Compartir
Publicidad
Publicidad
Dormir con el bebé en el sofá es muy peligroso
Salud infantil

Dormir con el bebé en el sofá es muy peligroso

Publicidad
Publicidad

No es la primera vez que lo mencionamos, ni será probablemente la última, mientras las cifras sigan siendo tan contundentes: dormir con el bebé en el sofá es muy peligroso, y en consecuencia se considera una práctica que debería evitarse.

Quizás os preguntéis por qué. Pues bien, The Lullaby Trust, una asociación sin ánimo de lucro, cuya misión es informar sobre cómo hacer que el sueño sea seguro, ha informado recientemente de que esta práctica puede hacer que haya 50 veces más riesgo de muerte súbita.

Una de cada seis muertes, por culpa de dormir en el sofá

Según leemos en Independent, según los informes relativos a Reino Unido y Gales, una de cada seis muertes de bebés en los últimos años, por muerte súbita, sucedió mientras el bebé dormía sobre el pecho de la madre o el padre, sentados en el sofá.

Ante estos datos parece lógico alertar de que el riesgo es más que evidente, y que lo ideal es que no se utilicen los sofás ni sillones para descansar con el bebé, a menos que la persona esté acompañada por otro adulto, por si acaso quien cuida del bebé acaba durmiéndose también.

Otros estudios ya alertaron de ello

En Septiembre de 2014, una revisión sistemática de estudios (el más alto nivel de evidencia) analizó los datos de 400 bebés que padecieron una muerte súbita, comparados con 1.386 niños vivos que sirvieron como muestra de control. Vieron que en el momento de la muerte el 36% de los niños dormía con los padres, frente al 15% de los niños en el grupo de control.

Con estos datos, muchos podrían pensar que el colecho es de por sí un riesgo de muerte súbita. Sin embargo, vieron que las diferencias se debían a costumbres como la de dormir con el bebé en un sofá o sillón, o con padres que habían bebido alcohol (entre otras prácticas no recomendadas). En el caso de los sofás o sillones, observaron que el riesgo de SMSL era 18 veces mayor que en el resto de situaciones.

Entonces, ¿el bebé no puede dormir en el pecho de los padres?

Bueno, esa es la interpretación que han hecho algunos medios sobre la alerta de Lullaby Trust, pese a que no dice eso. Lo que no se puede hacer es tener a tu bebé en el pecho en el sofá o el sillón (o una silla reclinable) y quedarte dormido, porque los estudios dicen claramente que esto es peligroso.

Colecho y muerte súbita en el sofá

Por eso UNICEF dijo en su último informe sobre el sueño seguro que lo más sensato es que, en referencia al colecho, nunca se diga a los padres que debe evitarse, porque podría ser aún más peligroso que ofrecer las pautas para minimizar riesgos.

Es decir, no se puede decir que el colecho sea peligroso per se, porque la evidencia no dice esto. Lo que sí se sabe es que, si se hace de manera poco segura, si no se tienen en cuenta unas advertencias, sí puede ser peligroso o muy peligroso para un bebé.

Entonces, si unos padres fueran al pediatra (o a cualquier profesional) explicando que duermen con su bebé en la cama, el profesional debería estudiar la situación y ofrecer el consejo más adecuado en cada caso. En EE.UU., por ejemplo, la Academia Americana de Pedíatría (AAP) considera que ningún padre debería dormir con su bebé hasta los 12 meses de edad, pero muchos padres no hacen caso a esta norma, poniendo en riesgo a sus hijos al no saber cómo colechar de manera segura.

Y es que si a unos padres les dices: "No. Esto que estáis haciendo es muy peligroso. No durmáis con vuestro bebé en la cama", es posible que acaben durmiendo en el sofá con el bebé, como solución a dicha advertencia ("Como dormir con el bebé en la cama es peligroso, lo haré en el sofá"), cuando resulta que es mucho más peligroso el sofá que la cama.

Por eso UNICEF hace hincapié en la importancia de ofrecer a los padres consejos adecuados (y no una simple prohibición), para que sean ellos quienes tomen la decisión. Esos consejos pasan por explicar claramente cuál es la manera más segura de dormir con un bebé, si compartes cama:

  • Mantener al bebé lejos de cojines y almohadas.
  • Asegurarse de que el bebé no pueda caer de la cama o quedar atrapado entre el sofá y la pared.
  • Asegurarse de que la ropa de cama no pueda cubrir la cara o la cabeza del bebé.
  • No dejar al bebé solo en la cama, puesto que puede quedar en alguna posición que sea peligrosa.
  • No es seguro compartir la cama los primeros meses si tu bebé nació muy pequeño o es prematuro.
  • No dormir con el bebé si has bebido alcohol o has tomado drogas que puedan causar somnolencia (legales o ilegales).
  • No duermas con tu bebé si alguien en la misma habitación es fumador/a.
  • No te pongas en una posición en la que puedas acabar dormido con tu bebé encima si estás en un sofá o sillón.

Resumiendo

No pasa nada si pones a tu bebé en tu pecho mientras estás en el sofá o el sillón, y se acaba durmiendo. El peligro viene si tú también acabas durmiendo. En tal caso, es mejor que haya alguien al lado que pueda vigilaros, o que tanto el bebé como tú busquéis otro lugar más seguro para dormir.

Fotos | Jessica Merz, TedsBlog en Flickr
En Bebés y más | Las 16 cosas que debes hacer para prevenir la muerte súbita del bebé, El síndrome de la muerte súbita del bebé es más frecuente en los meses de frío, En los países donde los bebés siempre han dormido con sus padres apenas saben qué es la muerte súbita

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos