Compartir
Publicidad

¿Por qué dar bebidas azucaradas al bebé? Aumentan el riesgo de obesidad

¿Por qué dar bebidas azucaradas al bebé? Aumentan el riesgo de obesidad
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se dice que se recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses se está diciendo que no se le dé otra bebida al bebé. Cuando empieza la alimentación complementaria, junto a la leche materna se le puede dar agua, pero, ¿por qué ofrecerle bebidas azucaradas al bebé?

¿Existe alguna razón que lo aconseje? Cuando son menores de un año, el azúcar que llevan zumos o infusiones aumenta el riesgo de obesidad, el de caries y además puede influir en su apetito, haciendo que el bebé rechace alimentos que sí necesita.

Hay estudios que ven hasta el doble de propensión a la obesidad en los niños de seis años que antes de los 12 meses tomaban bebidas azucaradas. Probablemente, porque sus padres siguen ofreciéndoles este tipo de líquidos, que no se recomiendan tomar en abundancia.

Y mucho menos cuando son bebés porque, como hemos adelantado, les estamos restando espacio a otros alimentos nutricionalmente perfectos como la leche materna u otros también importantes para el desarrollo del bebé cuando empieza la alimentación complementaria.

Entonces, es mejor que optes por la fruta natural, a trocitos o en papilla, o zumos naturales y preferiblemente a cucharaditas o en vasito, no en biberón. Esto es así porque tener la tetina con azúcar en la boca durante mucho tiempo aumenta el riesgo de que los pequeños tengan caries del biberón.

Tanto la obesidad como las caries son "efectos secundarios" que siguen en el tiempo debido a la costumbre que toman los niños desde pequeños, ya que los hábitos nutricionales de la familia no suelen cambiar en exceso con el paso del tiempo. Está comprobado que esos hábitos y las preferencias alimentarias de los niños están fuertemente determinadas por el primer año de vida.

Y aunque puede que pensemos que los dientecitos del bebé caerán, el riesgo de caries, como es lógico, continúa con los dientes definitivos (y tampoco se pueden dejar sin tratar en los de leche...).

En definitiva, la próxima vez que te preguntes si darle bebidas azucaradas al bebé, recuerda que, por su salud, pueden esperar. Y más adelante, los zumos envasados y refrescos también con moderación...

Foto | Thinkstock
En Bebés y más | Los niños siguen consumiendo demasiado zumo de frutas, Zumos o frutas para que los niños se refresquen: no son lo mismo, Las infusiones pueden ser peligrosas para el bebé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos