Compartir
Publicidad

¿Es un buen ejemplo la vuelta al trabajo de Soraya Sáenz de Santamaría?

¿Es un buen ejemplo la vuelta al trabajo de Soraya Sáenz de Santamaría?
Guardar
85 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tres años hablamos en Bebés y más de la entonces Ministra de Defensa Carme Chacón y de su baja de maternidad de 42 días, tras los cuales se incorporó al trabajo, mientras su pareja se hacía cargo de su bebé.

Ahora, el caso de Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del Partido Popular en el congreso, es tema de actualidad porque se le ha encomendado la tarea de ocuparse del traspaso de poderes habiendo dado a luz a su hijo hace escasos 11 días.

Hace una semana explicábamos las propuestas del Partido Popular para las familias y valorábamos cuáles eran las propuestas de los partidos en cuanto a conciliación laboral y familiar.

Pues bien, en el fondo da un poco igual lo que dijera el Partido Popular si 10 días después de dar a luz una mujer de su partido tiene que volver al trabajo, no cumpliendo siquiera las 6 semanas que se le otorgan obligatoriamente a una mujer (pasadas las seis semanas es cuando el hombre puede coger la baja para hacerse cargo del bebé, pero no antes).

La primera vez que se le vio públicamente fue en el mitin de final de campaña del PP y de manera más multitudinaria en la celebración de la victoria de su partido en el balcón de Génova, 10 días después de dar a luz a su primer hijo, Iván, donde Rajoy le instó a que no botara, dado que aún está recuperándose de su reciente maternidad.

Así que dado que esta mujer forma parte del gobierno, es un personaje público y conocido y ha decidido vivir su baja maternal entre reuniones, llamadas de teléfono, agendas y entrevistas, en vez de pasarla entre pañales, tetas, eructitos, besitos y conociendo al hijo que acaba de tener, pregunto: ¿Es un buen ejemplo la vuelta al trabajo de Soraya Sáenz de Santamaría, 10 días después de dar a luz?

Mi respuesta ya la sabéis. Yo siempre pienso en los bebés, así que pensando en el bebé, poniéndome en sus huesos, seguro que con 10 días estaría echando mucho de menos a la madre que me ha gestado, que es la persona que más conozco porque, tras nueve meses dentro suyo, conozco su olor, su sabor, su voz y conozco el latido de su corazón. Conozco todo eso que me sirve para estar bien ahora que estoy afuera. Es olerla, es chuparla, es oírla, es estar en sus brazos, y me calmo.

La pena es que mi madre se ha ido a trabajar- Pues nada, tendré que buscarme otro olor, otro sabor y otra voz a la que acostumbrarme, mientras mi madre se supone que va a luchar, con los de su partido, para que las madres y padres puedan pasar más tiempo con sus hijos.

No sé, a ver qué opináis vosotr@s al respecto.

Vía y Foto | El Mundo
En Bebés y más | La baja maternal de la ministra de Defensa, Al Parlamento Europeo con su bebé a cuestas, La conciliación llega al Parlamento Europeo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos