Publicidad

Los consejos de los expertos para cuidar la salud bucodental de nuestros hijos durante las fiestas navideñas

Los consejos de los expertos para cuidar la salud bucodental de nuestros hijos durante las fiestas navideñas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Turrón, polvorones, mantecados, mazapán... llevan semanas ocupando un hueco importante en los estantes de los supermercados. Y es que el inicio de la Navidad llega siempre marcado por las primeras compras de estos dulces típicos a los que es imposible resistirse.

Pero los profesionales de la salud bucondental nos recuerdan la importancia de prestar especial atención a la boca de los peques en estas fechas, en donde la ingesta de productos azucarados se incrementa: "No se trata de renunciar a tomar dulces navideños, pero sí de no abuscar y cuidar especialmente la salud bucodental", nos aconseja el doctor Juan Carlos Pérez Varela, presidente de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) y director de la Clínica Ortodoncia Pérez Varela.

Con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina, hoy vamos a repasar qué aspectos debemos tener en cuenta estos días para que la sonrisa de nuestros hijos siga luciendo igual de sana.

Continuar con la rutina de higiene

cepillo de dientes

Las fechas navideñas suponen uno de los momentos más mágicos del año, pero solemos cometer muchos excesos con los dulces, descuidar la higiene dental y llevar a cabo una serie de hábitos que pueden resultar perjudiciales. Por ello, como la salud bucodental no entiende de treguas vacacionales, los expertos recomiendan ser muy cuidadosos con la rutinas de higiene de nuestros hijos, y aunque comamos fuera de casa no relajarnos a la hora de velar por su salud bucodental.

Entre los consejos que nos ofrece el doctor Pérez Varela están:

  • Llevar siempre en el bolso un kit dental de viaje, que incluya cepillo y pasta dentífrica con la cantidad de flúor recomendada a la edad del niño. En caso de llevar ortodoncia, debemos incluir en el neceser una seda dental específica para brackets y cepillos interdentales, que ayudarán a eliminar los restos de comida que se hayan quedado atrapados en el aparato.
  • Si nos hemos olvidado de este kit y nuestro hijo no lleva ortodoncia, podemos ofrecerle una pieza de fruta dura para que se la coma a mordiscos, como por ejemplo una manzana. Al masticarla estimulará la producción de saliva y neutralizará la acidez de los alimentos, protegiendo la boca frente al ataque de las bacterias.

Alimentos y hábitos propios de estas fechas, que pueden perjudicar la salud bucodental

refrescos

Además de un consumo excesivo de dulces en esta época del año, hay una serie de alimentos y hábitos especialmente extendidos en estas fechas festivas que pueden perjudicar la salud bucondental de los niños y de los adultos. El doctor Pérez Varela nos destaca los siguientes:

  • La forma de comer el marisco: el marisco es uno de los alimentos estrella en esta época del año, pero especialmente peligroso para los dientes. Por eso, si tu hijo ya lo consume es recomendable que se lo ofrezcas ya limpio, o si tiene más edad le enseñes a utilizar las pinzas y los útiles específicos para abrirlo.

"Jamás deberían abrirse las patas o cualquier elemento duro del marisco utilizando los dientes, pues podría dañarse el esmalte, astillarse o incluso fracturarse alguna pieza dental" - nos recomienda el doctor.

  • Otra costumbre muy arraigada cuando comienzan las vacaciones de Navidad y los niños están más tiempo en casa es picar entre horas. Pero Pérez Varela nos recuerda que el picoteo es una práctica especialmente perjudicial para la salud bucondental, pues estar todo el día comiendo mantiene la acidez baja, y cuando el PH de la boca desciende a 5,5 aumenta el riesgo de caries.

  • Evitar zumos y bebidas carbonatadas: el doctor Pérez Varela recomienda que los niños consuman únicamente leche y agua, evitando en la medida de los posible los zumos, refrescos, bebidas carbonatadas, que además de contener azúcar y aumentar el riesgo de caries y obesidad infantil, tienen ácidos que pueden desgastar el esmalte dental.

Mi hijo lleva brackets, ¿qué dulces navideños debería evitar?

dulces navideños

Tanto si tu hijo lleva brackets como si no, lo idea es reducir al máximo el consumo de dulces navideños (y obviamente de dulces en general, con independencia de la época del año en la que estemos), pues abusar de ellos podría ser perjudicial para su salud, incluida la bucodental.

Pero además de ofrecer a los niños los dulces con moderación, el doctor Pérez Varela nos recomienda prestar especial atención a las siguientes especificaciones en caso de que nuestro hijo lleve brackets:

  • Evitar alimentos duros como ciertos turrones, frutos secos, peladillas o las garrapiñadas, pues su consistencia podría dañar el aparato dental.

"Si se despega un bracket, una banda o un arco se sale del sitio, comer con normalidad será muy complicado. En caso de que esto suceda, habría que llamar inmediatamente al ortodoncista para que solucione el problema cuanto antes" - nos advierte.

  • Sí pueden consumirse con moderación otros dulces típicos, como el turrón blando y de chocolate, los polvorones, fruta escarchada y mazapán. Pero siempre extremando la limpieza oral después de comer, y prestando mucha atención a que no hayan quedado restos incrustados en el aparato.

"Se debe tener la certeza de que la limpieza oral ha sido correcta tras comer este tipo de alimentos pegajosos, pues los restos escondidos entre las encías y los brackets podrían acabar provocando una inflamación"

Existe otro alimento especialmente consumido en esta época al que también deben prestar especial atención las personas con brackets. Se trata de la piña, una fruta muy filamentosa que puede dejar rastros entre el aparato dental si la boca no se limpia correctamente.

Además de estas precauciones con la comida, el doctor Pérez Varela aconseja que los niños con brackets que vayan a practicar algún deporte con riesgo alto de caída (como por ejemplo, patinaje sobre hielo o esquí) se pongan antes un protector bucal, pues les ayudará a evitar lesiones.

Aprovechar las vacaciones escolares para hacer una revisión bucondental

Pérez Varela nos recuerda que las vacaciones escolares resultan idóneas para llevar a los niños a una revisión con el odontopediatra (recordemos que a partir del primer año de vida ya deben hacerse estas revisiones de manera periódica) y con el ortodoncista, alrededor de los seis años.

"Muchos padres desconocen que deben llevar a sus hijos al ortodoncista a los seis años, que es la edad en la que aparecen los primeros molares definitivos. El ortodoncista debe asegurarse de que la erupción de la dentadura permanente se está realizando correctamente y, en caso de no ser así, corregir a tiempo determinados problemas que pueden volverse mucho más complejos en la edad adulta"

Entre los principales problemas están los de maloclusión y el crecimiento de los huesos del maxilar y la mandíbula, que provocan que los dientes no encajen bien entre ellos

Y ya por último, y a modo de conclusión para estas fechas tan señaladas en el calendario, Pérez Varela nos hace una recomendación muy especial:

"Lo más importante es que tanto niños como adultos no dejemos de sonreír, pues la sonrisa tiene numerosos beneficios en el estado emocional, la salud y la imagen que proyectamos a los demás. Por eso es tan importante cuidar nuestra sonrisa"

Fotos | iStock

Agradecimientos | Doctor Juan Carlos Pérez Varela, presidente de la Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) y director de la Clínica Ortodoncia Pérez Varela.

En Bebés y Más Su padre no le dejó comer una piruleta y ella creó una saludable para sus dientes que previene las caries: ahora es millonaria, Primer visita al dentista: nueve consejos para preparar a los niños e iniciar una relación positiva, En verano aumenta el riesgo de problemas bucodentales en niños: cinco consejos para prevenirlos

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios