La primera en la lista de prioridades para el 2023 soy yo: por mi y por mi familia

La primera en la lista de prioridades para el 2023 soy yo: por mi y por mi familia
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Como cada fin de año, estoy en pleno balance de lo que han sido estos últimos 12 meses para mi. Me gusta hacerlo como ejercicio para tener claro lo que ha sido, así como por donde quiero encaminar el siguiente a través de mi lista de "propósitos de Año Nuevo". Esta vez lo tengo clarísimo: esta vez me voy a poner dentro de mi lista de prioridades, por mi y por mi familia.

Para cuidar bien tienes que estar bien tú

Conocí esta frase tras convertirme en madre y creo que es un mantra que deberíamos repetirnos una y otra vez porque con demasiada frecuencia damos más de lo que tenemos, y cuando el día a día te exige tanto y la carga mental se multiplica día tras día, necesitas recargarte.

Y no, no me refiero a aplicarte una crema tras la ducha o pintarte las uñas, sino a invertir tiempo en ti que te permita descansar tanto a nivel físico como mental (y muy especialmente este último).

Si mentalmente estás agotada, es muy complicado tener paciencia y ser tolerante: todo lo contrario, estás más irascible y es muy probable que reacciones de forma violenta ante cualquier situación, por simple que sea. El sentimiento de culpa se encarga que todos esos sentimientos crezcan y al final todo lleva a una gran bola de nieve que cuesta mucho gestionar.

Empieza por valorar todo lo que haces

Autocuidado

Como madres, estamos acostumbradas a hacer lo que tenemos que hacer sin pararnos a pensar en el valor que tiene. Son nuestras responsabilidades (que idealmente deben ser compartidas con la pareja), pero eso no quiere decir que no merezcamos y necesitemos compensar nuestro esfuerzo.

La imagen de madre sacrificada y abnegada no es sana, ni para nosotras mismas ni para los demás (empezando por nuestra propia familia). Ni somos perfectas, ni llegamos a todo y tampoco debemos echarnos toda la carga en nuestra espalda sin rechistar. Necesitamos tiempo para nosotras, ya sea en un spa, tomando clases de yoga o en el sofá de nuestra casa mirando al techo y difsrutando del silencio.

Independientemente que trabajemos dentro o fuera de casa, de vez en cuando las madres necesitamos desconectar de todo para conectar con nosotras mismas.

Independientemente que trabajemos dentro o fuera de casa, porque ambas situaciones son muy duras, de vez en cuando las madres necesitamos desconectar de todo para conectar con nosotras mismas.

Por eso este año mi lista de propósitos empieza con mi nombre. Quiero hacer muchas cosas como madre, como profesional y como pareja, pero para alcanzarlas tengo claro que necesito cuidarme más de lo que hago hasta ahora. Ya he avanzado mucho en este sentido y me he dado cuenta que enseguida recoges los frutos: si tú estás bien, tu familia lo estará más aún.

Temas
Inicio