practican el inglés.

Recursos para enseñar inglés a los adolescentes

Para niños a partir de nueve o diez años, es importante favorecer una adquisición lingüística compleja con la que cada alumno consiga identificarse. Por eso, los expertos aconsejan fomentar la expresión oral y escrita presentando temas variados y de interés para los niños y adolescentes.

Algunos de las temáticas que ayudarían a reforzar contenidos y adquirir el lenguaje adecuado para la vida adulta serían, por ejemplo, el espacio, la música, los misterios, la ecología o la alimentación saludable.

En definitiva, es fundamental adecuar los recursos a cada etapa de crecimiento y desarrollo del niño, respetando siempre su individualidad e intereses, y otorgando un papel importante al juego y la imaginación, especialmente a edades tempranas.

Fotos | iStock

Agradecimientos | Equipo educativo y profesional de Helen Doron

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir