Compartir
Publicidad

Diferenciar el día de la noche

Diferenciar el día de la noche
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Si dormimos mal influye negativamente en nuestra salud, cuanto más en la salud de nuestro bebé. Los bebés duermen, algunos más y otros menos, esto depende de las características de cada uno y no hay que enseñarles a dormir, puesto que ya saben. Pero si que hay que enseñarles cuándo y cómo.

Los bebés necesitan un periodo de prácticas para poder ajustar sus horarios con la vigilia. Nosotros debemos enseñarle a diferenciar el día de la noche para que así pueda ajustar sus horarios.

Nuestro bebé debe aprender a relacionar la actividad que tenemos con el día y el sueño con la noche y para esta asociación, podemos darle algunas pistas que le ayudarán a discernir día de noche. Por ejemplo, si el bebé duerme durante el día con ruido y luz, más adelante podrá asociar la oscuridad y el silencio con la noche y el sueño. Viene muy bien realizar la rutina diaria del baño, acto seguido la cena y después la cuna para que así, asocie y relacione estas actividades con la noche. A los bebés les va muy bien este tipo de rutinas, casos de insomnio infantil se deben en la mayoría de ocasiones a hábitos mal adquiridos.

Cuando el bebé ha cumplido un año, ya debe ser capaz de dormir entre 11 y 12 horas, si no lo hace, es muy posible que no haya aprendido a dormir, pues cuando el bebé cumple cuatro meses, empieza a cambiar su ritmo biológico pareciéndose cada día más al de los adultos.

Apoyar una rutina con los elementos externos es muy recomendable, darle de comer o cenar a la misma hora, utilizar siempre los mismos sitios para que así asocie los elementos con su hora de comer. De igual modo se hace con el sueño nocturno, si después de cenar lo colocas en la cuna y le hablas suavemente o incluso mejor aún, cantarle una suave nana, son un complemento ideal junto a la somnolencia que provoca tener la barriga llena.

La cotidianeidad funciona muy bien siempre y cuando se respete un horario que sea repetitivo y ordenado, claro siempre que no exista alguna causa de fuerza mayor. Romper por un día esta rutina, puede provocar la pérdida del trabajo que hemos realizado durante semanas para adaptarle al día y a la noche.

Más información | Mujer.terra En Bebés y más | Ayudar al bebé a dormir por las noches

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos