Compartir
Publicidad
Publicidad

A pesar de que el bebé no debería dormir con ropa de cama blanda, muchos padres la siguen utilizando

A pesar de que el bebé no debería dormir con ropa de cama blanda, muchos padres la siguen utilizando
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Recordáis cómo eran las cunas hace unos años, o hace unas décadas? Tenían edredones mullidos, cojines, protectores para los barrotes, alguna manta por encima y hasta peluches. Todo ello hacía que la cuna del bebé pareciera el lugar más agradable del mundo. Algo así como dormir en una nube de algodón.

Ahora, en cambio, sabemos que el lugar donde duerme el bebé debe ser algo bastante alejado de aquella imagen, mucho más terrenal e incómodo a la vista. Vamos, una cuna con un colchón firme, una sábana y nada más. Repito, nada más. Pero este mensaje no ha llegado todavía a todos los padres y un estudio reciente demuestra que a pesar de que los bebés no deberían dormir con ropa de cama blanda, muchos padres la siguen utilizando.

Datos del estudio

Investigadores americanos han llevado a cabo un estudio para ver cómo estaban calando en la población las últimas recomendaciones para lograr un sueño seguro en los bebés y han visto que desde el año 1996, cuando se explicó cómo debían dormir los bebés, hasta el 2010, el número de padres que utilizaban ropa de cama blanda para poner a dormir los bebés (edredones, mantas, almohadas y otros materiales blandos que se utilicen para tapar al bebé o para ponerlo a dormir encima) descendió del 86% al 55%. Hasta ahí bien. El problema es que desde el 2010 hasta la fecha, el número se ha mantenido bastante estable.

Dicen los números que en el año 2010, en EEUU, unos 16 de cada 100.000 bebés murieron por asfixia accidental durante el sueño y que 53 de cada 100.000 murieron de SMSL. El uso de ropa de cama blanda puede ser causante de muchas de las primeras y al parecer puede aumentar también el riesgo de SMSL, así que sigue siendo necesario recordar a los padres que el bebé debería dormir en una cuna de lo más espartana, y no solo eso, sino que lo hagan poniendo a los bebés en posición de decúbito supino, es decir, boca arriba, pero con la cabeza ladeada.

141203576

Al parecer, los bebés que mueren de SMSL están más a menudo con ropa de cama encima de la cabeza que los bebés de la misma edad que no mueren. También sucede cuando los bebés están boca abajo (no deberían) y tienen debajo una almohada, manta o juguete blando.

¿Y el colecho?

Tal y como dicen los expertos, el lugar más seguro para que un bebé duerma es aquel en el que haya un colchón firme, una sábana bien cogida como bajera y no haya edredones, mantas, cojines ni peluches. El "antivuelco" y los protectores de los barrotes blandos son menos peligrosos, pero también se consideran prescindibles, pues el bebé podría quedar pegado a ellos y tener dificultad al respirar durmiendo.

Este sitio seguro parece que no cuadra demasiado con la habitual recomendación de dormir con el bebé. Sin embargo, no está tan lejos en realidad, porque una de las cosas que se dice siempre para que colechar con el bebé sea seguro es que el colchón debe ser firme, las sábanas bien cogidas y que el bebé no esté cerca de cojines, almohadas, mantas o en realidad, de nada blando que pueda taparle a él o a su cabeza.

A este respecto, y como el colecho se ha visto beneficioso para el establecimiento de la lactancia materna y la lactancia previene la muerte súbita, la AEP recomienda evitar el colecho antes de los 3 meses de edad y evitar dormir en superficies blandas, entre otras recomendaciones.

Así que, metiendo en la batidora todos los consejos, yo lo que haría si tuviera un bebé en mis brazos sería poner una cuna al lado de la cama de los padres, con un lado abierto de tal modo que hiciera de cuna colecho, con los colchones a la misma altura. La cuna del bebé con sólo el colchón y la sábana y sin nada con que taparlo. Conseguir entonces una temperatura agradable en el dormitorio o, en caso de que pensemos que pueda tener frío, ponerle un pijamita un poco más gordo.

Y en nuestra cama, optar por una sábana para taparnos y hacer uso de la misma solución que el bebé (pijama más grueso) o bien, en caso de usar manta, dejarla metida en los pies de la cama de tal manera que subiéndola del todo no pueda cubrir la cabeza del bebé.

Vía | Medline Plus
Fotos | Thinkstock
En Bebés y más | ¿Qué hago? Se tumba boca abajo para dormir, Unicef declara que no cambiará sus recomendaciones en relación al colecho, Por qué el chupete reduciría el riesgo de muerte súbita del lactante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos