Compartir
Publicidad

Juguetes educativos musicales: las cinco grandes ventajas que aportan al desarrollo de los niños

Juguetes educativos musicales: las cinco grandes ventajas que aportan al desarrollo de los niños
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La música es fundamental en la vida de los niños, pues contribuye a su desarrollo cerebral y les aporta múltiples múltiples beneficios, ayudando a mejorar su concentración y expresión corporal, favoreciendo el aprendizaje del habla, estimulando su imaginación y creatividad, y desarrollando su inteligencia.

Una excelente forma de incorporar la música en la vida de los niños es mediante el uso de juguetes educativos musicales o instrumentos de juguete. Te damos algunas claves para acertar con su elección y te contamos todo lo que pueden aportar.

Uso de juguetes educativos musicales: ¡todo son ventajas!

juguetes musicales

Seguro que conoces todos los beneficios que aporta la música en el desarrollo de los niños. Quizá esto te lleve a poner música a tu bebé en el iPad o recurrir a juguetes electrónicos con diversas melodías y sonidos.

Sin embargo, este tipo de estrategias no fomentan aspectos tan importantes como la creatividad o la psicomotricidad. En cambio, a través de los juguetes educativos musicales, los niños podrán crear su propia música desde el sentimiento y la imaginación, sin nada ni nadie que les dirija o guíe en su actividad.

Entre las ventajas que aportan este tipo de juguetes destacan:

  • Curiosidad y creatividad

Muchos de los juguetes que tienen los niños reproducen un sinfín de melodías, sonidos y canciones con tan solo apretar un botón.

Sin embargo, con los juguetes musicales, los niños enseguida aprenderán que lo que tienen entre manos necesita de ellos para reproducir notas musicales o sonidos, bien sea mediante la percusión, el viento o las cuerdas. Y a medida que su creatividad y curiosidad vayan aumentando, los sonidos reproducidos formarán melodías más complejas.

  • Contribuye a la adquisión del lenguaje

Los estímulos sonoros son claves para el aprendizaje del habla del bebé, y es que el lenguaje, al igual que la música, tiene fuertes patrones rítmicos. Por ello, escuchando los diferentes sonidos que reproducen los instrumentos musicales, los niños aprenderán a distinguir también el rimo de las sílabas, favoreciendo el desarrollo del lenguaje.

  • Favorece la expresión artística

Todos los niños llevan dentro de sí un artista, y en función de la educación y estímulos que reciban en sus primeros años de vida, el artista aflorará o no. Por eso es tan importante que el niño experimente con diversas disciplinas artísticas desde muy temprana edad (entre ellas, la música), con el fin de poner a su alcance las herramientas que necesita para expresar sus emociones y sensaciones.

  • Favorece las relaciones con los demás

Y dado que a través de la música el niño encuentra la posibilidad de mejorar la expresión de sus emociones, esto también le servirá para mejorar sus relaciones con los demás. No en vano, de la música se dice que es el "lenguaje universal".

  • Ayuda a desarrollar la motricidad y la coordinación

En general, la música ayuda al desarrollo motor de los niños, ya que mejora la coordinación, el equilibrio y la reacción ante los estímulos que llegan del exterior.

Pero además, los juguetes educativos musicales suponen un ejercicio constante de psicomotricidad, ya que el niño debe mover brazos, manos y dedos para crear sonidos, mejorando además su coordinación óculo-manual y su expresión corporal.

¿Qué juguetes musicales educativos puedo ofrecer a mi hijo?

juguetes de percusión

A la hora de escoger un juguete musical educativo debemos tener en cuenta la edad del niño y su fase de desarrollo, ya que hay juguetes o instrumentos que pueden requerir de una mayor coordinación y destreza a la hora de reproducir música, por lo que estarían indicados para niños algo más mayores.

Entre los recomendados destacarían:

  • Juguetes musicales de percusión, tales como tambores, bongos, caja china, xilófonos, panderetas, castañuelas, triángulos o platillos.

La mayoría de este tipo de juguetes educativos están fabricados en madera y especialmente pensados para los más pequeños, pues al no requerir de fuerza para reproducir sonidos, el niño se siente motivado a descubrirlos.

Tocarlos suponen un ejercicio constante de psicomotricidad, y una forma fantástica para expresar emociones y desarrollar la concentración.

  • Juguetes musicales de viento, como la flauta, la armónica o la trompeta.

Son perfectos para niños en edad preescolar, ya que requieren de cierta destreza para reproducir sonidos, que los bebés o niños muy pequeños puede que no hayan alcanzado.

Su tamaño es muy manejable y, a diferencia de los anteriores, ofrecen mayores posibilidades a los niños a la hora de crear melodías. Los instrumentos musicales de viento ayudan al niño a controlar su respiración.

  • Juguetes musicales de cuerda, como la guitarra, el ukelele o el teclado.

En muchas ocasiones, los padres ofrecen a sus hijos guitarras, ukeleles o teclados de juguete, como paso previo a comprarles el instrumento real. Los juguetes musicales de cuerda permiten al niño una infinita variedad de combinaciones de sonidos, estimulando al máximo su capacidad de crear, fomentando su psimotricidad y su expresión corporal.

Ofrezcamos a nuestros hijos instrumentos musicales desde muy temprana edad; son todo ventajas, e incluso puede que nos ayuden a descubrir a un pequeño genio que hasta entonces desconocíamos.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio