Compartir
Publicidad
Plan de parto: cómo elaborarlo
Embarazo

Plan de parto: cómo elaborarlo

Publicidad
Publicidad

Durante el embarazo, nos vamos preparando con todas las cosas necesarias para el día en el que finalmente nazca nuestro bebé: su ropita, el lugar donde dormirá, las cosas que necesitará, la maleta para el hospital, etcétera.

Pero también hay algo importante que se recomienda hacer a todas las mujeres embarazadas: un plan de parto. Te contamos qué es y cómo elaborarlo.

Qué es un plan de parto

Como su nombre lo dice, un plan de parto es el documento en el que estableces o planeas cómo te gustaría que fuera tu parto. Funciona como una especie de guía para que el personal médico conozca tus elecciones y/o preferencias para el momento en el que nazca tu bebé.

El plan de parto se recomienda que todas las mujeres embarazadas lo hagan, pero es algo completamente opcional que las madres pueden entregarle a quienes atiendan o asistan en su parto, y que estará personalizado a las necesidades de cada mujer.

En él, se pueden incluir tus deseos acerca de la realización de ciertas intervenciones médicas y el tipo de parto que quieres tener, pero aunque estén escritas en él, puedes manifestar que deseas cambiar de opinión, llegado el momento del parto.

El objetivo o la intención del plan de parto, además de que sea un documento en el que especifiques claramente tus preferencias, es que estés informada con anticipación, para que así puedas decidir de forma responsable.

Cómo elaborar tu plan de parto

Embarazada Escribiendo

Se recomienda elaborarlo entre las semanas 28 y 32 del embarazo, para que se tenga el tiempo suficiente de planearlo con tranquilidad, elegir conscientemente y poder tener toda la información acerca del parto, así como consultar con tu médico las dudas que se te presenten.

Probablemente te preguntes qué se incluye en el plan de parto, o si éste se limita únicamente a las posibles intervenciones médicas que te propongan o sean necesarias cuando llegue el momento de que nazca tu bebé.

Pero en plan de parto, no sólo se manifiesta tu elección acerca de los procedimientos a realizar, sino que se incluye también una lista de preferencias personales que te ayudarán a tener el parto que deseas como:

  • La elección de la ropa que llevarás: si es la bata o camisón del hospital o si llevaras tu propia ropa para el momento del parto.
  • Si quieres que se tenga alguna ambientación en particular para que te sientas más cómoda, como elegir y poner tu propia música, que te ayude a relajarte y prepararte para la llegada de tu bebé.
  • Indicar quienes deseas que te acompañen durante el parto.

En cuanto a lo médico, en el plan de parto deberás anotar y especificar las preferencias sobre cada procedimiento, por ejemplo:

Una vez terminado, podrás entregarlo a tu ginecólogo días antes de tu fecha estimada de parto, o incluso llevarlo al hospital el mismo día que te ingresen, para que el personal médico esté al tanto de lo que deseas.

Recuerda que el plan de parto es una guía para que quienes te asistan conozcan tus preferencias, sin embargo, no es algo rígido y siempre tienes derecho a cambiar de opinión si así lo deseas, para tener una experiencia satisfactoria.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Guía para hacer tu propio Plan de Parto (primera parte), El Plan de Parto: ese documento que debería considerarse sagrado y parece papel del WC

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio