Compartir
Publicidad

Guía para hacer tu propio Plan de Parto (primera parte)

Guía para hacer tu propio Plan de Parto (primera parte)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En Bebés y más hemos hablado en ocasiones de los motivos para hacer un Plan de Parto. Cada vez son mas habituales y los mismos hospitales los aceptan de un modo notablemente más positivo que hace pocos años. Sin embargo siempre nos quedan dudas ¿Puedo yo hacer mi propio plan de parto? ¿Exactamente que hay que poner? ¿Me conviene hacerlo?

Trataré de dar respuesta a estos interrogantes.

El Plan de Parto es una manifestación de tu voluntad escrita a consentir o no consentir sobre las intervenciones médicas que se te propongan. Es por tanto una manifestación jurídicamente válida y está conforme con todas las leyes en materia de derechos de los pacientes.

Asi que si vamos a decir que deseamos y que no deseamos que se haga en nuestro parto, tenemos primero que tener claro esto.¿Que parto queremos tener? Es la pregunta fundamental que debemos hacernos. No tienes que querer un parto completamente natural ni renegar de la epidural para hacer tu Plan de Parto. Lo indispensable es que tengas información para decidir de forma responsable.

¿Quieres que se te aplique oxitocina sintética por protocolo? ¿Y la epidural? La posición del parto, la posibilidad de moverte y comer, la monitorización interna, el rasurado, el enema, la episotomía, todas estas cuestiones pueden ser incluidas. Y después del parto también puedes decir si quieres que la lactancia se inicie en el partitorio, si quieres que no se haga ninguna exploración al bebé lejos de ti o si no deseas que se apliquen determinadas exploraciones o pruebas.

Hay dos cosas que tenemos que saber antes de empezar. La primera es que cualquier cosa que escribamos en el Plan de Parto podemos cambiarla en cualquier momento expresando nuestra voluntad. Que no desees una actuación protocolaria no impide que puedas acceder a posteriori. Pero si no lo dices antes se aplicaría quizá una rutina que no quieres seguir. Por eso es importante hacer el Plan de Parto y estar muy bien informada. Al fin y al cabo es tu cuerpo y es vuestro hijo. La responsabilidad es vuestra.

La segunda es que será sumamente importante que tu pareja o la persona que vaya a acompañarte entienda todo lo que vas a pedir y esté comprometida a defender tu voluntad y derechos. En el momento del parto no podemos entrar en polémicas y somos muy vulnerables a cualquier comentario que nos haga temer por el niño. Por eso tu acompañante debe saber bien lo que deseas, cuales son los casos en los que aceptar algo que incialmente no aceptabas, y siempre, siempre estar a tu lado y de tu lado. Por eso es conveniente que redacteis juntos el Plan de Parto.

En la próxima entrega hablaremos de los derechos fundamentales de la embarazada y parturienta, para que puedas incluir su mención en tu Plan de Parto.

Más información | EPEN En Bebés y más | Los planes de parto y la teoría del centésimo mono

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos