Publicidad

Siete propósitos de año nuevo para madres recientes (y también, para madres en general)
Nuestras experiencias

Siete propósitos de año nuevo para madres recientes (y también, para madres en general)

Publicidad

Publicidad

Inicia un nuevo año, y como cada vez que comenzamos una etapa nueva, vienen a nuestra mente una lista de cosas que deseamos lograr y cumplir. Personalmente, yo te he compartido anteriormente que desde hace dos años mi único propósito de año nuevo como madre es ser feliz y disfrutar mi maternidad.

Ahora, en el caso de quienes son madres recientes en este año que hoy comienza, uno de los propósitos puede ser perder el peso que ganaron durante el embarazo, sin embargo, desde mi experiencia personal, creo que hay otras cosas más importantes en las que podemos enfocarnos durante esa etapa.

Por ello, te comparto siete propósitos de año nuevo para madres recientes, aunque algunos también pueden ser útiles a todas las madres en general.

Recordar que tú también acabas de nacer como madre

Recientemente compartí una reflexión en la que hablaba precisamente de no olvidar que a la par del nacimiento de nuestro bebé, nosotras también nacemos como madres. Y esto puede aplicar fácilmente para todos los partos, pues nacemos como madres primerizas, como madres de dos, madres de tres, etcétera.

Así que aprovecho la ocasión para incluir esto en la lista de propósitos de año nuevo para madres recientes: no olvidar que tú también acabas de nacer. Sé amable y generosa contigo misma, no tengas prisa de desear hacer todo a la perfección, y recuerda que ninguna nacemos sabiendo ser madres.

Pedir ayuda cuando lo necesites

De la mano de este primer propósito, llega el segundo: pedir ayuda. Muchas veces las madres tememos pedir ayuda, pues lo vemos como si eso significara que no tenemos la capacidad para maternar o que no estamos a la altura de este nuevo e importante rol en nuestras vidas.

Sin embargo, debemos tener presente que está bien pedir ayuda, siempre que así lo sintamos y especialmente, cuando lo necesitemos. Recuerda que es mejor una madre comprendida y apoyada, que una madre que se siente agobiada por desear hacerlo todo. Pide ayuda.

Permitirte descansar

Madre Agotada Con Bebe

En la misma línea de pedir ayuda cuando lo necesites, algo de lo que muchas veces nos privamos cuando somos madres, ya sea de forma consciente o sin darnos cuenta, es que trabajamos día con día sin tomarnos un merecido descanso.

Así que como propósito para este nuevo año, te pido e invito a que no olvides darte permiso de descansar. Si es necesario, pide ayuda, deja las cosas para después. Te aseguro que la casa no se caerá si decides tomar unos minutos para descansar, y el mundo seguirá girando mientras lo haces.

Buscar y tener tiempo para ti

Así como debes recordar permitirte descansar, también debes buscar y tener tiempo para ti. Y quiero que lo leas bien: “buscar y tener”. Es decir, no solamente pensar o decir “me gustaría tener unos minutos para mí”, sino hacer que realmente suceda.

Recuerda que cuando hablamos de tiempo para ti, no solamente se trata de un descanso, sino de tener esos momentos en lo que únicamente te enfocas en ti y que son necesarios para volver a conectar contigo misma, ya sea haciendo cosas que te gustan, o regalándote unos minutos para tu cuidado personal, como veremos en el propósito siguiente.

Autocuidarte

El autocuidado cuando eres madre no es un capricho ni es ser egoísta. Es un derecho fundamental de todas. Ser madre es un rol que puede llegar a ser muy absorbente y desgastante, pues ahora somos unas de las principales responsables de la vida de un pequeñito.

Sin embargo, recuerda que para poder cuidar de otros, primero debes cuidar de ti. Para que tus hijos estén bien, necesitan que mamá lo esté. Al revés no funciona. Así que recuerda cuidarte, ya sea descansando, yendo por un masaje, desconectando escuchando música relajante, meditando, yendo a terapia o haciendo lo que para ti sea autocuidado.

No caer en comparaciones (ni de ti ni de tu bebé)

Madres Amigas

Este es un propósito de año nuevo (y honestamente, de toda la vida) que debemos tener absolutamente todas las madres: evitar caer en comparaciones, ya sean nuestras con otras madres, o de otros bebés con el nuestro. Recuerda que cada quien va siguiendo su propio camino, a su ritmo, con sus diferentes circunstancias.

Está bien ser atenta y asegurarte que tu bebé va desarrollándose bien o que tú vas poco a poco aprendiendo a ser madre, pero no olvides que así como no hay dos mujeres iguales, tampoco hay dos bebés. Lo más importante no es quién logra llegar a ciertos puntos primero, sino que lleguen bien y felices.

Ser paciente contigo misma

Y finalmente, el propósito de año nuevo que me gustaría dar a todas las madres recientes, y también a las que son madres, independientemente de la edad de sus hijos: sé paciente contigo misma. La sociedad ya es muy dura juzgando lo que hacemos o no hacemos como madres, así que no seamos un juez más.

Sé paciente con tu crecimiento y camino, sé amable con esa mujer que ahora está volviéndose a conocer y también con ese bebé que ahora le acompaña. La paciencia es un don, que no siempre es fácil de obtener (¡ni de mantener!) pero es uno muy necesario en este largo camino llamado maternidad.

Espero que estos siete propósitos de año nuevo para madres recientes, y para madres en general, te ayuden a disfrutar aún más de la preciosa aventura que nos regala la vida con hijos.

Foto | iStock
En Bebés y más | Tu salud mental también importa: por qué debes cuidarla cuando eres madre, Qué podemos hacer para tener ese necesitado "tiempo para mamá", "Tengo una bebé feliz y ese es ahora el estándar bajo el cual me juzgo a mí misma como mamá": la reflexión viral de una madre

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios