Compartir
Publicidad

Escuchar música ayudaría a mejorar el desarrollo cerebral de los bebés prematuros

Escuchar música ayudaría a mejorar el desarrollo cerebral de los bebés prematuros
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace varios años, se ha comprobado que la música puede ayudar en el desarrollo de bebés y niños, y en el caso de los bebés que nacen de forma prematura no es la excepción. Ahora, un nuevo estudio, encontró que escuchar música podría ayudar a mejorar el desarrollo cerebral de los bebés prematuros.

Publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, el estudio analizó el efecto que tendría escuchar música, en el desarrollo del cerebro de aquellos bebés que habían nacido de forma prematura, ya que ellos tienen un mayor riesgo de presentar algún trastorno neurológico.

Para ello, investigadores de la Universidad de Ginebra tuvieron una propuesta que ayudaría a realizar de mejor manera su estudio: componer música específicamente para bebés prematuros, y analizar los efectos e impacto que ésta tendría en su desarrollo cerebral.

Con ayuda del compositor Andreas Vollenweider, se crearon estímulos musicales relacionados con las condiciones de los bebés. Se compuso una estructura musical a base de estímulos placenteros, que acompañaran a los bebés durante momentos clave de su día: al despertar, al dormir y mientras interactuaban con otros adultos cuando estaban despiertos.

Para elegir los instrumentos adecuados, el músico hizo pruebas con diversas opciones junto a los bebés en presencia de una enfermera especializada en el cuidado del desarrollo. Algunos de ellos, ayudaban a calmar a los bebés de inmediato, y eventualmente, lograron componer melodías de ocho minutos para cada momento utilizando instrumentos como arpas, flautas indias y campanillas.

Los resultados del estudio muestran que las redes neuronales de los bebés prematuros que escucharon esa música se desarrollaron mejor que aquellos bebés que no lo hicieron, particularmente en las redes que influyen en muchas funciones sensoriales y cognitivas.

Sin música, los bebés prematuros en general, mostraron una conexión funcional más pobre entre diversas áreas del cerebro, comparado con bebés que llegaron a término, confirmando uno de los efectos negativos del nacimiento prematuro en el cerebro de los bebés.

Por lo general, en las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) donde suelen permanecer los bebés prematuros, los sonidos que se escuchan son ambientales y no precisamente agradables o tranquilizantes: como el flujo y conversaciones de las personas que ahí están, así como los sonidos de los aparatos que les monitorean.

Proporcionar un mejor ambiente para ellos mientras se encuentran ahí a través de la música, así como otras medidas que se han tomado en años recientes, como permitir que los padres les tomen en brazos para hacer piel con piel y permanezcan más tiempo con ellos, es algo que definitivamente puede ayudar a mejorar su desarrollo.

Por ello, los investigadores concluyeron que poner música a los bebés que haya nacido de forma prematura, ayuda a que sus funciones cerebrales sean similares a las de los bebés que llegaron a término, demostrando que el efecto de la música es beneficioso para el cerebro de estos bebés.

Foto | iStock
Vía | Good News Network

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio