Nueve sorprendentes beneficios que tiene para los niños pintar mandalas

Nueve sorprendentes beneficios que tiene para los niños pintar mandalas
Sin comentarios

Pintar es una de las actividades más beneficiosas para estimular la creatividad y la concentración de los niños. Si además utilizan como lienzo una mandala, estas ventajas se pueden multiplicar de forma exponencial.

Los mandalas son un conjunto de formas geométricas que representan las características de lo que nos rodea. Tienen su origen en la India y la palabra significa "círculo perfecto": por eso tienen un centro bien definido y diseños simétricos en el entorno para formar una pieza única. Muchas personas utilizan los mandalas por sus virtudes terapéuticas, ya que al pintarlos, focalizas tu atención y esto puede repercutir directamente en tu estado emocional.

¿Qué beneficios trae para los niños pintar mandalas?

Mandalas Ninos
Taller de la calma. Mandalas maravillosos (Castellano - A PARTIR DE 6 AÑOS - LIBROS DIDÁCTICOS - Taller de la calma)

Taller de la calma. Mandalas maravillosos (Castellano - A PARTIR DE 6 AÑOS - LIBROS DIDÁCTICOS - Taller de la calma)

Según los budistas, su forma circular y sus dibujos ayudan a las personas a ordenar su yo interior y a encontrar el equilibrio. Esto funciona tanto para los niños como los adultos, así que esta es una muy buena opción para hacer una actividad juntos:

1. Fomentan la atención y la concentración, al tratarse de dibujos hecho a partir de figuras muy pequeñas, los niños deben concentrarse en cada uno de ellos para avanzar.

2. Favorecen la psicomotricidad fina, ya que las mandalas se componen de partes muy pequeñas que necesitan destreza en los dedos a la hora de pintarlas.

3. Reducen el estrés y la ansiedad: cuando los pensamientos se concentran en una actividad simple, su cerebro (tanto de niños como de adultos), tiende a relajarse. Tiene mucho que ver con focalizar la atención y olvidarse de otros distractores (como el deseo de coger el móvil), o de olvidarse de algún episodio que no haya sido agradable y haya ocurrido recientemente.

4. Ayudan a desarrollar la paciencia, la perseverancia y la constancia, ya que se trata al tratarse de dibujos con secciones muy pequeñas, el niño debe invertir mayor cantidad de tiempo para ver el resultado final.

5. Les permiten adquirir conocimientos sobre formas geométricas y estimular su razonamiento espacial. Si el niño es pequeño, podemos aprovecharlos para enseñarle las formas: "esto es un triángulo, ¿qué te parece si los pintas todos con tu color favorito?"

6. Aumentan la creatividad y la imaginación, ya que les permitirá combinar colores y figuras que pueden llegar a tener un significado más complejo en su cerebro.

7. Benefician la motivación al logro, ya que el niño seguramente sentirá la necesidad de mejorar los trazos y el resultado final cada vez que los pinte.

8. Aumentan la autoestima: ya que se trata de una actividad que requiere esfuerzo por su parte. Terminarlo es un gran logro para ellos (principalmente cuando están empezando a utilizarlos).

9. Estimulan el sentido de la estética: a medida que el niño se familiarice con los mandalas, percibirá que hay combinaciones de colores que le gustan más que otros y que cada elección repercute en el resultado como un todo.

En Bebés y Más | El 98 por ciento de los niños de cinco años son genios de la imaginación: ¿qué acaba matando su creatividad innata?)

Temas
Inicio