Compartir
Publicidad
Publicidad
Querida mamá reciente: la maternidad no es como el postparto
Postparto

Querida mamá reciente: la maternidad no es como el postparto

Publicidad
Publicidad

Hoy te escribo a ti, que acabas de convertirte en madre por primera vez. O quizás eres madre por segunda o tercera ocasión, pero habías olvidado cómo era vivir la etapa del postparto. Esas primera semanas nos encontramos siendo diferentes a la mujer que solíamos ser, y estamos conociendo al pequeño ser humano que ahora es miembro de nuestra familia.

Para algunas mujeres, el postparto puede llegar a ser una experiencia muy distinta a lo que imaginaban y por eso hoy quiero decirte que es solo una etapa, y que no es algo que refleje verdaderamente cómo es la experiencia de la maternidad.

El postparto, la primera experiencia real y tangible como mamá

Madre Dormida Con Bebe

Durante meses, anhelaste la llegada de nuestro bebé. Lo viste crecer en tu vientre, donde va formándose seguro y tranquilo, de manera lenta y gradual. Por fin, ha llegado el día en el que lo conocerás y pasarás a ser otra mujer, independientemente de si es el primer, segundo, tercer o cuarto bebé que tengas. Cada hijo llega para cambiarte la vida y nada vuelve a ser como antes.

Tu bebé nace y todos se sienten felices, ¡por fin conocerán a su pequeñito! La emoción y la alegría se sienten en el ambiente, y tú te sientes aliviada de que haya pasado el parto y finalmente puedes tenerlo entre tus brazos. Pero una vez que ha pasado la etapa de celebración y estás en calma, recuperándote y disfrutando a tu bebé esos primeros días de vida, descubrese que el postparto es una realidad muy distinta a la que vemos en películas y de la cual no se habla.

Resulta que es mucho más complicado, agotador y confuso de lo que creías. Para la mayoría, suele ser una etapa en la que te sientes perdida y confundida. Sientes como si tu cuerpo no fuera el tuyo o estuvieras dentro del cuerpo de alguien más. Entre las hormonas, el cansancio y las demandas de tu bebé, es incluso probable que sientas un poco de miedo.

Aunque cada mujer lo vive de manera diferente, el postparto será quizás, la etapa más difícil de la maternidad, física y emocionalmente. Además de estar recuperándote después del embarazo, estás adaptándote a un estilo de vida completamente distinto al que tenías antes de que naciera tu bebé.

Ahora las desveladas son comunes y la palabra "dormir" parece haber desaparecido del mapa. Entre los cambios de pañales, las tomas de leche y el cuidar de bebé, es normal sentirte agotada la mayoría del tiempo. Yo recuerdo que cuando mi hija tenía alrededor de diez días de nacida me pregunté si alguna vez en mi vida volvería a dormir una noche completa, o por lo menos seis horas seguidas.

En el postparto te encontrarás con una serie de retos por enfrentar, entre ellos algunos físicos, como la subida de la leche y otros de carácter emocional, como sentirte insegura de tu capacidad para ser una buena madre. Pero no te preocupes, te aseguro que lo estás haciendo bien, por el simple hecho de preocuparte porque así sea.

Es verdad que el postparto es una etapa de muchísimos ajustes y cambios, pero afortunadamente sólo es temporal. Antes de que te des cuenta, se habrá terminado y serás toda una experta en la maternidad, que se irá haciendo más fácil día con día.

Cómo vivir mejor el postparto

Bebe Con Mama

Vivir un postparto feliz y tranquilo es posible si nos preparamos para que así lo sea. Incluso si estás leyendo esto porque te encuentras viviéndolo y te sientes perdida, puedes tomar en cuenta algunos consejos:

Tú decides. Piensa en cómo te gustaría vivir tu postparto y en lo que deseas tener mientras dure. Aunque seguramente habrá muchas cosas que no podrás planear porque la vida con un bebé suele tener muchos momentos inesperados, sí que puedes sentar algunas bases, como el recibir o no visitas las primeras semanas después del nacimiento de tu bebé.

Crea una red de apoyo. Habla con tu pareja, familia y amigos para que estén a tu lado si así lo necesitas. Los primeros días suelen ser muy pesados, así que no temas pedir ayuda. Eres mamá, pero también eres humana y necesitas apoyo, descanso y muchos mimos.

No tengas prisa. No te preocupes por recuperar tu figura de inmediato. Dale tiempo a tu cuerpo de sanar y aprende a amarlo con todos sus nuevos cambios. Agradécele por el excelente trabajo que hizo al cuidar y formar a tu bebé.

Disfruta esta etapa. Lo sé, aunque el postparto puede ser muy pesado, también es una etapa que puede disfrutarse. Tu bebé no volverá a ser así de pequeñito como en esas primeras semanas. Disfrútalo, admíralo, ámalo. Deja para después todo lo que no sea urgente.

Pero sin duda, el consejo que considero todas las madres deberían seguir durante el postparto: confía en tu instinto y en tu capacidad para hacer las cosas. Feliz postparto, mamá.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Diez preguntas que se hacen las mamás durante el postparto, Los 10 pilares de un puerperio feliz

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos