Publicidad

Cómo adelantar el parto de manera natural cuando éste no llega: métodos que funcionan (y los que no funcionan)

Cómo adelantar el parto de manera natural cuando éste no llega: métodos que funcionan (y los que no funcionan)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Las últimas semanas de embarazo suelen hacerse especialmente largas. Y es que cuando la cuenta atrás para el parto comienza, llegan también los nervios, la incertidumbre y las ganas de acabar con la pesadez y las incomodidades de la última etapa.

Si llegamos a la semana 40 y el parto no se ha producido aún, es frecuente comenzar a oír hablar de inducción, alterando aún más el estado emocional de la futura mamá. Pero, ¿hay algo que esté en nuestras manos hacer para desencadenar el parto de manera natural?

Hemos hablado sobre este tema con la matrona Carla Quintana, fundadora de 'Matrona para mí'. Carla se ha formado y ha trabajado en Londres durante muchos años, y actualmente se dedica a acompañar, visitar y asistir a las mujeres durante su embarazo y postparto, procurando que su experiencia de parto sea lo más respetada y natural posible.

Solo el cinco por ciento de los bebés nace en la fecha probable de parto

La duración aproximada del embarazo es de 280 días de gestación, más de nueve meses (diez meses lunares), o lo que es lo mismo, 38 semanas desde el momento de la fecundación del óvulo y 40 semanas desde la fecha de la última menstruación (FUM).

Por tanto, se consideran las 40 semanas como la 'fecha probable de parto' (FPP), pero lo cierto es que pocos bebés nacen justo en esa fecha. Según la Asociación El Parto es Nuestro, solo un cuatro-cinco por ciento de los recién nacidos lo hacen, mientras que la mayoría vienen al mundo entre las semanas 38 y 42.

Sin embargo, al llegar a la semana 40 sin haberse puesto de parto, muchas mujeres comienzan a oír hablar de inducción, aunque la matrona nos nos explica que las causas de inducción deben obedecer a un criterio médico, y que no se debería provocar el parto si no hay complicaciones con el embarazo y la mujer no está entre la semana 41-42.

"Es fundamental asegurarse de que no hay complicaciones de ningún tipo, como diabetes gestacional, bebé con crecimiento retardado, tensión arterial alta... o cualquier otro criterio médico que los profesionales consideren. Si lo hubiera, sí que habría que inducir cuando el médico considerara, pero si no lo hay, se puede esperar un poco más a que la mujer se ponga de parto de forma natural"

"A partir de las 42 semanas la placenta comienza a envejecer y a calcificarse. Es cierto que en algunas mujeres este fenómeno puede ocurrir antes, pero por lo general sucede alrededor de la semana 42, y en este caso la placenta dejaría de nutrir correctamente al bebé".

Así pues, si has cumplido tu FPP y tu bebé no muestra interés en salir, presta atención a los consejos que nos ofrece Carla Quintana para intentar provocar el parto de manera natural.

Métodos que funcionan para adelantar el parto de manera natural

A la hora de hablar de "los métodos que funcionan", Carla hace referencia a aquellos probados científicamente que ayudarían al bebé a encajarse en el canal de parto o a producir oxitocina natural que diera comienzo a las contracciones.

Relajación, calma y tranquilidad

relajacion

El principal consejo que nos ofrece la matrona es tratar de vivir esta última etapa con la menor ansiedad posible. Y es que si la mujer embarazada está nerviosa, el cuerpo segregará adrenalina para actuar como defensa y la adrenalina actúa como inhibidor de la oxitocina, que es la hormona responsable de que el parto empiece.

"También recomendaría calma y mente abierta a todas aquellas mujeres que viven el embarazo obsesionadas con tener 'un parto natural'. Creo que es importante conocer todas las opciones posibles (inducción, parto instrumentalizado, cesárea...), estar informadas y no derrumbarse si hiciera falta recurrir a ello para tener a nuestro bebé"

"Porque desgraciadamente, me encuentro con muchas mujeres que creen que 'no son buenas madres porque no han podido parir de forma natural'. La cesárea o los fórceps, son avances de la medicina y no debemos olvidar que cuando su uso está justificado, ayudan a salvar vidas"

Risa y buen humor

beneficios de reír en el embarazo

Parece mentira, pero algo tan simple como la risa ayuda a eliminar bloqueos emocionales y físicos, al tiempo que nos permite liberar oxitocina. Por eso, la matrona recomienda que busques algo que te divierta y te haga reír, y te dejes llevar por el bienestar que produce una buena carcajada.

"Está demostrado científicamente que la risa puede ayudar a desencadenar el parto cuando este no llega. Reírse mucho libera oxitocina, la hormona del amor, y al igual que decíamos en el ejemplo anterior, siempre es más beneficioso estar a gusto, tranquilas y felices, que nerviosas y angustiadas."

Caminar, hacer ejercicio y bailar

bailar en el embarazo

Caminar es uno de los consejos más conocidos y empleados a la hora de intentar acelerar un parto. El hecho de caminar o bailar, y más si es en terrenos irregulares, donde se produce más movimientos de la pelvis, puede ayudar a que el bebé descienda y se encaje, presionando el cuello uterino y ayudando a iniciarse (o acelerarse) la dilatación.

Si no hay terreno sinuoso de por medio, puede servir subir y bajar escaleras o bailar moviendo las caderas. Y es que los movimientos de la madre al son de la música no solo contribuirán a que el bebé baje por el canal de parto ablandando el cuello uterino, sino que estimularán la producción de oxitocina.

"Siempre se ha dicho que el ejercicio físico ayuda a la hora de ponerse de parto de manera natural. Subir y bajar escaleras, mover las caderas y la ayuda de la gravedad, permiten que el bebé se encaje y comience el trabajo de parto".

Mantener relaciones sexuales

el sexo en el embarazo

Si a la pareja le apetece, no se ha roto aguas y no hay ninguna contraindicación médica que lo impida, las relaciones sexuales son uno de los mejores métodos que existen para provocar el parto de manera natural. Y es que hacer el amor con tu pareja hará que liberes oxitocina, el útero se contraiga con el orgasmo, y las prostaglandinas que contiene el semen ayuden a acortar el cuello del útero.

"Con el orgasmo producimos oxitocina, la hormona del amor que desencadena el parto. Además, el semen del hombre tiene prostaglandinas, una sustancia que ayuda a ablandar el cuello del útero. Y es que curiosamente, en una inducción al parto lo primero que se hace antes de colocar la oxitocina es ponernos prostaglandinas".

Masajes placenteros y estimulación de los pezones

estimulación de los pezones

Y de nuevo volvemos a la oxitocina como punto clave a la hora de desencadenar el parto; la que se produce cuando nuestra pareja nos da un placentero y relajante masaje. Y es que "al igual que ocurre cuando hacemos el amor, estimular el cuerpo de la mujer durante el embarazo con caricias o masajes de la pareja, elevará sus niveles de oxitocina, al tiempo que les relaja y les hace sentir a gusto", declara la matrona.

Y si la mujer no siente el pecho especialmente sensible, también se pueden acariciar y estimular los pezones, pues como ocurre con la lactancia, se genera oxitocina que provoca las contracciones del útero. Se puede hacer con la mano, con un sacaleches o si hay otro hijo mayor que está lactando, le podemos ofrecer el pecho con más frecuencia.

Métodos no probados científicamente

A continuación hablaremos de los métodos que no está demostrados científicamente que funcionen, a pesar de que son muchas las mujeres que aseguran que a ellas les funcionó. En cualquier caso, siempre es recomendable consultar previamente con el médico o matrona:

"A veces se ven en Internet consejos que pueden ser peligrosos para la madre y el bebé, pero muchas mujeres los ponen en práctica porque están desesperadas. Siempre hay que consultar previamente con el profesional, y no dejarse guiar por lo que se lee u otros te cuentan"

Ciertos alimentos

provocar el parto de manera natural con alimentación

Se dice que ciertos alimentos como el chocolate, algunas infusiones o la comida picante son estimulantes a la hora de desencadenar el parto, pero la realidad es que no hay evidencia científica de que funcionen.

"Es frecuente oír hablar del chocolate como una sustancia excitante que podría adelantar el parto. Lo que ocurre es que cuando tomamos chocolate, el bebé se mueve más y esto quizá ayudaría a que rompiera la bolsa y el proceso de parto comenzara", explica la matrona.

"En cuanto a la comida picante, lo que ocurre es que se irrita la mucosa intestinal y se favorece el movimiento de los intestinos. Esto podría provocar a su vez contracciones uterinas y desencadenarse el parto".

"Las infusiones de hoja de frambuesa y jengibre son también muy recomendadas para estimular al útero y generar contracciones. Como decimos, no hay ninguna evidencia científica de que funcionen pero al no tener ningún riesgo para la madre y el bebé, si nos gusta y nos apetece tomarnos una infusión o alguno de estos alimentos, no pasa nada por hacerlo".

Acupuntura y acupresión

acupuntura

La acupuntura consiste en insertar agujas muy finas en puntos específicos del cuerpo, mientras que la acupresión es una técnica consistente en aplicar presión en puntos específicos con la ayuda de los dedos. El empleo de estos métodos para adelantar el parto genera una gran controversia, pues si bien hay estudios que indican que no funcionan, son muchas las mujeres que lo han probado y afirman que les ha dado resultados.

"La acupuntura es una técnica en auge y muchas embarazadas acuden a estos centros especializados para someterse a sesiones que les hagan librarse de la inducción. Pero personalmente no lo recomiendo, puesto que no hay evidencia científica".

"Existen otras técnicas que son la acupresión y la moxibustión. Esta última se usa para girar al bebé cuando no está correctamente colocado, y así evitar la cesárea. Estas técnicas se usan a diario en otros países, y aunque personalmente no veo riesgos (de hecho, en el caso de la moxibustión yo la recomendaría antes de intentar la versión cefálica externa), es muy importante que la mujer tenga claro que no está probado científicamente, y que siempre, siempre, debe consultar con su médico antes de someterse a ellas".

Lo que no funciona para provocar el parto

Y ya por último, la matrona nos recuerda aquello que no solo no funciona, sino que puede perjudicarnos a la hora de ponernos de parto de manera natural, y son los nervios, el estrés y la ansiedad.

"Lo hemos comentado al inicio, pero vuelvo a recalcar la importancia de mantenerse serena en la última etapa del embarazo, disfrutando de los últimos momentos con tripita. Si nos comenzamos a poner nerviosas porque los días pasan y el parto no se desencadena, comenzamos a liberar adrenalina y a inhibir la producción de oxitocina, que es la hormona que nos ayudará a que el parto se produzca".

"También es importante cuidarse, alimentarse bien y estar bien hidratadas y, como hemos comentado, acompañar todo esto con ejercicio físico, bienestar emocional y calma, mucha calma".

Fotos | istock

Agradecimientos | Carla Quintana, matrona y fundadora de 'Matrona Para Mi'

En Bebés y Más | El sexo durante el embarazo, trimestre a trimestre‏, "Practicar yoga tiene múltiples beneficios durante el embarazo, el parto y el postparto", según la matrona y experta Isabel Coca

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios