Publicidad

"Así no pueden volver", el movimiento que denuncia el estricto distanciamiento social entre los niños en su vuelta a las aulas

"Así no pueden volver", el movimiento que denuncia el estricto distanciamiento social entre los niños en su vuelta a las aulas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

A nadie le cabe duda de que los niños han sido los otros héroes de la cuarentena. De un día para otro sus vidas cambiaron, tuvieron que dejar el colegio, despedirse de sus profesores y amigos y encerrarse en sus casas durante dos largos meses.

En todo este tiempo muchos niños han tenido que lidiar con la ansiedad, los cambios de comportamiento y los trastornos de sueño provocados por esta situación, y aunque poco a poco vamos volviendo a la normalidad, son muchos los educadores, psicólogos y padres que piensan que los niños han sido los grandes olvidados en esta pandemia.

Recientemente, con la entrada en vigor de la Fase 2 de la desescalada, algunos colegios y escuelas infantiles han abierto de nuevo sus puertas, pero las condiciones en las que los niños deben volver a las aulas no convencen a todos. Bajo el lema 'así no pueden volver', las redes sociales han iniciado un movimiento en contra de esta vuelta a las aulas tan atípica, por considerar que atenta contra el bienestar emocional de los niños.

"Así no pueden volver", un movimiento contra las estrictas medidas de distancia social en colegios y escuelas infantiles

La psicóloga especializada en infancia y adolescencia, Beatriz Cazurro, manifestó hace unos días en Instagram su malestar con el estricto aislamiento social al que deben someterse los niños que regresan a las aulas en estos días.

Sus palabras fueron especialmente aplaudidas por la mayoría de los lectores, y a raíz de esta reflexión nació el movimiento #asinopuedenvolver, bajo el que se denuncian las medidas de distanciamiento social propuestas para la vuelta al colegio y escuelas infantiles, por considerar que atentan contra las necesidades de los niños y su bienestar psicológico y emocional.

Ver esta publicación en Instagram

Manifestaciones, grupos de gente haciendo deporte junta, bares hasta arriba, playas llenas, aerolíneas que no reducen su aforo... Y luego esto. No hay justificación para esto. No la hay. Una escuela así no está cubriendo las necesidades de un niño, está cubriendo la de los adultos. Así no se puede aprender, ni desarrollarse , ni nada. Siento ser tan cruda. Estoy muy cansada de escuchar que lo que estamos haciendo a los niños merece una profunda reflexión. Lo que merece es que se haga algo. Aislar a niños es maltrato. No tienen voz. No pueden coger la baja. No pueden manifestarse. No pueden decidir no ir si les obligamos. No sé cómo, de verdad que no sé ,pero no podemos ser cómplices de esto. Foto: Jane Barlow

Una publicación compartida de Beatriz CB (@beatrizcazurro) el

Tras esta publicación le siguieron otras reflexiones en la misma línea, en las que Beatriz denunciaba que volver a las aulas en estas condiciones, ya fuera por necesidad de refuerzo académico o por satisfacer de manera temporal los problemas de conciliación, podía suponer un trauma para muchos niños, especialmente después del estrés vivido durante el confinamiento.

Ver esta publicación en Instagram

Reconozco que aún sabiendo que a los niños y niñas no se les tiene mucho en cuenta en general, que hay mucho desconocimiento sobre lo que necesitan y que iba a haber otros criterios que se iban a priorizar por delante de lo que ellos necesitan, me ha sorprendido no escuchar ningún comentario acerca de lo doloroso que sería tener que tomar medidas de distanciamiento social dentro de escuelas infantiles y colegios. Pero no. Al parecer hay tres posibles escenarios que se están barajando, basandose en cómo evoluciona la pandemia. Y ojo, que lo entiendo. Pero volver a las clases por criterios académicos y de conciliación, cuando el precio a pagar puede ser tal alto, les deja una vez más, siendo invisibles. Los niños y niñas son población vulnerable al trauma, aunque nos duela verlo así. Llevan sometidos a un estrés grande más de dos meses (padres teletrabajando que no pueden estar disponibles, aislamiento...) y una de las formas en las que podían ir elaborando eso era el cole, las relaciones, el juego, el movimiento. Un niño en un recuadro en el suelo hecho de tiza, tal y como se ha visto en Francia, está en una situación de vulnerabilidad grande. Se le está pidiendo un autocontrol para lo que su cerebro no está preparado. Se le está pidiendo ir en contra de su cuerpo cuando quiera salir corriendo porque ha visto in bichito que le da miedo, o cuando necesita a su amigo o amiga para jugar con él. La mayoría del personal docente sabe esto y no quiere ser cómplice. Y es lógico. Tan traumático puede ser para los niños y niñas como para las maestras y los maestros que vean a sus alumnos sufrir y no puedan atender sus necesidades. Imaginaos una adaptación en 3 años con distancia entre los peques y sin contacto con la maestra. O un aula de 1 año sin dejarles explorar. O un primero de primaria sin relaciones sociales y cooperación en plena explosión de ello... (sigue en comentarios)

Una publicación compartida de Beatriz CB (@beatrizcazurro) el

Beatriz considera que la vuelta a las aulas debería hacerse cumpliendo con todas las garantías, tanto aquellas que ayuden a preservar la salud física, como también la emocional, pues de lo contrario los niños podrían sufrir las consecuencias de una actuación tan drástica. Entre estas medidas estarían, por ejemplo, la enseñanza en "grupos burbuja" o las clases en espacios naturales, donde se minimice el riesgo de contagio.

"Si se adoptan medidas tan restrictivas como las propuestas en las escuelas, les estamos privando de recursos para desarrollarse adecuadamente, además de darles el mensaje de que dichas necesidades no son lo suficientemente importantes", opina la experta.

Ayer, la psicóloga publicó un vídeo dirigido al Gobierno manifestando su opinión bajo el hashtag #asinopuedenvolver, y han sido muchos los educadores, psicólogos, expertos y padres que se han sumado a este movimiento ante una vuelta al colegio tan atípica a escasos días de que el curso finalice.

Ver esta publicación en Instagram

Me uno a este movimiento liderado por @beatrizcazurro. Como psicóloga y madre, me preocupa ver cómo han quedado en último lugar las necesidades de los niños. Mesas separadas en los colegios y terrazas abarrotadas, adultos sin cumplir el distanciamiento social y niños volviendo a los colegios sin poder acercarse a sus amigos y sin medidas que garanticen su bienestar psicológico y emocional. Entiendo la parte de reactivar la economía, y también la de las medidas sanitarias que haya que ir tomando, pero no me parece incompatible con tener esto en cuenta. Todavía no sabemos bajo qué condiciones volverán en septiembre, pero me gustaría que este movimiento sirviera entre otras cosas para que las decisiones sean tomadas con el apoyo de psicólogos y especialistas en infancia. #asinopuedenvolver #susnecesidadesimportan @sanchezcastejon #educaciongob y @europeancommission

Una publicación compartida de Silvia Nava - Psicología (@psilviologia) el

Ver esta publicación en Instagram

«ASÍ NO PUEDEN VOLVER» Hoy cambio radicalmente el tipo de publicación por una causa que merece mucho la pena: l@s niñ@s. Soy profesora de secundaria y me sumo a la campaña #asinopuedenvolver #susnecesidadesimportan promovida por mi hermana @beatrizcazurro. Los niñ@s no pueden ser quienes reciban la peor parte de esta crisis. Son pequeñit@s y hay muchas cosas que no pueden ni saben gestionar. Niñ@s de meses sentados todo el día en la trona en sus guardes, no están en un entorno bueno para ellos, niñ@s jugando solos dentro de un cuadrado, no están cubriendo ninguna necesidad propia, sino ajena, la de los adultos de su alrededor y sus necesidades. Si estáis de acuerdo y os apetece participar, es tan fácil como grabar un video igual que el que os muestro con los hastags mencionados anteriormente y etiquetando a quienes podéis ver pulsando en el vídeo. L@s niñ@s no se merecen seguir sufriendo los daños colaterales de todo esto que está pasando, por muy acojonados que estemos❤️ #asinopuedenvolver #susnecesidadesimportan

Una publicación compartida de María Cazurro Burgos (@mariacazurroburgos) el

Ver esta publicación en Instagram

Cerebros en formación que están intentando averiguar cómo es el mundo, cómo deben relacionarse, si el mundo es un lugar seguro, que necesitan consuelo en tantos y tantos momentos... No, la escuela es más que un sitio en el que me dan hojas y se hacen fichas. La escuela es “casa”, es ese sitio en el que comparto, conecto, en el que aprendo, en el que juego, en el que crezco a muchos niveles y mis profes no solo me enseñan matemáticas o lengua... los profes son mucho más. Son guías, son modelos, son consuelo, son personas de referencia que me atienden, que me cuidan, que me consuelan... hay imágenes aterradoras. Esto tendrá consecuencias. Necesitan -necesitamos- seguridad para volver. Así NO pueden volver. Me uno al movimiento de @beatrizcazurro porque creo que las familias merecemos ser escuchadas. Los niños siguen siendo los grandes olvidados en la pandemia 😞

Una publicación compartida de Elisa Molina (@educarencalma) el

Ver esta publicación en Instagram

#asinopuedenvolver #susnecesidadesimportan #somoslageneracionqueescondieron

Una publicación compartida de Bel (@beludelbino) el

¿Se han atendido correctamente las necesidades de la infancia durante la pandemia?

coronavirus

Pero antes de que el Gobierno anunciara la vuelta a las aulas en determinadas circunstancias durante este presente curso escolar, muchos padres habían comenzado a alzar la voz contra las injusticias que, en su opinión, se estaban cometiendo contra los niños desde que comenzara la pandemia.

Aludían que ellos fueron los primeros en confinarse en las casas de manera estricta, y aunque también fueron los primeros en poder salir a pasear, las franjas horarias establecidas para ellos no eran las más adecuadas a sus necesidades.

Además, y a pesar de que poco a poco van abriendo los bares y terrazas, centros comerciales, gimnasios y discotecas, las familias denuncian que los parques infantiles, el lugar de reunión y socialización de los niños, aún continúan cerrados

Beatriz Cazurro es tajante: "El movimiento, el juego y las relaciones son aspectos básicos para el desarrollo de los niños y niñas y para su bienestar emocional. Restringirlo es ir en contra de sus necesidades afectivas y psicológicas".

Ver esta publicación en Instagram

𝐓𝐨𝐝𝐨𝐬 𝐡𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐬𝐢𝐝𝐨 𝐧𝐢ñ𝐨𝐬, 𝐚𝐮𝐧𝐪𝐮𝐞 𝐡𝐚𝐲 𝐚𝐝𝐮𝐥𝐭𝐨𝐬 𝐪𝐮𝐞 𝐩𝐚𝐫𝐞𝐜𝐞 𝐪𝐮𝐞 𝐥𝐨 𝐡𝐚𝐧 𝐨𝐥𝐯𝐢𝐝𝐚𝐝𝐨⁣⁣ ⁣⁣ Nos costó más de 40 días levantarnos y decir que los niños necesitaban salir, respirar, que les diera el aire... hubo quien pensó que se pedía eso porque no “aguantábamos” a nuestros hijos. No, no es por eso.⁣⁣ ⁣⁣ Tienen necesidades emocionales, físicas, sociales... y nosotros también...⁣⁣ ⁣⁣ Solo pido que se les tenga en cuenta, son parte de la sociedad 🙏 somos parte de la sociedad. Las familias tenemos mucho que decir, aunque a veces sienta que no importamos

Una publicación compartida de Elisa Molina (@educarencalma) el

Laura Baena, fundadora del club de Malasmadres, reivindicaba también hace unos días este hecho a través de Twitter, aunque su reflexión levantó cierta polémica, pues hay quien considera que los establecimientos de ocio adulto pueden garantizar la limpieza de sus instalaciones y el espacio interpersonal entre clientes, mientras que los niños no.

Nos gustaría conocer tu opinión al respecto: ¿Consideras que los niños han sido los grandes olvidados en esta pandemia? ¿Te animas a contarnos qué medidas crees que podrían llevarse a cabo en las áreas educativas y de ocio infantil para lograr el equilibrio entre el cuidado de la salud de todos y el bienestar emocional de los niños?

Fotos | iStock

Agradecimientos | Beatriz Cazurro

En Bebés y Más | Recomendaciones de la AEP para la reapertura de escuelas infantiles y colegios, por grupos de edad, Así vuelven al cole los niños en China: el estricto protocolo de desinfección antes de entrar a clase

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios