Publicidad

Cómo solucionar la diástasis abdominal después del parto
Salud de la madre

Cómo solucionar la diástasis abdominal después del parto

Publicidad

Publicidad

Durante el embarazo es normal tener diástasis abdominal como consecuencia de los cambios físicos que se producen ante el crecimiento del bebé en el útero. Sin embargo, son pocos los casos en los que la diástasis se soluciona de manera natural tras el parto, y por tanto son muchas las mujeres que experimentan las secuelas (tanto estéticas como físicas) de esta lesión.

Afortunadamente, se puede solucionar con ayuda especializada, y para ello hemos consultado a Rafael Vicetto, fisioterapeuta especializado con más de diez años de experiencia en el campo de la diástasis de rectos, y creador del método Stop Diástasis. ¿Cómo solucionar la diástasis abdominal tras el parto?

La importancia de tratar la diástasis abdominal

Cómo vimos hace unos días cuando tratamos en profundidad el tema de la diástasis abdominal y sus consecuencias, esta lesión no solo supone un problema estético (mayor volumen abdominal tras dar a luz) sino que puede acarrear desagradables secuelas físicas, como dolores lumbares y abdominales, molestias durante las relaciones sexuales, incontinencia urinaria, problemas digestivos...

Es por ello que los especialistas aconsejan tomar conciencia acerca de esta lesión, y saber cómo tratarla para mejorar la calidad del vida y reducir los problemas asociados.

Tratar la diástasis con ejercicio físico

ejercicios hipopresivos

Una vez hemos dado a luz y el médico considera que podemos volver a hacer deporte, son muchas las mujeres que enfocan el ejercicio físico a reducir la tripa postparto, con programas de fortalecimiento abdominal para recuperar cuanto antes la cintura.

Pero cuando hay diástasis abdominal, tenemos que cuidar mucho el tipo de ejercicio que realizamos, pues algunos son contraproducentes y pueden agravar la lesión. Esto ocurre con aquellos ejercicios de flexión de tronco como los abdominales clásicos, así como cualquier ejercicio que implique presión abdominal.

Diastasis Abdominal Ejercicios que pueden agravar la diástasis abdominal. Vía Clínica Vicetto.

Los abdominales hipopresivos son el ejercicio más indicado en caso de diástasis abdominal y problemas de suelo pélvico. Consisten en la realización de posturas y movimientos que, combinados con diversas técnicas en apnea, buscan disminuir la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica.

Si quieres practicar este tipo de abdominales es importante que consultes con un fisioterapeuta o un instructor deportivo especializado, para que te enseñen cómo hacerlos correctamente previa valoración de tu estado físico, pues puede haber determinadas circunstancias por las que se contraindiquen.

Tratar la diástasis con fisioterapia

diástasis abdominal

Cuando la diástasis abdominal no es muy severa, la fisioterapia es una alternativa eficaz para conseguir un abdomen funcional. Gracias al trabajo del especialista, podemos conseguir que la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico vuelvan a ejercer de sostén de los órganos situados en la cavidad que envuelven.

Desde su clínica de fisioterapia, Rafael Vicetto nos explica los métodos que sigue para tratar la diástasis abdominal:

  • Tecnología de radiofrecuencia: el tratamiento puede combinarse con el uso de la tecnología Indiba, que trabaja sobre el tejido dañado y ayuda a regenerar la línea alba abdominal, produciendo colágeno y elastina.

Muchas mujeres con diástasis abdominal tras el embarazo logran un abdomen más funcional y una reducción de su tripa postparto con el tratamiento combinado de fisioterapia y adbominales hipropresivos.

Tratar la diástasis con cirugía

diástasis abdominal

Pero puede haber casos en los que debido a la agudeza de los daños producidos por la diástasis, el programa de recuperación guiado por un fisioterapeuta especializado no sea suficiente y haya que recurrir a la cirugía.

Esto ocurre cuando:

  • Hay una gran separación de los rectos abdominales
  • Hay mucha piel sobrante y estriada en la zona del abdomen
  • Existe un daño importante del conectivo y una lesión grave en la pared abdominal
  • Existen hernias que no remiten en su totalidad

La cirugía para corregir estos problemas se llama abdominoplastia, y sirve tanto para solucionar la diástasis, como otros defectos del abdomen en la piel y en la musculatura, mejorando notablemente su aspecto.

Aun así, es fundamental que el fisioterapeuta esté involucrado en este proceso, tanto antes (ayudando al paciente a fortalecer la musculatura y lograr que llegue a la operación lo más competente posible) como después de la cirugía (ayudando en la desinflamación y fortaleciendo la pared abdominal).

Las consecuencias que acarrea una diástasis abdominal no tratada pueden llegar a ser muy limitantes a la hora de hacer una vida normal. Por eso, Rafael Vicetto insiste en la importancia de realizarse una revisión con un fisioterapeuta especializado una vez hayamos dado a luz.

De este modo, el especialista podrá detectar esta lesión abdominal y tratarla de forma precoz, sin olvidar otras competencias importantes en las que también puede ayudarnos, como el tratamiento de las adherencias post cesárea o la solución de los problemas relacionados con el suelo pélvico.

Fotos | iStock

Agradecimientos | Rafael Vicetto, de la Clínica Fisioterapia Vicetto y creador del método Stop Diástasis

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir