Compartir
Publicidad

Juegos al aire libre y nada de pantallas: así crían los Duques de Cambridge a sus hijos

Juegos al aire libre y nada de pantallas: así crían los Duques de Cambridge a sus hijos
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los Duques de Cambridge siempre son noticia. Recientemente supimos del tercer embarazo de Kate Middleton y en Bebés y Más nos hemos hecho eco en varias ocasiones de la forma en la que los Duques han decidido educar a sus hijos, poniendo en práctica la escucha activa, un manejo respetuoso de las rabietas y el método Montessori como forma de aprendizaje.

Recientemente ha trascendido también que los Duques son contrarios a que sus hijos jueguen con pantallas y móviles, por lo que parece que los iPads no entran a formar parte del entretenimiento de los pequeños George y Charlotte.

Mucha naturaleza y cero pantallas

Los Duques Guillermo y Kate están muy volcados con la educación de sus hijos, y una de sus prioridades es que lleven una vida lo más normal posible y fuera de los muros del palacio. Quieren que sus hijos crezcan libres y aprendan, exploren y jueguen en entornos naturales, siguiendo las premisas de la filosofía Montessori.

Así pues, y según informa la revista Parents, los pequeños Charlotte y George, de dos y cuatro años de edad respectivamente, pasan muchas horas montando en bicicleta, haciendo excursiones al aire libre o desarrollando su creatividad mientras juegan con muñecas.

Además, hay algo en lo que sus padres son tremendamente estrictos y es en el uso de móviles y pantallas. Tanto Kate Middleton como el Príncipe Guillero quieren que sus pequeños crezcan como crecieron ellos, sin necesidad de recurrir a los iPads ni a los móviles para entretenerse.

Los Duques de Cambridge no son los primeros ni los últimos padres que siguen esta norma esctricta relativa a la crianza y educación de sus hijos. De hecho, hace dos años nos hicimos eco de un colegio británico en donde sus alumnos no tienen ningún tipo de contacto con las últimas tecnologías, y en donde ni siquiera se hace uso de los ordenadores para trabajar hasta los 14 años.

Pantallas

En una sociedad tecnológica como la nuestra, ¿tiene sentido esta prohibición?

A mi modo de ver, parece complicado aislar a unos niños de algo que está ahí, que forma parte de su vida y de nuestro día a día, y que sin duda será su futuro. La tecnología en sí no es mala, pero hay que saber gestionarla para que los niños hagan un uso adecuado y razonable de ella y no les afecte de forma negativa en su desarrollo emocional y social.

Desgraciadamente es frecuente recurrir a las pantallas para calmar a los niños. ¿Que padre no ha dado un Ipad a su hijo durante un viaje largo en coche o durante una sobremesa en un restaurante? ¿Quién no ha dejado a su peque el móvil un ratito para conseguir unos minutos de tranquilidad?

Confieso que yo sí lo he hecho alguna vez, aunque trato de tener siempre muy presente la importancia de controlar el tiempo que pasan delante de las pantallas, así como los consejos de los pediatras que hablan de evitar la exposición de los bebés de hasta 18 meses y de limitar los contenidos hasta los 24 meses.

No cabe duda de que los juegos tradicionales y las actividades al aire libre son necesarias y fundamentales para los niños: saltar, correr, disfrutar de la naturaleza y del aprendizaje a través de la experimentación y el juego simbólico es extraordinario.

Pero yo me pregunto, ¿está todo esto reñido con el uso de las nuevas tecnologías?

Cada familia educa y cría como considera, y todas las opciones son perfectamente válidas siempre que se respete a los niños y se busque su bienestar. Por tanto, y dejando a un margen la decisión de los Duques de Cambridge, me gustaría generar un debate abierto y respetuoso en torno a este tema: ¿pantallas sí o no y por qué?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos