Publicidad

Los niños siguen consumiendo demasiado zumo de frutas

Los niños siguen consumiendo demasiado zumo de frutas
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Un estudio realizado en Estados Unidos aporta buenas noticias y es que, en la lucha por combatir la obesidad y el sobrepeso infantil han conseguido que el consumo de refrescos azucarados descienda en los niños. El problema es que muchos niños parecen alérgicos al agua, porque en vez de sustituir una cosa por otra, que es lo más sano y razonable, han cambiado refrescos por zumo y para el caso es lo mismo.

Es cierto que a bote pronto parece más saludable tomar zumo que refrescos. Unos proceden de las frutas y los otros ni se sabe. Unos llevan azúcar o edulcorantes añadidos y gas y los otros los mismos azúcares de la fruta. Aún así, la conclusión del estudio lo dice todo: los niños siguen tomando demasiado zumo de frutas.

Datos acerca del estudio

Investigadores del UCSF Benioff Children's Hospital estudiaron las costumbres de los niños de entre 2 y 11 años de California para saber cómo habían cambiado las costumbres, en lo que a consumo de zumo de frutas 100% natural y refrescos se refiere, de la población entre los años 2003 y 2009.

Vieron que en los niños de 2 a 5 años el consumo de refrescos había descendido de un 40% a un 16% y que en los niños de 6 a 11 años el descenso iba desde el 54% al 33% en 2009. A la hora de valorar el consumo de zumo de fruta, vieron que en los niños de 2 a 5 años el consumo de dos o más vasos de zumo de frutas por día había disminuido en los niños blancos, pero que había aumentado en los de procedencia latina. En los de 6 a 11 años el consumo de dos o más vasos de zumo de fruta se mantuvo estable en los niños blancos y aumentó en los niños latinos y en los afroamericanos.

Demasiado zumo, sin duda

Es cierto que es una buena noticia que el consumo de refrescos disminuya, pero el zumo de fruta 100% natural, aún cuando lleva el aviso de "sin azúcares añadidos", contiene casi tanta azúcar como una lata de refresco, según explican los autores del estudio.

La razón es que la fruta es un alimento con muchos azúcares naturales. Sí, tienen vitaminas y otras propiedades, pero también azúcar, y no es lo mismo comerse dos o tres piezas de fruta al día que consumir de dos a tres vasos de zumo al día por una evidente cuestión de cantidad. Para hacer un vaso de zumo son necesarias varias piezas de fruta. Pues bien, cuando te bebes un vaso de zumo hecho con, pongamos dos a tres naranjas, estás consumiendo el azúcar de esas dos o tres naranjas. Multiplica ese vaso por tres al día y ya tienes el resultado: equivale a tomarte unas 6 a 9 frutas diarias. Ningún niño comería eso a base de mordiscos.

Tanto azúcar no tiene sentido y tantas calorías distan mucho de ser beneficiosas. Al ser calorías que provienen sobretodo del azúcar de la fruta son calorías con poco contenido (casi vacías), por no aportar muchos otros nutrientes que sí aportan otros alimentos, o incluso la misma fruta cuando la comemos a bocados. Además, el hecho de tomar zumo de frutas aumenta el riesgo de caries, promueve desequilibrios nutricionales, porque los zumos quitan el hambre que haría que los niños comieran cosas más importantes y aumenta el riesgo de padecer diabetes.

Cuánto zumo es recomendable

El zumo por sí mismo no es malo. No pasa nada por tomar un poco de zumo de fruta, pero hay que limitarlo. La AAP (Academia Americana de Pediatría) recomienda tomar un máximo de 180 ml de zumo de fruta al día a los niños menores de seis años y un máximo de 360 ml al día para los mayores de seis años. Como veis, hablamos de máximo y no de cantidad recomendable ni mínimo ideal.

Lo aconsejable es que los niños coman fruta y que cuando tengan sed beban agua. Tan simple como eso, comer la fruta tal y como llega del árbol, que podría considerarse un alimento relativamente bajo en calorías, y agua tal y como sale del grifo, o de la botella. En el momento en que la fruta pasa a ser zumo se convierte en un líquido que se consume muy fácilmente y que contiene muchas más calorías que la fruta y, por supuesto, que el agua.

Más información | Abstract del Estudio en Pubmed Vía | What to Expect Foto | kris krüg en Flickr En Bebés y más | Naranjas, ¿enteras o exprimidas?‏, Zumos envasados: ¿cuáles son más saludables?, Los zumos de fruta comerciales no podrán llevar azúcares añadidos, Falsos "amigos" de la dieta infantil

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir