Compartir
Publicidad
Publicidad

Preguntas frecuentes sobre niños y ortodoncia (o qué pasa cuando los dientes salen desordenados)

Preguntas frecuentes sobre niños y ortodoncia (o qué pasa cuando los dientes salen desordenados)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ortodoncia es la especialidad dental que se encarga de corregir la posición defectuosa de los dientes y las anomalías de sus correspondientes huesos, es decir, entre otras cosas, elabora y coloca los aparatos correctores en los dientes. Muchos niños a lo largo de su infancia llevarán aparato para corregir algún defecto en los dientes, también adolescentes y ya en la edad adulta se ve cada vez más gente con aparato.

A nosotros nos interesa lo relacionado con los niños. ¿En qué casos es necesaria una ortodoncia? ¿A partir de qué edad pueden llevar los niños aparato? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre ortodoncia y niños. Hemos de pensar que no se trata solo de una cuestión económica (lo cual asusta a la mayoría de los padres) o estética, y es que un adecuado tratamiento de ortodoncia va a conseguir que los dientes se alineen correctamente y que se normalice la posición y el tamaño del maxilar y la mandíbula.

Así se logra que los dientes puedan encajar bien entre ellos y se lleve a cabo una masticación completa de la comida. Unos dientes que funcionan bien corren un menor riesgo de estropearse y durar saludables más tiempo.

La Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia (AESOR) responde a las preguntas más frecuentes sobre niños y ortodoncia, que nos resuelve muchas dudas a los padres preocupados por este tema, con niños que ya están cambiando los dientes y cuyos dientes definitivos no se van apareciendo con demasiada armonía...

¿Cuál es la edad adecuada para el tratamiento de ortodoncia?

Los defectos en la posición de la dentadura y sus huesos correspondientes pueden comenzar a manifestarse a temprana edad, generalmente cuando el niño va perdiendo los dientes de leche y son sustituidos poco a poco por los dientes definitivos. Este es el momento ideal para solicitar consejo del dentista.

Durante el periodo que abarca la niñez y la adolescencia, de los seis a los 14 años, es cuando la mayoría de pacientes reciben el tratamiento de Ortodoncia, en función de la salida de los dientes y muelas permanentes, y del crecimiento del maxilar y la mandíbula, cuyos defectos manifiestos requieren de una corrección inmediata.

Sin embargo, hay defectos leves y pasajeros en los que el profesional experimentado no debe precipitarse, pues existe la posibilidad de una corrección espontánea. En definitiva, es necesario depositar la confianza en un profesional, quien en base a su experiencia clínica y criterio ético debe decidir cuál es la edad más adecuada para iniciar un tratamiento de Ortodoncia en el caso de que sea necesario.

En cualquier caso, las principales asociaciones ortodóncicas recomiendan hacer un estudio antes de los siete años del niño o niña para diagnosticar y/o corregir de forma precoz. Y es que, a esta temprana edad, hay determinados problemas que se corrigen de manera mucho más sencilla que cuando se llega a la adolescencia o edad adulta.

¿Cómo se estudian los defectos de la dentadura?

Al aparecer los signos iniciales de defectos en la dentadura y las anomalías de sus huesos correspondientes, es necesario realizar un profundo estudio de su extensión y gravedad, así como de las causas que los han producido. Para ellos se obtiene una copia en yeso de la dentadura, se toman radiografías especiales y fotografías de la cara para observar su posible desfiguración estética. La interpretación de estos datos permite hacer un diagnóstico lo más exacto posible del problema y proponer el tratamiento más adecuado para cada caso.

¿Cuáles son los tipos de tratamiento de ortodoncia?

Existen varias modalidades de tratamiento, según el problema a corregir y la edad del paciente:

  • El tratamiento preventivo persigue la eliminación de los hábitos deformantes infantiles, generalmente en la dentición temporal (de tres a seis años).
  • El tratamiento interceptivo está orientado a facilitar la salida normal de los dientes definitivos y a mejorar el tamaño y la posición de los huesos maxilares, generalmente cuando se inicia el recambio de los dientes de leche por los definitivos (de siete a 11 años).
  • El tratamiento correctivo es el indicado cuando ya han salido los dientes definitivos (de 12 a 15 años).
Ortodoncia y niños

¿Cómo son los aparatos de ortodoncia?

Los aparatos correctores pueden ser removibles o fijos.

  • Los aparatos removibles, de quita y pon, constan de una delgada placa que se ajusta al paladar, a la que se agregan diversos elementos metálicos, capaces de mover los dientes con sus correspondientes huesos. Su manejo es relativamente sencillo pero sólo pueden corregir defectos leves o moderados, sin grandes dificultades para el profesional que los prescribe. Como dificultan la masticación, se deben retirar durante las comidas.

  • Los aparatos fijos constan de unos minúsculos soportes pegados a los dientes, que alojan unos alambres especiales que proporcionan la energía necesaria para los movimientos. Su efectividad es mayor que la de los aparatos removibles, estando especialmente indicados para corregir los defectos acentuados o graves. Sin embargo, debido a la complejidad de su colocación y a la cuidadosa manipulación que exigen los alambres, el profesional que los utiliza debe tener mayores conocimientos científicos y experiencia clínica, pues, de lo contrario, pueden ocasionar daños irreparables en la dentadura.

¿Cuánto dura el tratamiento de ortodoncia?

Al igual que el médico no puede asegurar la curación definitiva de una enfermedad con total garantía, lo mismo sucede con la Ortodoncia. El tratamiento tiene como objetivo conseguir una dentadura eficiente, sana, perdurable y bella. El éxito definitivo depende de factores tan variables como la reacción de los dientes y huesos al movimiento, el acierto clínico del profesional, la cooperación del paciente, la presencia de factores hereditarios, etc. Además, los dientes recién movidos tienden de forma natural a regresar a su mala posición original. Para evitar este riesgo, una vez finalizado el tratamiento se retiran los aparatos correctores y son sustituidos por unos sencillos dispositivos fijos o removibles que son revisados periódicamente por el profesional.

¿Es caro el tratamiento de ortodoncia?

Este es tal vez el punto que más preocupa a muchos padres. Según la Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia, más que caro, el tratamiento de Ortodoncia es costoso si se tiene en cuenta la severidad del problema a resolver, la atención profesional constante y continua, la cantidad y calidad de los aparatos y su prolongada duración. Todos estos factores determinan el coste final, que varía en cada caso. Para hacerlo más asequible, el aparato se suele abonar de forma periódica y fraccionada a lo largo del periodo del tratamiento.

Em definitiva, nosotros como padres hemos de estar atentos a la dentadura de los pequeños y cómo se va estableciendo, ya que en caso de defectos el problema estético podría quedar en un segundo plano y conllevar problemas de salud a largo plazo. Tras la visita al ortodoncista, debemos exigir una completa información sobre el problema individual del niño o niña, sus características, tratamiento más adecuado, duración aproximada y coste total...

Mientras tanto, crucemos los dedos para que los dientes vayan apareciendo lo más ordenados posible y que los niños sigan manteniendo una higiene bucal adecuada para que, además, estén lo más sanos posible.

Fotos | iStock y monica y garza en Flickr-CC
Vía | AESOR
En Bebés y más | Los efectos de chuparse el dedo y del chupete más tiempo del recomendable (y cómo evitarlos)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos