Compartir
Publicidad

Fiestas de la varicela: hacer que los niños se contagien la enfermedad en lugar de vacunarlos es muy peligroso

Fiestas de la varicela: hacer que los niños se contagien la enfermedad en lugar de vacunarlos es muy peligroso
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hablamos hace tiempo de esta costumbre americana de organizar encuentros entre niños con el propósito de exponerlos a distintos virus para que, de esta forma, logren inmunizarse a edades muy tempranas.

Esto era algo habitual hace más de 20 años, cuando aún no existía una vacuna contra la varicela. Hoy no tienen sentido porque podemos protegerles con una sola inyección, pero algunos padres siguen organizando estas "chicken pox parties" (fiestas de la varicela) y anunciándolas en Facebook, tal y como ha denunciado la cadena de TV norteamericana Noticias 13.

Una moda peligrosa

Pensábamos que el furor de estas “fiesta de la varicela” sería algo pasajero y que desaparecería, pero está claro que no es así. El canal de televisión Noticias 9, denuncia que padres del estado de Colorado (EE.UU.) las siguen organizando, y muy a menudo.

La frecuencia ha sido tan alta, que el Departamento de Salud de Colorado ha tenido que alzar la voz y recordar a los padres que la varicela puede ser una infección grave, especialmente para bebés, mujeres embarazadas y personas con sistemas inmunitarios debilitados.

https://twitter.com/CDPHE/status/1053021847065788416

Y es que estos encuentros son tan populares en la zona que los organizadores han rechazado solicitudes alegando que "estamos desbordados":

"Me han inundado las solicitudes para que mi hija comparta la varicela, e intentaré aceptar tantas como sea posible”.

Así se explicaba una madre en un post de Facebook, que ya había sido compartido casi 700 veces, cuando Noticias 9 lo dio a conocer.

Lo curioso del asunto es que hubo comentarios a la publicación de la cadena de noticias, para todos los gustos.

Mientras unos escribían:

“No veo cuál es el problema. Hice esto cuando era niño. No es nuevo ni loco. Exponer a los niños a virus no peligrosos simplemente fortalece su sistema inmunológico y los hace más fuertes”.

Otros reaccionaban con:

“Oh, por el amor de Dios. Esto debe ser considerado abuso infantil”.

Pero no queda ahí la cosa: algunos padres están dispuestos a conducir horas e incluso a diferentes Estados para meter a sus hijos en la misma habitación que una persona infectada.

Incluso hay quienes ponen en común estrategias en Facebook para diseminar mejor la infección, como convivir en tiendas de campaña o compartir un espacio pequeño y cerrado con un niño infectado que ha exhalado en el aire durante 20-30 minutos.

Y qué decir de aquellos que como no pueden asistir a una de estas fiestas para 'inmunizar a sus hijos' optan por que se les envíen materiales infecciosos por correo postal. Con la ayuda de caramelos o ropa infectados, se pretende que los niños sanos se inmunicen de la enfermedad de forma natural.

El porqué de estos contagios en grupo

La idea de infectar a los niños con una enfermedad infantil, no es nueva. Durante años han existido "fiestas de inmunización" de la varicela, pero también del sarampión y otros virus infecciosos.

De hecho, los brotes de estas enfermedades que se creían erradicadas siguen alarmando a la población y cobrándose víctimas inocentes.

Las fiestas de la varicela se generalizaron en la década de 1980 en Estados Unidos con una misma idea: si mi hijo se contagia cuanto antes, ya ha pasado lo peor y no tendrá consecuencias graves más adelante.

Además, teóricamente, tener a toda la familia enferma a la vez significaba, menos pérdida de productividad, menos ausencia laboral y faltas a clase.

La varicela es una enfermedad que muchos de nosotros con niños pequeños recordamos haber tenido. La vacuna contra esta enfermedad está disponible desde mediados de la década de 1990, por lo que los que nacimos antes de esa época vivimos la enfermedad y lo que implica en el mejor de los casos: una larga cuarentena, dos semanas de clases perdidas y, para nuestros padres, algunos malabares para trabajar y poder cuidarnos.

Y el tema empeoraba si la cogías de mayor, ya en la adolescencia, porque la infección es más fuerte: fiebre muy alta, que incluso puede llegar a delirios.

Por suerte ahora existe una vacuna que protege al 98 por ciento de los niños que la reciben y por supuesto, también a sus compañeros de colegio.

Puede llegar a ser una enfermedad muy grave

Niña con varicela

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), la varicela es una enfermedad infecciosa causada por el virus varicela-zóster.

  • Puede aparecer en cualquier época del año.

  • Se trata de una enfermedad clásica de la infancia y, a menos que se vacunen, casi todos los niños pasan por ella antes de la adolescencia.

  • Es muy contagiosa, de manera que, cuando hay un enfermo en la casa, el 80-90% de las personas que viven allí y no la sufrieron anteriormente la acaban contrayendo.

  • Se transmite por contacto directo con las lesiones de la piel o a través de las gotitas de saliva que se expulsan con la tos o los estornudos.

  • Los enfermos son contagiosos aproximadamente desde dos días antes de aparecer la erupción hasta que todas las lesiones de la piel se han convertido en costras (alrededor de una semana).

  • Algunos expertos relacionan el virus de la varicela con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular en los niños, raro pero posible: infecta los grandes vasos sanguíneos en el cerebro y causa inflamación. Los vasos sanguíneos pueden cicatrizar y disminuir el suministro de sangre al cerebro, provocando un derrame cerebral.

Hace solo unos meses hablábamos de la muerte de un bebé por esta razón, tras ser contagiado por sus hermanos, que no estaban vacunados.

¿Y en España?

No hay noticias de la existencia de estas “fiestas de la varicela o del sarampión”, aunque eso no significa que no existan.

Lo que sí es una realidad, es que la vacunación contra la varicela es recomendada desde el año 2000 por la Asociación Española de Pediatría (AEP). Está incluida en el calendario de vacunaciones 2018 financiadas por la Seguridad Social.

Se trata de una enfermedad que se consideraba erradicada y que sorprende con rebrotes puntuales, a causa de los padres han optado por no vacunar a sus hijos.

No son conscientes de que la vacunación generalizada protege a los niños que no pueden vacunarse, ya sea porque son menores de un año o porque tienen problemas del sistema inmunológico.

Con todos estos hechos, hay que preguntarse por qué hay padres que eligen una infección intencional con resultados impredecibles en lugar de una vacuna que previene o limita considerablemente la infección. Pero claro, lo natural siempre es mejor, aunque signifique sufrir fiebre y ampollas (en el mejor de los casos).

Vía | 9 news

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Muere un niño de 4 años por una complicación derivada de la varicela, De la A a la Z: Todas las vacunas infantiles de 0 a 14 años

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio