Publicidad

Bebidas recomendadas (y no recomendadas) para niños menores de cinco años: expertos en salud y nutrición publican guía actualizada
Nutrición Infantil

Bebidas recomendadas (y no recomendadas) para niños menores de cinco años: expertos en salud y nutrición publican guía actualizada

Publicidad

Publicidad

En Bebés y más compartimos con frecuencia consejos de alimentación infantil, para que padres y madres sepan cuáles son los mejores alimentos y bebidas que se recomiendan a bebés y niños en las diferentes etapas de su desarrollo.

Ahora, un grupo de asociaciones de nutrición y salud, entre las que se encuentra la Academia Americana de Pediatría, ha publicado una nueva guía con recomendaciones de cuáles bebidas dar (y cuáles no) a los niños menores de cinco años, divididas por edades.

La Academia de Nutrición y Dietética, la Academia Americana de Odontología Pediátrica, la Academia Americana de Pediatría y la Asociación Americana del Corazón dieron a conocer a través de un comunicado de prensa las nuevas recomendaciones por edades acerca del consumo de bebidas en bebés y niños menores de cinco años.

Esta es la primera ocasión en la que organizaciones líderes de la salud llegan a un consenso en este tema, con la finalidad de alentar el consumo de bebidas saludables en los niños pequeños. Las principales bebidas que recomiendan para bebés desde su nacimiento y hasta las cinco años son: leche materna, fórmula, agua y leche pasteurizada, desde luego, cada una a su debido tiempo y etapa.

Por el contrario, advierten evitar el consumo ciertas bebidas que son fuente de alto contenido en azúcar, incluyendo leches con sabores (como chocolate o fresa), bebidas azucaradas y bajas en calorías, así como bebidas comerciales dirigidas al público infantil como fórmulas para niños, bebidas con cafeína y leches vegetales (almendra, arroz, coco y avena, entre otras), ya que no proveen ningún valor nutricional.

"Desde que nacen y en sus primeros años, las bebidas son una fuente significativa de calorías y nutrientes, y pueden tener un gran impacto en su salud a largo plazo. Las familias merecen tener guías claras y consistentes acerca de lo que sus hijos deberían beber y lo que deberían evitar. Estas recomendaciones de las organizaciones de nutrición y salud líderes ayudarán a las familias a criar niños sanos", explica Richard Besser, presidente de la fundación Robert Wood Johnson, que financió la investigación que dio como resultado estas nuevas recomendaciones.

Es importante aclarar que las recomendaciones por edad no incluyen situaciones en las que se necesita orientación nutricional específica, como cuando existe una condición especial de salud como alergia e intolerancia, o elecciones dietéticas específicas, como el veganismo o reglas religiosas.

Recomendaciones de bebidas para menores de cinco años

Las nuevas recomendaciones, que puedes encontrar a través de una práctica y colorida guía interactiva publicada en el sitio web Healthy Drinks Healthy Kids (Bebidas saludables, niños sanos), por el momento solo están disponibles en inglés, pero te compartimos cuáles son las bebidas recomendadas para niños menores de cinco años según su edad y por qué.

Para bebés de 0 a 6 meses

Lactancia

Bebidas recomendadas

Los bebés menores de seis meses únicamente necesitan leche materna o fórmula para bebés para obtener suficientes fluidos y una nutrición adecuada.

Bebidas a evitar

Los bebés menores de seis meses no deben beber:

  • Zumos
  • Leche pasteurizada
  • Leches con sabor (por ejemplo: chocolate y fresa)
  • Fórmulas de "transición" o de "continuación".
  • Leches vegetales (por ejemplo: almendra, arroz, avena)
  • Bebidas con cafeína (por ejemplo: refrescos, café, té, bebidas energéticas)
  • Bebidas bajas en calorías (por ejemplo: bebidas "light" o de dieta, incluyendo aquellas endulzadas con stevia, sucralosa o cualquier edulcorante bajo en calorías)
  • Bebidas azucaradas (por ejemplo: refrescos, bebidas de frutas, bebidas con sabor a frutas, bebidas deportivas, bebidas energéticas, aguas de sabor, café azucarado y tés)

Para bebés de 6 a 12 meses

Biberon Padre

Bebidas recomendadas

Los bebés de 6 a 12 meses deben continuar alimentándose por leche materna o fórmula para bebés para obtener a mayoría de sus necesidades nutricionales. Ambos también proveen la cantidad de líquidos necesarios que los bebés necesitan en esta etapa.

Una vez que se ha comenzado con la alimentación complementaria, que suene iniciarse a los seis meses de edad, pueden comenzar a ofrecer pequeños tragos de agua durante las comidas. Esto ayudará a que los niños comiencen a desarrollar habilidades para bebér de un vaso y a familiarizarse con el sabor del agua, algo que puede tomar tiempo.

Bebidas a evitar

Los bebés de seis a doce meses de edad no deben beber:

  • Zumos
  • Leche pasteurizada
  • Leches con sabor (por ejemplo: chocolate y fresa)
  • Fórmulas de "transición" o de "continuación".
  • Leches vegetales (por ejemplo: almendra, arroz, avena)
  • Bebidas con cafeína (por ejemplo: refrescos, café, té, bebidas energéticas)
  • Bebidas bajas en calorías (por ejemplo: bebidas "light" o de dieta, incluyendo aquellas endulzadas con stevia, sucralosa o cualquier edulcorante bajo en calorías)
  • Bebidas azucaradas (por ejemplo: refrescos, bebidas de frutas, bebidas con sabor a frutas, bebidas deportivas, bebidas energéticas, aguas de sabor, café azucarado y tés)

Estas bebidas pueden ser grandes fuentes de azúcares añadidos en la dieta de los niños y no proveen ningún valor nutricional más allá del que puede ofrecer una dieta balanceada acompañada de leche y agua.

Además, evitar este tipo de bebidas desde temprana edad ayudará a crear y mantener hábitos saludables durante toda su vida.

Para niños de 12 a 24 meses (1 a 2 años)

Bebe Bebiendo

Bebidas recomendadas

Las dos bebidas que deben consumir los niños de entre uno y dos años deben ser:

  • Agua

Los niños de 12 a 24 meses deben beber de una a cuatro tazas de agua al día para obtener los líquidos suficientes para su edad. El agua que necesita puede variar según el día, dependiendo de lo activos que sean, el clima, o la cantidad de líquidos que reciban de otras bebidas como la leche o de comidas como las sopas y el puré de manzana.

  • Leche

Los niños de 12 a 24 meses pueden comenzar a tomar leche entera pasteurizada y sin sabor, ya que aporta nutrientes como proteínas, calcio y vitamina D, y que su cuerpo en crecimiento necesita. La cantidad recomendada de leche para esta edad es de dos a tres tazas al día.

La cantidad de tazas de leche que necesita un niño de un año dependerá de cuántos sólidos come al día. Al acercarse a los dos años y cuando comience a consumir mayor cantidad de alimentos, necesitará menores cantidades de leche.

Si en la familia hay historial de obesidad o de enfermedades del corazón, la leche baja en grasa puede considerarse en lugar de la leche entera, pero deberás consultarlo previamente con su pediatra.

Bebidas limitadas o con medida

  • Los zumos de fruta 100% natural

Los niños de 12 a 24 meses deberán beber no más de media taza de zumo de fruta 100% natural al día. Agregar agua al zumo 100% de fruta puede hacer que un poco de zumo sea muy útil.

En la medida de lo posible, los niños deben consumir la cantidad de fruta diaria recomendada (alrededor de una taza para los niños de 1 a 3 años, y una taza y media para niños de 4 a 5 años) al consumir fruta fresca, enlatada o congelada, sin azúcares añadidos, en lugar de beberla en zumos.

De no ser posible, entonces una combinación de fruta entera y zumo de fruta 100% natural es aceptada, siempre y cuando el niño no consuma más allá del límite de media taza de zumo al día.

La razón de esto es porque los zumos, incluso los que son 100% de fruta fresca pueden contribuir a la aparición de caries, y si los niños consumen más de lo recomendado, puede tener otros impactos negativos en su salud, como un aumento de peso.

Bebidas a evitar

Los niños de 12 a 24 meses no deben beber:

  • Leches con sabor (por ejemplo: chocolate y fresa)
  • Fórmulas de transición, crecimiento o continuación.
  • Leches vegetales (por ejemplo: almendra, arroz, avena)
  • Bebidas con cafeína (por ejemplo: refrescos, café, té, bebidas energéticas)
  • Bebidas bajas en calorías (por ejemplo: bebidas "light" o de dieta, incluyendo aquellas endulzadas con stevia, sucralosa o cualquier edulcorante bajo en calorías)
  • Bebidas azucaradas (por ejemplo: refrescos, bebidas de frutas, bebidas con sabor a frutas, bebidas deportivas, bebidas energéticas, aguas de sabor, café azucarado y tés)

Las leches vegetales no se recomiendan como un sustituto para la leche entera pasteurizada. De acuerdo con la evidencia científica, con la excepción de la leche de soja fortificada, muchas de las leches vegetales carecen de nutrientes esenciales encontrados en la leche de vaca. Incluso si estos nutrientes son añadidos a las leches vegetales, el cuerpo no los absorbe de la misma manera que lo hace con la leche regular.

Las leches no lácteas fortificadas y sin azúcar pueden ser una buena opción para lo niños si son alérgicos a los lácteos o tienen intolerancia a la lactosa. Asegúrate de consultar primero con un pediatra antes de elegir un sustituto para la leche entera pasteurizada. Es sumamente importante que en esta etapa los niños reciban en su dieta diaria los nutrientes necesarios encontrados en la leche, como proteínas, calcio y vitamina D, que son esenciales para un desarrollo y crecimiento saludables.

Para niños de 2 a 3 años

Nina Bebiendo

Bebidas recomendadas

Las dos bebidas que deben consumir los niños de dos a tres años deben ser:

  • Agua

Los niños de 2 a 3 años deben beber de una a cuatro tazas de agua al día para obtener los líquidos suficientes para su edad. El agua que necesita puede variar según el día, dependiendo de lo activos que sean, el clima, o la cantidad de líquidos que reciban de otras bebidas como la leche o de comidas como las sopas y el puré de manzana.

  • Leche

Los niños de 2 a 3 años pueden comenzar a tomar leche entera pasteurizada y sin sabor, leche pasteurizada sin grasa o leche baja en grasa. La cantidad recomendada de leche para esta edad es de máximo dos tazas al día.

Hacer la transición hacia leches bajas en grasa ayudará a los niños a mantenerse dentro de las recomendaciones de grasa y calorías totales al día, que promueven un peso saludable. En caso de que el niño tenga bajo peso u otras necesidades médicas, deberás consultar con el pediatra para elegir las mejores bebidas para tu hijo.

Bebidas limitadas o con medida

  • Los zumos de fruta 100% natural

Las recomendaciones para los niños de 2 a 3 años son las mismas que para los niños de 12 a 24 meses: no más de media taza de zumo de fruta 100% natural al día. Sigue siendo preferible consumir la cantidad de fruta diaria recomendada en fruta fresca, enlatada o congelada, en lugar de los zumos.

Si esto no es posible, es aceptable una combinación de fruta entera y zumo de fruta 100% natural, siempre y cuando el niño no consuma más allá del límite de media taza de zumo al día.

Bebidas a evitar

Los niños de 2 a 3 años no deben beber:

  • Leches con sabor (por ejemplo: chocolate y fresa)
  • Fórmulas de "transición" o de "continuación".
  • Leches vegetales (por ejemplo: almendra, arroz, avena)
  • Bebidas con cafeína (por ejemplo: refrescos, café, té, bebidas energéticas)
  • Bebidas bajas en calorías (por ejemplo: bebidas "light" o de dieta, incluyendo aquellas endulzadas con stevia, sucralosa o cualquier edulcorante bajo en calorías)
  • Bebidas azucaradas (por ejemplo: refrescos, bebidas de frutas, bebidas con sabor a frutas, bebidas deportivas, bebidas energéticas, aguas de sabor, café azucarado y tés)

Las recomendaciones acerca de las leches vegetales son las mismas que para los niños de 12 a 24 meses de edad.

Para niños de 4 a 5 años

Nina Bebiendo Agua

Bebidas recomendadas

Las dos bebidas que deben consumir los niños de cuatro a cinco años deben ser:

  • Agua

Los niños de 4 a 5 años deben beber de una y media a cinco tazas de agua al día. El agua que necesita puede variar según el día, dependiendo de lo activos que sean, el clima, o la cantidad de líquidos que reciban de otras bebidas como la leche o de comidas como las sopas y el puré de manzana.

  • Leche

Los niños de 4 a 5 años deben tomar leche entera pasteurizada y sin sabor, leche pasteurizada sin grasa o leche baja en grasa. La cantidad recomendada de leche para esta edad es de máximo dos tazas y media al día.

Bebidas limitadas o con medida

  • Los zumos de fruta 100% natural

Los niños de 4 a 5 años deberán beber de media taza a tres cuartos de taza de zumo de fruta 100% natural al día. Sigue siendo preferible consumir la cantidad de fruta diaria recomendada en fruta fresca, enlatada o congelada, en lugar de los zumos.

Si esto no es posible, es aceptable una combinación de fruta entera y zumo de fruta 100% natural, siempre y cuando el niño no consuma más allá del límite de tres cuartos de taza de zumo al día.

Bebidas a evitar

Los niños de 4 a 5 años no deben beber:

  • Leches con sabor (por ejemplo: chocolate y fresa)
  • Fórmulas de "transición" o de "continuación".
  • Leches vegetales (por ejemplo: almendra, arroz, avena)
  • Bebidas con cafeína (por ejemplo: refrescos, café, té, bebidas energéticas)
  • Bebidas bajas en calorías (por ejemplo: bebidas "light" o de dieta, incluyendo aquellas endulzadas con stevia, sucralosa o cualquier edulcorante bajo en calorías)
  • Bebidas azucaradas (por ejemplo: refrescos, bebidas de frutas, bebidas con sabor a frutas, bebidas deportivas, bebidas energéticas, aguas de sabor, café azucarado y tés)

Las recomendaciones acerca de las leches vegetales son las mismas que para los niños de 2 a 3 años de edad.

Por qué es importante seguir estas recomendaciones

En Bebés y más hemos compartido diferentes estudios e investigaciones que hablan acerca del consumo excesivo de azúcares añadidos en la dieta diaria de los niños. Muchos de ellos, están escondidos en bebidas como zumos comerciales, leches de sabor y bebidas azucaradas que pueden parecer inofensivas porque están dirigidas al público infantil y de los cuales ya ha advertido la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, beber más de la cantidad recomendada de azúcar al día puede ser perjudicial para los niños, ya que aumenta la probabilidad de que los niños presenten caries y el riesgo de que presenten obesidad infantil.

Desde luego, esto no significa que los zumos u otras bebidas estén 100% prohibidos, sino que simplemente su consumo se evite en la medida de lo posible, y se opte por bebidas más saludables para que los niños tengan un desarrollo sano.

Más información | Healthy Drinks Healthy Kids - Consenso de Bebidas Saludables para Niños Pequeños (en inglés)
Fotos | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir