Compartir
Publicidad

Algunos niños pasan menos tiempo al aire libre que los presos: por qué es importante el juego en su educación

Algunos niños pasan menos tiempo al aire libre que los presos: por qué es importante el juego en su educación
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Recuerdas tu infancia? ¿Cuánto tiempo pasabas correteando por la calle? Actualmente la realidad es que cada vez los niños pasan menos tiempo al aire libre. Muchas veces por culpa de los alocados horarios laborales de los padres, lo que conlleva una apretada agenda de extraescolares para pequeños que acaban pasando toda la tarde en el colegio. Otras veces el motivo es la inseguridad, de hecho según datos extraidos de un artículo publicado en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial, el 78% de los padres están de acuerdo en que, durante su infancia, el mundo era más seguro.

Sin embargo, el juego no puede desaparecer de la infancia de nuestros hijos. El juego es imprescindible para el aprendizaje, para criar niños felices, pero también para educar niños que el día de mañana sean capaces de resolver conflictos e inspirar a las nuevas generaciones. Es fundamental que como padres demos espacio y tiempo al juego de nuestros hijos.

Los niños pasan menos tiempo al aire libre que un preso

En algunos países, dos de cada tres niños se quejan de tener demasiadas actividades extraescolares, y casi la mitad de los padres, sienten que no encuentran tiempo para jugar con sus niños. El dato más llamativo, a la vez que inquietante, es que el 56% de los niños pasa menos tiempo al aire libre que los prisioneros de máxima seguridad en los EE.UU. según la investigación “Play in Balance” realizada por dos marcas de detergente británicas con 12.000 padres con hijos de entre 5 y 12 años. Según su conclusiones, los pequeños no solían superar los 30 minutos al día al aire libre mientras que los internos de las prisiones de máxima seguridad de Estados Unidos salen al patio al menos dos horas al día.

Y es que el problema de la conciliación obliga a muchos papás a llenar las agendas de sus hijos haciéndoles pasar mucho más tiempo haciendo extraescolares en vez de jugando, que es como deberían estar.

niñas

La importancia del juego en los niños

El informe del Foro Económico Mundial explica que el juego es libertad, es esencial para que los niños interactúen, experimenten y aprendan del entorno y del mundo que les rodea.

Jugar les permite crear y crecer, al conectar mental y físicamente a los niños con el mundo y esto se reflejará en el resto de sus vidas. “Es un derecho fundamental para todos los niños”, añade.

Según estas investigaciones el juego es imprescindible para promover habilidades que enseñarán al niño a desarrollar la inteligencia emocional, la resolución de problemas y la creatividad. Jugar a ser un superhéroe por un rato es aprender a liderar y por ejemplo, construir una torre con piezas es innovar.

Uno de los principales procesos cognitivos en la creatividad es el pensamiento original y se practica jugando. Un claro ejemplo lo encontramos en los juegos de construcción que se relacionan con el desarrollo que tendrán en el futuro de las habilidades de visualización espacial, conectadas con las capacidades matemáticas y las habilidades de resolución de problemas.

¿Qué podemos hacer?

El mundo cambia cada vez más rápido. El 56% de los niños que está hoy en la escuela trabajarán en puestos que aún no existen. Esto significa que tenemos que replantearnos la situación, evolucionar y adecuar nuestros sistemas educativos, los programas de selección en el trabajo y los procesos de evaluación, para que los niños del futuro estén preparados para lo que deparará el mañana.

El texto extraído de la reunión del Foro Económico Mundial concluye que es un hecho que “mientras más jueguen nuestros niños hoy, estarán las generaciones futuras más preparadas”. “El juego es necesario para educar niños que puedan resolver conflictos, problemas, construir comunidades conectadas socialmente e inspirar a la sociedad a florecer”.

Cualquier niño, esté donde esté en el mundo, debe tener derecho al juego. Y como padres, tenemos la obligación de favorecer las actividades lúdicas de nuestros hijos, dándoles tiempo y espacio para el juego, tanto por su bienestar actual como para su futuro.

En Bebés y más | El día que decidí dejar de estresarme por tonterías y comencé a dejar que mi hija se ensuciara al jugar, Los niños a jugar, que es lo suyo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos