Compartir
Publicidad

Su bebé falleció asfixiada con un peluche mientras dormía, y quiere alertar a otros padres compartiendo su trágica historia

Su bebé falleció asfixiada con un peluche mientras dormía, y quiere alertar a otros padres compartiendo su trágica historia
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Perder a un hijo es, sin duda, el momento más terrible y doloroso que pueden vivir unos padres. Por eso, Dexy ha querido alertar a otras familias para que no sufran lo mismo que ella está sufriendo, compartiendo la historia de su hija, que falleció asfixiada por un peluche mientras dormía.

El testimonio de esta madre escocesa es desgarrador, pero con ello espera que todos los padres tomen conciencia sobre las pautas de seguridad que deberían poner en práctica a la hora de dormir a sus bebés.

Quería evitar que se cayera de la cama

Connie Rose tenía 18 meses y era una niña feliz y sana que vivía junto a sus padres y su hermana mayor en su casa de Escocia. Pero durante la madrugada del 6 de marzo, la pequeña quedó atrapada mientras dormía debajo de sus peluches y falleció asfixiada.

Su madre explica al diario The Independent, que en su afán por evitar que la niña se cayera al suelo, cubría cada noche el hueco que quedaba entre el colchón de su cama y la pared con numerosos peluches de diferentes tamaños. Pero, desgraciadamente, la pequeña se asfixió al quedar atrapada debajo de un gran oso.

Así lo explicaba su madre en su página de Facebook, en un intento de advertir a otros padres sobre los peligros de que los bebés duerman rodeados de muñecos blandos:

"El 6 de marzo a las ocho de la mañana mi vida cambió. Me desperté para llevar a mi hija mayor a la escuela y me encontré con que mi segunda hija, mi bebé, había fallecido. Me culpo a mí misma desde entonces porque mi hija falleció asfixiada, ya que yo había rellenado uno de los huecos de su cama con un montón de peluches, para evitar que se pudiera caer por ahí. Pero mi hija se quedó atrapada debajo de un gran oso de peluche, y se durmió con los ángeles"

"Todo lo que pienso ahora es que si hubiera dejado ese hueco libre, ella estaría aquí ahora; tal vez con un pequeño chichón en la cabeza. Pero eso sería todo".

"Por eso quiero alertar a todos los padres, para que se den cuenta de esto. No intentéis llenar los huecos de la cuna o la cama con peluches o mantas. Simplemente, dejadlo libre y vacío. Mi hija tenía un hueco entre su cama y la pared que yo cubría de peluches, y ese será mi mayor pesar en esta vida. Por favor, quita todos los peluches de la cama de tus hijos".

"Antes, mi hija mayor tenía su cama llena de peluches, cojines y doseles de princesa. Pero ahora sé que no necesita nada de eso. De verdad, espero que la trágica historia de mi bebé pueda salvar la vida de otros pequeños."

"Te echo de menos, Connie. Me alegra mucho que fueras mi pequeña niña, y que me hayas convertido en una madre fuerte para tu hermana mayor. Gracias por ser el bebé más perfecto y adorable. Todo el mundo en la familia está roto de dolor. Espero que te estés divirtiendo princesa. Duerme bien"

Sin duda, el desgarrador mensaje de esta madre pone los pelos de punta. Ahora, Dexy solo quiere volver a encontrar la paz que hace tiempo perdió, compartiendo su historia y ayudando a otros padres a crear conciencia.

Su historia se ha viralizado rápidamente y ha sido compartida por numerosos medios de comunicación que se han hecho eco de sus advertencias. Además, gracias a las generosas aportaciones de varias personas anónimas, Dexy podrá ver cumplido su sueño de colocar una lápida en honor a su hija en el jardín donde tanto le gustaba jugar.

A la hora de dormir, ni peluches, ni almohadas, ni mantas

La Asociación Española de Pediatría elaboró unas pautas para que los bebés duerman de forma segura, reduciendo el riesgo de muerte súbita del lactante, que afecta a uno de entre 2.000 bebés menores de un año.

bebé en su cuna En la cuna del bebé no debería haber nada más que el bebé

Pero no todos los bebés que mueren por la noche lo hacen por el síndrome de muerte súbita. Algunos, como el caso de la pequeña Connie, fallecen por asfixia, por quedar envueltos entre mantas, bajo un cojín o porque, de alguna manera, no son capaces de respirar correctamente.

En cualquier caso, las medidas para prevenir este tipo de muertes son muy similares, y deberíamos tenerlas muy presentes a la hora de dormir a nuestro bebé:

  • Entre la primera, y más importante recomendación estaría la de colocar al bebé boca arriba a la hora de dormir mientras él no sepa moverse con soltura ni cambiar su posición. Así pues, mientras sean pequeños, ni de lado, ni por supuesto boca abajo son posturas seguras.

  • No abrigar al niño en exceso cuando duerma.

  • Utilizar un colchón firme, ya que los colchones blandos posibilitan que el bebé quede más "envuelto" y haya más riesgo de sofocación. La sabanita bajera debe quedar tirante y sin arrugas.

  • De igual modo, la cuna o cama debe estar siempre lo más despejada posible y recordar que tanto los protectores o chichoneras, como cualquier objeto blando, aumentaría el peligro de asfixia del bebé y de atrapamiento.

En este sentido, los peluches son peligrosos por el riesgo de asfixia, y los cojines, cojines antivuelco y almohadas tendrían el mismo problema: son blandos, se pueden mover de sitio y pueden acabar encima de la cabeza del bebé.

Tanto la AEP como la Asociación Americana de Pediatría desaconsejan el uso de almohadas durante los dos primeros años de vida del bebé. A partir de esta edad es cuando ya la necesitarían para dormir de forma cómoda.

Seguridad a la hora de dormir al bebé Ni boca abajo ni con peluches alrededor
  • Por la misma razón se deberían evitar las mantas, ya que el bebé podría quedar atrapado bajo ellas y asfixiarse. A la hora de dormir, lo ideal es optar únicamente por un pijama, aunque si pensamos que sólo con esta prenda nuestro bebé podría pasar frío, podemos recurrir al saco de dormir que tape el cuerpo pero nunca la cabeza, prestando atención al hecho de que el bebé no pueda deslizarse hacia dentro.

  • Los bebés deberían dormir en la habitación de sus padres para prevenir la muerte súbita. La AEP recomienda hacerlo hasta los seis meses como mínimo, mientras que la Asociación Americana de Pediatría recomienda extenderlo hasta los 12 meses.

En cuanto a compartir cama con los padres no se recomienda hasta que el bebé haya cumplido al menos los tres meses, y siempre siguiendo unas estrictas medidas de seguridad. Tampoco se debería dormir con el bebé en el sofá.

  • Se ha demostrado que el uso del chupete durante el sueño tiene un efecto protector frente al síndrome de la muerte súbita del lactante. Aunque recordemos la importancia de retirarlo a tiempo para evitar problemas de salud bucodental.

  • Evitar el tabaco durante el embarazo, y cuando el bebé haya nacido evitar también que los padres fumen. Y es que se ha demostrado que cuando una persona fumadora duerme con un bebé de menos de tres meses, aumenta hasta nueve veces el riesgo de muerte súbita. A partir de esta edad el riesgo disminuye, aunque el tabaco seguirá ocasionando otro tipo de problemas como infecciones respiratorias o agravamiento del asma.

  • La lactancia materna ayudaría a reducir a la mitad el riesgo de muerte súbita del lactante.

  • Recordemos también que los bebés no deberían dormir nunca en las sillas de coche, ni pasar en ellas demasiado tiempo, ya que podrían correr riesgo de asfixia postural.

Vía The Independent

En Bebés y Más Las 16 cosas que debes hacer para prevenir la muerte súbita del bebé,, Muerte súbita, Por qué los bebés no deben utilizar almohada,, ¿Debería darle la vuelta al bebé si se pone boca abajo mientras duerme?, A pesar de que el bebé no debería dormir con ropa de cama blanda, muchos padres la siguen utilizando

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos