Publicidad

Beneficios del porteo indoor o por qué portear a tu bebé dentro de casa tiene tantas ventajas

Beneficios del porteo indoor o por qué portear a tu bebé dentro de casa tiene tantas ventajas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Todos hemos vivido ese momento de querer o necesitar hacer algo, y no poder porque nuestro bebé nos reclama constantemente. Para ellos, los brazos de mamá y papá son una necesidad porque les protegen, les colman de amor y son su refugio cuando necesitan sentirse seguros.

Y aunque a nosotros nos encantaría que el tiempo se parara y pudiéramos sostenerlos contra el pecho sin remordimientos, lo cierto es que en muchas ocasiones nos sentimos agobiados porque también necesitamos hacer otras cosas como trabajar, cocinar, jugar con nuestros hijos mayores, darnos una ducha...

El porteo indoor, - o portear dentro de casa-, es la solución que necesitamos en estos casos, y muy especialmente ahora, que nos pasamos el día entero dentro de casa y que muchos niños parecen mostrarse más necesitados que nunca de contacto físico. Al portear a nuestro bebé en casa no solo estaremos atendiendo todas sus necesidades, sino que podremos continuar haciendo la mayoría de nuestras rutinas. ¡Son todo ventajas!

¿Qué beneficios tiene el porteo indoor?

porteo indoor

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de los beneficios que tiene para el bebé ser porteado de forma ergonómica y respetuosa (porque recordemos que no vale cualquier portabebé):

  • Le ayuda a calmarse y a sentirse más seguro al estar en contacto directo piel con piel
  • Sostener en brazos a nuestro bebé le ayuda a mejorar su desarrollo cerebral
  • Mejora el desarrollo físico del bebé puesto que se respeta la postura natural de la espalda (arqueada en forma de C) que es la misma que tenía dentro del útero materno
  • Alivia los síntomas de reflujo y cólicos del lactante
  • Previene la plagiocefalia
  • Previene la displasia de cadera
  • El bebé tiene todo lo que necesita: calor, seguridad, confort y amor
  • En caso de que el bebé tome lactancia materna, también tendrá siempre a su alcance el pecho (aunque dar de mamar mientras se portea requiere de cierta práctica)
  • Se fortalece el vínculo afectivo entre porteador y bebé

Para la madre o el padre que portea, tener a su bebé bien pegadito en un portabebé ligero o mochila también tiene ventajas, pues mientras sus manos quedan libres para hacer lo que necesite, estará pendiente al mismo tiempo de su bebé, atendiendo de inmediato cualquier necesidad que presente (o incluso anticipándose a ellas)

¿Qué actividades podemos hacer en casa mientras porteamos al bebé?

porteo indoor

Cuando porteamos en el exterior lo hacemos por puro placer; es decir, simplemente disfrutamos paseando mientras sentimos a nuestro bebé pegadito a nuestro pecho.

Pero portear dentro de casa generalmente obedece a una necesidad, y si bien seguimos disfrutando de tener a nuestro hijo piel con piel, valoramos también las posibilidades que nos permite llevarlo así.

Hace tiempo os hablé de mis tres experiencias de porteo, y lo que supusieron para mí cada una de ellas. El porteo indoor lo descubrí con mi hija mediana, que necesitaba ser porteada constantemente para aliviar sus síntomas de reflujo, pero fue con mi tercer hijo cuando descubrí realmente todo lo que podía hacer porteándolo dentro de casa:

  • Jugar con mis otros hijos, hacer deberes, bañarlos, atenderlos...Incluso atender las necesidades específicas de mi hija mediana que por aquel entonces era también un bebé. Además, el hecho de poder seguir manteniendo con ella las mismas rutinas y actividades, sin desatender a mi bebé, nos ayudó mucho a la hora de superar los celos que aparecieron inicialmente
  • Trabajar delante del ordenador, atender llamadas telefónicas, recibir pedidos...
  • Preparar la comida o cocinar en frío (si vas a cocinar en caliente nunca debes llevar a tu bebé encima, ni siquiera a la espalda, pues hay riesgo de que pueda salpicar aceite o agua hirviendo y quermarle)
  • Hacer tareas domésticas como poner lavadoras, planchar (recomiendo en este caso portear a la espalda), doblar la ropa, coser, hacer las camas, barrer, fregar...
  • Comer sin interrupciones, e incluso darle el pecho mientras le porteas y sigues comiendo
  • Incluso he llegado al punto de ducharme con mi bebé en una bandolera de agua

Requisitos a tener en cuenta para portear de manera respetuosa

Pero como comentábamos al inicio, no todos los portabebés permiten un porteo respetuoso y ergonómico, por lo que debemos tener en cuenta una serie de indicios para saber si estamos porteando de manera correcta:

  • Para empezar, recordemos que los portabebés y mochilas ergonómicas no permiten colocar al bebé mirando hacia fuera, tenga la edad que tenga.

  • Al sentarlo en el portabebé/mochila, el bebé debe tener las piernas en posición M o "ranita", lo que le permitirá mantener la forma natural en C de su espalda y elevar sus rodillas por encima del culete. Sus piernas jamás deben estar abiertas de manera forzada, ni tampoco estiradas apoyándose sobre sus genitales, pues esto perjudica el correcto desarrollo de su espalda y cadera.

  • Si porteas delante, su cabecita debe estar a la altura de tus besos; nunca por encima de nuestra barbilla (ya que esto interfiere en nuestro ángulo de visión y podría provocarnos caídas al caminar) ni tampoco por debajo de nuestro pecho.

  • Los portabebés y mochilas ergonómicas deben adaptarse al bebé como si de un guante se tratara, sin contrafuertes, cremalleras, broches o estructuras rígidas que toquen su cuerpo y puedan incomodarle o dificultar su posición natural.

  • Sujección de la cabeza del bebé: la mochila ergonómica también debe sujetar la cabeza del bebé, prestando un soporte envolvente cuando el bebé se quede dormido y evitar así que caiga su cabecita.

  • Para el porteador, la mochila o portabebé debe respetar su fisionomía y no llevar broches, soportes o correas que se claven en la espalda, hombros o zona lumbar. Además, podrá ponerse y quitarse el portabebé sin ayuda, así como ajustar los tirantes y correas con independencia de su fisionomía y altura.

¿Cuál es el portabebé más indicado para portear en casa?

porteo en casa

Mientras se trate de un portabebé respetuoso y ergonómico, la respuesta irá en gustos:

  • Podemos optar por camisetas de porteo, aunque esta solución solo nos servirá para los primeros meses
  • Portabebés ligeros como fulares, meitais o bandoleras ofrecen la ventaja de ser muy cálidos, e incluso permiten portear al niño durante todas sus etapas y de diversas formas. Pero su principal desventaja es que no son sencillos de utilizar y requieren de cierta práctica. Además, algunos son asimétricos, es decir todo el peso recae sobre un solo hombro, por lo que si no se tiene experiencia previa en este tipo de porteo, pueden llegar a ser incómodos para el porteador si se utilizan durante mucho tiempo.
  • Mochilas portabebés: las hay que permiten portear desde el nacimiento y se van adaptando al crecimiento del bebé, y otras indicadas para niños a partir de los seis meses o incluso más mayores.
El hecho de estar en casa no debe ser sinónimo de disfrutar del porteo, sino todo lo contrario. El porteo indoor os permitirá seguir beneficiándoos mutuamente del contacto piel con piel, sin dejar de desatender otras tareas. Como decíamos al inicio, ¡todo son ventajas!

Fotos | iStock

En Bebés y Más | 17 preciosas ilustraciones que transmiten la calidez del porteo y la lactancia materna

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios