Compartir
Publicidad

Eva Longoria se lleva a su bebé de dos meses a trabajar, algo que muchas madres quisieran y otras no tanto

Eva Longoria se lleva a su bebé de dos meses a trabajar, algo que muchas madres quisieran y otras no tanto
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Santiago Enrique, el primer hijo de la actriz de "Mujeres desesperadas" y de su marido, el empresario Pepe Batón, nació el pasado 19 de junio.

Dos meses después de ser madre, Eva Longoria no ha querido separarse de su bebé ni un momento y ha ido con él a la primera lectura de guión de la próxima serie en la que trabajará.

Seguro que al ver la foto del momento en las redes sociales, muchas madres recientes sentirán envidia de la posibilidad de poder ir a trabajar con su bebés. Otras, sin embargo, prefieren quedarse en casa al menos los primeros meses para cuidar de él en exclusiva y luego recuperar su ritmo laboral anterior al embarazo. Todas las opciones son legítimas.

Eva Longoria, una madre trabajadora

"¡El primer día de trabajo y vean quién es mi asistente de dirección! Tiene un escritorio y todo!", ha escrito Eva Longoria en Instagram, mientras cogía el pie a su hijo Santiago.

En la imagen que la actriz compartió en su cuenta de Instagram se ve al bebé sentado en un balancín, rodeado de juguetes, sobre el escritorio de su madre.

Además de la serie española Gran Hotel, a la que acudió con su hijo, ya está confirmado que hará de madre en la película 'Dora la exploradora', así que el pequeño Santiago tendrá que acostumbrarse a trabajar con su madre.

Porque no es la primera vez que la actriz acude con su pequeño a trabajar. No se había cumplido ni un mes de su parto, cuando Eva acudió con su bebé a una sesión de fotos, tal y como publicó en Instagram. Según sus comentarios, pudo experimentar lo difícil que resulta compaginar la vida laboral con el cuidado de un bebé:

"Mi primera sesión de fotos tras el embarazo. No voy a mentir, esta ha resultado difícil, intentando dar el pecho y organizarme en función de los horarios de Santiago".

Por suerte, el niño se comportó como un auténtico profesional ante los focos.

Baja ampliada por maternidad

Nuestra compañera Lucy Ortega escribía un artículo sobre la necesidad de valorar más la baja por maternidad, que explica perfectamente cómo se siente una mujer tras ser madre y todos esas emociones que se agolpan en tu cabeza: la imperiosa obligación (a veces solo en la cabeza) que sientes por regresar al trabajo cuanto antes y a la vez, la culpa y la decepción de separarse de su bebé por primera vez:

"Actualmente muchísimas mujeres elegimos trabajar fuera de casa, algunas por convicción propia y otras porque sienten que si no lo hacen están cometiendo alta traición al feminismo y los derechos por los que tanto lucharon nuestras antecesoras".

Sea como sea, lo cierto es que muchas veces se nos obliga a a regresar a nuestros trabajos demasiado pronto. Las opciones cuando eso ocurre pasan por: dejar a nuestros bebés en una guardería con gente extraña o con los abuelos o algún familiar (si tenemos suerte).

De ahí que muchas mujeres sigan luchando por ampliar la baja por maternidad de las 16 semanas actuales en España a seis meses, tiempo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda entre otras cosas, para garantizar la lactancia materna exclusiva durante este periodo. Así lo defendía Ariadna Artiles, cuando tuvo que reincorporarse al trabajo.

Y es que, tal y como comentaba Lucy, la mujer necesita más tiempo para recuperarse y aprender a compaginar sus nuevas obligaciones.

A la oficina con el bebé

Mujer al ordenador con el niño en brazos

Eva Longoria solo es un ejemplo visible de la posibilidad que tienen algunas madres de ir con sus hijos al trabajo. En abril, el Senado de Estados Unidos aprobaba una norma por la que se permitía que las mujeres pudieran acudir a la Cámara con su bebé, tras la solicitud de la senadora Tammy Duckworth, que había sido madre recientemente.

Está claro que ellas son una privilegiadas y que la posibilidad de acudir a la oficina a trabajar con tu hijo es imposible para la mayoría de las mujeres, aunque no debería ser tan descabellado, dependiendo, eso sí, de la profesión. Pero, como ya te hemos advertido en otras ocasiones, llevarlo tampoco es la panacea: tiene sus puntos buenos y malos.

Para no separarse de sus hijos y lograr conciliar la vida laboral y personal, algunas empresas ofrecen la posibilidad del teletrabajo (aquí en España aún va muy despacio el tema) o las guarderías en las propia empresas. De hecho, son dos posibilidades que apunta la CEOE en su informe "Perspectiva empresarial sobre la conciliación de la vida laboral y familiar", aunque admite que son difíciles de llevar a cabo por la Pymes españolas.

Pero tal y como explica Magnet Xataka:

*"En España, tan solo un 7% de los empleados lo ejerce y solo un 13% de las empresas lo ofrece, según un estudio de Eurofound y la Organización Internacional del Trabajo (OIT)".

Y eso, teniendo en cuenta que "un reciente estudio publicado por Nicholas Bloom de la Universidad de Stanford analiza cómo una empresa China obtuvo más ganancias gracias a enviar a sus trabajadores a casa. En resumen, observó que las personas que teletrabajaban eran más felices, más productivas y además hacían ganar más dinero a sus empresas".*

Otra alternativa, cuando la profesión lo permite, es dejar el puesto en una empresa y comenzar a trabajar por cuenta propia, desde casa. Aunque lo que a priori puede parecer la mejor solución, no siempre es tan sencillo cuando estas rodeado de niños pequeños.

"Sí quiero volver a trabajar"

Es una opción deseada por algunas madres (bastantes). Si eres una de ellas no tienes que sentirte culpable por desearlo, ni mucho menos. Querer recuperar el rol laboral y femenino no significa ser peor madre que aquellas que abandonan su trabajo para dedicarse en exclusiva a la crianza de sus hijos. Cada persona tiene sus prioridades y hay que respetarlas.

De hecho, Eva Longoria no es la única actriz que ha decidido ir con su hijo al trabajo. Hace unos meses Jessica Alba acudía con su recién nacido Hayes a una reunión y compartía una foto en la que daba de mamar a su pequeño. Y reconocía que:

*"No os voy a mentir, me es imposible desconectar por completo del trabajo. Y me he sentido bien volviendo (aunque solo fuese por medio día)". *

A partir de entonces, no ha dejado de publicar imágenes de ella dando el pecho a su bebé en la oficina como una auténtica "working mom", que es como le gusta llamarse.

Una realidad que la actriz comparte con otras madres con una carrera laboral antes de quedar embarazadas. Reincorporarse al trabajo supone una mezcla extraña de sensaciones, que oscilan entre la amargura por separarte de tu bebé tras varios meses inseparables y la ilusión de volver a sentir que hay más vida fuera de los pañales.

Quizás fuera la responsabilidad de sus cargos, pero nuestras políticas españolas se reincorporan al trabajo "demasiado pronto". Fue el caso de la desaparecida Carme Chacón, cuya baja maternal solo duró 42 días, cuando era Ministra de Defensa o la hasta hace poco Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que se ocupó del traspaso de poderes del nuevo gobierno habiendo dado a luz a su hijo escasos 11 días antes.

Lo que está claro es que hay ejemplos para todos los gustos y que es la situación personal, laboral y económica de cada madre la que determine de qué forma va a conciliar su trabajo con la maternidad. Una tarea difícil, aunque siempre encontramos la manera de cuidar a nuestros hijos, vengan con nosotros a trabajar o se queden al cuidado de otras personas hasta nuestra vuelta.

Fotos | Instagram de Eva Longoria

En Bebés y Más | "¡Dios mío, qué he hecho con mi vida!": tranquila Eva González, todas las madres primerizas nos lo hemos preguntado alguna vez, Carolina Bescansa, diputada de Podemos, asiste al Congreso con su bebé

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio