Compartir
Publicidad
"Dejen de decir que no sabían, porque ella les dijo", la publicación de una madre acerca de la depresión postparto
Postparto

"Dejen de decir que no sabían, porque ella les dijo", la publicación de una madre acerca de la depresión postparto

Publicidad
Publicidad

Vivimos en una época en la que hablar del postparto es cada vez más común. Desde celebridades que comparten su experiencia con depresión o psicosis postparto, hasta recomendaciones para vivirlo de una manera más fácil. Sin embargo, aunque cada vez las madres se preparan mejor para la llegada de éste, aún falta crear más conciencia en las personas que les rodean.

Esto es justamente lo que expresa una madre en una publicación que se ha hecho viral, en la que invita a las personas a involucrarse más y acompañar a las madres durante el postparto, pues las señales de depresión sí son visibles.

¿Cuántos casos no hemos escuchado de depresión postparto? Para algunas personas, es sorprendente conocer la gran cantidad de madres que pasan por esta enfermedad, pues automáticamente se asume que "todo está bien". Pero no siempre es así.

El problema radica principalmente, es que estamos acostumbrados a esa idea de que el cansancio infinito es lo normal durante el postparto. Y sí, claro que lo es, con todos los cambios de rutina y esas nuevas noches de desvelo, es normal pensar que las mujeres puérperas estén constantemente agotadas. Pero el hecho de que éste agotamiento sea algo "esperado", no significa que debemos verlo como algo sin importancia.

Tenemos que entender algo: tras el nacimiento de un bebé, todo cambia en la vida de una mujer. No solo su cuerpo pasó por la transformación más grande e increíble, sino que también su mente y su espíritu, pasan por cambios trascendentales, transformándola en una nueva mujer, aún desconocida para ella.

Y ahí, es cuando debemos prestar mayor atención: en el postparto. Es cuando más que nunca, las madres recientes necesitan de nuestra ayuda, nuestro apoyo, y sobre todo, de alguien que las acompañe incondicionalmente y sin juzgarlas. De alguien que se involucre no solo en su bienestar físico, sino también en el emocional.

Porque todas las señales de una posible depresión postparto están ahí, pero necesitamos estar realmente atentos y mirar un poco más allá de la respuesta que probablemente nos dará una mujer puérpera: "estoy bien". Y de eso se trata la publicación que ha compartido una madre, en la que nos pide dejar de decir que no sabíamos, pues las señales estuvieron siempre ahí:

Lo entiendo. Finalmente lo entiendo. Ves a madres suicidándose. Y yo no podía entenderlo. ¿Cómo abandonas a tus hijos de esa manera? Depresión postparto, es como le llaman. Tú no sientes como si el mundo estuviera mejor sin ti, sientes que tú estarías mejor sin este mundo. Y entonces todos publican: "Oh, yo no lo sabía. Ella nunca dijo nada. Ella parecía estar bien"... Ella te dijo. Y pareció algo sin importancia para ti, tú no lo entendiste. Quedándose atrás en la vida, ella no logra hacer nada. Todo se espera de ella y ella se está ahogando. Se ha perdido a sí misma al estar cuidando de otros. Ella te dijo: "No puedo este día. Tengo demasiadas cosas que hacer". No te ofrezcas a cuidar a sus hijos, porque entonces la culpa se hace presente. No te dejará llevártelos porque ya siente que no está pasando tiempo suficiente con ellos. Lo veo. Te veo. Te entiendo. ¿Quieren saber cómo está alguien? Vayan y visítenla, dejen que se tome una ducha, ayúdenla de una manera en la que no sienta que está quedándose atrás. Que no sienta que está sola. Como si fuera humana. Esas son sus señales. Dejen de decir que no lo sabían. Porque ella les dijo.

La publicación ha sido compartida más de 117.900 veces y ha recibido cientos de comentarios de otras madres compartiendo su experiencia con la depresión postparto, en la que coinciden en que la mayoría de las personas tiende a minimizar las señales que claramente siempre estuvieron ahí.

El principal problema con la depresión postparto, es que muchas personas aún no logran concebir que ésta suceda cuando se supone que las madres deberían estar llenas de alegría por recibir a su bebé. Y lo están, pero también están pasando por una de las etapas más confusas y oscuras de la maternidad.

Una etapa de cambios y adaptación, en la que se necesita de mucho tiempo, paciencia y reflexión para llegar hasta la aceptación. Una etapa que aunque cada mujer vive de forma diferente, no suele ser un camino de rosas ni un momento de ensueño para la mayoría de ellas.

Ahí es cuando necesitamos entrar de lleno e involucrarnos. Si bien es un momento de alegría y de darle la bienvenida a un nuevo bebé, no debemos olvidarnos de la madre ni dejarla de lado. Pregúntale cómo está, cómo se siente, qué necesita, de qué forma puedes ayudarla.

Hazle saber que no está sola y que puede pedirte ayuda. Y si no te la pide, de todos modos hazlo, sin esperar a que ella lo diga en voz alta. Ayúdala de una forma amorosa y muy respetuosa. Que sepa que está bien pedir y recibir ayuda, y que no es menos capaz por no poder hacerlo todo sola. Ninguna podemos hacerlo todo solas.

Las señales de una posible depresión postparto están ahí. Dejemos de sorprendernos y decir que no lo sabíamos o no lo imaginábamos, y démosle a las mujeres durante su postparto el respeto, cuidado, compañía y atención que se merecen.

Vía | Working Mother

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio