Compartir
Publicidad

Lo que debes saber sobre la preeclampsia, la complicación del embarazo que confesó padecer Beyoncé

Lo que debes saber sobre la preeclampsia, la complicación del embarazo que confesó padecer Beyoncé
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las cosas que encuentro más positivas acerca de las celebridades convirtiéndose en madres, es que con su influencia y posición ayudan a crear más conciencia acerca de algunos temas. Por ejemplo, las modelos y actrices que se manifiestan a favor de la lactancia en público o que muestran con orgullo sus estrías.

Ahora, ha sido la cantante Beyoncé quien ha puesto nuevamente en la mira a la preeclampsia, una complicación del embarazo que confesó tener y por la cual tuvieron que realizarle una cesárea de emergencia. Te contamos acerca de esta condición, así como sus síntomas y riesgos.

Desde que se convirtió en madre, Beyoncé ha sido parte de las noticias de los medios que nos especializamos en paternidad, maternidad y crianza de los hijos. Ya sea con su impresionante fotografía anunciando su embarazo o por las condiciones de salud de sus mellizos, la cantante comparte detalles de su maternidad con sus seguidores.

Ahora, y en entrevista para la famosa edición del mes de septiembre de la revista Vogue, Beyoncé ha revelado detalles de su vida personal, contando cómo en el embarazo de sus mellizos Rumi y Sir tuvo que serle realizada una cesárea de emergencia, debido a que padeció preeclampsia. Te contamos de qué se trata esta complicación en el embarazo.

Qué es la preeclampsia

La preeclampsia es una complicación del embarazo que se caracteriza por tener una presión arterial elevada y proteína en la orina, y que puede ser peligrosa tanto para la madre como para el bebé. De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud, entre los trastornos hipertensivos que complican el embarazo, la preeclampsia y la eclampsia sobresalen como las causas principales de morbilidad y mortalidad maternas y perinatales.

Esta condición suele aparecer o comenzar después de las 20 semanas de embarazo, aunque en muchos casos se hace evidente hasta el tercer trimestre. Se calcula que éste tipo de complicaciones hipertensivas afecta aproximadamente al 10% de las mujeres embarazadas de todo el mundo.

Se desconoce la causa exacta por la que ésta se presenta, aunque existen algunos factores de riesgo, como:

  • Haber tenido preeclampsia en un embarazo anterior.
  • Tener un embarazo múltiple.
  • Padecer alta presión arterial, diabetes, enfermedad de los riñones o tener alguna enfermedad autoinmunitaria.

Otros factores de riesgo, que no son tan altos como los anteriores, son:

  • Que sea tu primer embarazo o que hayan pasado más de 10 años desde que se tuvo un bebé.
  • Padecer obesidad.
  • Que otras personas de tu familia, como madre o hermanas, hayan padecido preeclampsia.
  • Haber tenido un embarazo previo con complicaciones.
  • Haberse sometido a una fertilización in vitro.
  • Tener 35 años de edad o más.

Señales y síntomas de la preeclampsia

Embarazada Cansada

Como mencionábamos, la preeclampsia suele comenzar a desarrollarse a partir de la semana 20 de embarazo, pero para muchas mujeres puede pasar desapercibida, ocasionando que sea detectada hasta el tercer trimestre.

Entre los síntomas de la preeclampsia se encuentran los siguientes:

  • Alta presión arterial.
  • Presentar proteína en la orina.
  • Problemas en los ojos, como visión borrosa, lucen centelleantes, ver puntos o estar sensible a la luz.
  • Náuseas, vómitos o mareos.
  • Dolor de cabeza que no parece disminuir o desaparecer.
  • Dolor en el lado derecho, debajo de las costillas o en el hombro derecho.
  • Aumento de peso rápido.
  • No orinar con mucha frecuencia.
  • Hinchazón en piernas, manos o cara.
  • Dificultad para respirar.

Es importante detectar la preeclampsia a tiempo para evitar daños graves que pueden afectar a la madre (como daño a los riñones, hígado o cerebro, así como presentar problemas de coagulación o accidente cerebrovascular) y al bebé (como nacimiento prematuro, desprendimiento de placenta o bajo peso al nacer).

Cuando es detectada a tiempo la preeclampsia puede ser controlada, y dependiendo de la gravedad de ésta tu médico te dará indicaciones, para saber si puedes continuar tu embarazo en casa, si deberás permanecer ingresada en el hospital o si será necesario adelantar el nacimiento de tu bebé, que es una opción para aquellas que ya se encuentren en la semana 37 de su embarazo.

Si presentas uno o más de éstos síntomas deberás consultar con tu médico. Muchos de los síntomas de la preeclampsia suelen pasar desapercibidos por ser similares a otros síntomas o molestias del embarazo, pero ante cualquier duda, lo mejor es que te revise un profesional de salud.

Fotos | iStock
Más información | Preeclampsia - March of Dimes
En Bebés y más | Reconoce los síntomas de preeclampsia durante el embarazo (vídeo), Enfermedades que pueden complicar el embarazo: la hipertensión

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos