Publicidad

El angustioso vídeo viral que demuestra por qué no debes dejar nada en la cuna junto al bebé

El angustioso vídeo viral que demuestra por qué no debes dejar nada en la cuna junto al bebé
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Ni almohadas, ni mantas, ni cojines, ni protectores, ni peluches, ni ropa de cama suelta... El bebé debe dormir en su cuna solo, sin ningún otro elemento dentro de ella, pues podría entrañar un grave riesgo de asfixia.

Cualquiera de estos elementos podría moverse de sitio y acabar encima de la cabeza del bebé. Es lo que sucede en este angustioso vídeo viral, que ha sido publicado en Tik Tok por Safe Sleep ABC, una organización para el sueño seguro de bebés menores de 12 meses.

En él podemos ver a un bebé tumbado boca arriba en su cuna junto a una mantita -o tal vez una gasa-, que al mover el brazo queda encima de su cara.

Vemos que el bebé se agobia porque algo le tapa la cara, y aunque no me atrevo a asegurar que se esté asfixiando, sí podría suceder, y siempre es mejor prevenir cualquier posible riesgo.

Un letrero nos anuncia que, afortunadamente, los padres llegaron justo a tiempo, aunque también advierten:

"Este bebé se salvó a tiempo. Pero no todos los bebés tienen la misma suerte".

Los bebés no saben retirarse por sí solos nada que les cubra la cara, por tanto, no dejes nada junto al bebé en la cuna cuando lo acuestes a dormir. El bebé podría quedar envuelto entre mantas, bajo un cojín, o atrapado de alguna manera que le impida respirar correctamente.

Una cuna segura

El mayor peligro dentro de la cuna son los objetos que no deberían estar junto al bebé mientras duerme. De hecho, la ropa de cama es la causante del 70 por ciento de los casos de muertes por asfixia en bebés.

 

Para que una cuna sea segura debe estar siempre lo más despejada posible y recordar que tanto los protectores o chichoneras, así como cualquier objeto blando, aumentaría el peligro de atrapamiento y asfixia.

El bebé siempre dormir boca arriba, y lo ideal es que duerma solo con el pijama, sin taparse, manteniendo una temperatura de la habitación agradable.

Si no es posible, puede usarse un saco de dormir que le cubra el cuerpo, pero nunca la cabeza, y que impida que el bebé se escurra hacia abajo. Si se va a usar ropa de cama, esta debe estar colocada lo más abajo posible, de forma que el bebé duerma a los pies de la cuna (como vemos en el ejemplo de arriba) y asegurarnos de que está bien sujeta.

Foto de Leah Kelley en Pexels

En Bebés y más |Por qué los bebés no deben utilizar almohada, Muerte súbita en bebés: 11 preguntas frecuentes respondidas por una pediatra

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio