Los mejores juegos y actividades para enseñar a los niños a ser más pacientes
Juegos y juguetes

Los mejores juegos y actividades para enseñar a los niños a ser más pacientes

La paciencia es una capacidad que deberíamos cultivar desde que somos pequeños. Como herramienta, nos ayuda a gestionar mejor la frustración, a tomar mejores decisiones y a trabajar de una forma más consciente y asertiva para alcanzar nuestros objetivos en la vida.

En un mundo regido por la inmediatez, en lo efímero y en del "todo para ya" sin duda es un valor al que deberíamos prestar más atención. Como ocurre con la mayoría de enseñanzas que queremos transmitirles a nuestros hijos, hay dos formas muy efectivas para hacerlo: a través del ejemplo y del juego, teniendo en cuenta que siempre debemos implicarnos y acompañarles en este proceso.

Los mejores juegos para entrenar la paciencia en los niños

Papiroflexia

Papiroflexia

Esta, sin duda alguna, es una practica perfecta, entre otras cosas, para fomentar la paciencia en los niños a través del juego,  ya que para conseguir el resultado necesitan realizar un proceso que requiere tiempo y en el que no se pueden saltar pasos. Al ser una actividad que generalmente realizaremos con ellos cuando muy pequeños,  podemos hablar de estos conceptos de una forma apropiada para que vayan familiarizando con ellos.

Os dejamos algunas ideas:

Pintar mandalas

Pintar es una de las actividades más beneficiosas para estimular la  creatividad y la concentración de los niños. Si además utilizan como lienzo una mandala, también fomentamos la paciencia. Al tratarse de dibujos con patrones pequeños, se necesita invertir tiempo y hacerlo de forma pausada para lograr un buen resultado.

Armar puzzles

Los puzzles son otro juego muy útil y versátil porque existen incluso versiones en madera, especiales para niños muy pequeños, que les introduce en el mundo de la paciencia y la constancia (al principio no poder encajar las piezas puede ser un poco frustrante, pero es un gran ejercicio para ellos).

Jugar a juegos de mesa

Dentro de los muchos beneficios que traen los juegos de mesa, uno muy importante es el de afianzar el significado del "turno". Interiorizar el concepto del tiempo es un proceso, y con este ejercicio les será más fácil entender y ponerlo en práctica.

Hay opciones con reglas muy sencillas, especiales para niños pequeños. Mi consejo es que no les presionéis para jugar de la forma en la que se supone que debe hacerse, ya que al principio igual solo quieren manipular las piezas. Una vez saciada la curiosidad, podemos empezar a interactuar con ellos y con el juego de forma paulatina hasta que sean capaces de comprender en qué consiste.

Otras actividades para entrenar la paciencia en los niños

Musica

Aprender a tocar un instrumento musical

En este caso, la paciencia viene de la mano de la cantidad de repeticiones que se necesitan tanto para aprender a tocar un instrumento en sí, como para sacar adelante una pieza musical. Sin duda, una de las mejores y más enriquecedoras actividades que pueden practicar los niños.

Hacer manualidades

Como ocurre con la papiroflexia, cuando hacemos manualidades debemos seguir una serie de pasos (a veces que incluyen una cierta espera, como cuando utilizamos pegamento), que puede repercutir directamente en el resultado final. Es una gran forma de enseñarles de una forma práctica qué ocurre cuando no tenemos paciencia y queremos acelerar los procesos.

Os dejamos algunas ideas:

Ver la tele en familia

Este es una de las actividades con las que podemos reforzar el concepto de "esperar al turno", especialmente cuando son muy pequeños. En casa, cuando ponemos la televisión, cada una puede elegir un capítulo de los dibujos que más les gusten. La mayor lo entiende perfectamente y nos funciona genial para alcanzar dos objetivos: el primero, que la menor comprenda que debe esperar a ver lo que quiere después de su hermana (cuando le toca a ella elegir primero), y para que no se nos vaya de las manos el tiempo delante de las pantallas.

Imagen |  Freepik

Temas
Inicio