Publicidad

"Mamá, gracias por haberme hecho creer algo tan bonito": así ha reaccionado mi hijo al descubrir el secreto de la Navidad

"Mamá, gracias por haberme hecho creer algo tan bonito": así ha reaccionado mi hijo al descubrir el secreto de la Navidad
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unas semanas mi hijo me preguntó abiertamente sobre el secreto de Navidad mejor guardado. Aunque llevaba mucho tiempo esperando su pregunta, confieso que me dejó en shock, pues siempre he creído que este es uno de esos primeros momentos en los que los padres comenzamos a ser conscientes de que la inocencia infantil de nuestros hijos se va quedando atrás.

Hoy me gustaría compartiros cómo hemos vivido esta situación, y qué cosas hemos decidido hacer juntos para seguir manteniendo la magia en casa durante mucho tiempo.

Una simple pregunta y una bofetada de realidad

navidad

Cualquier padre es consciente de lo rápido que pasa el tiempo. Y no hace falta esperar a que nuestros hijos soplen las velas para darnos cuenta de ello, pues casi a diario podemos apreciar pequeños detalles que nos demuestran que maduran y crecen ante nuestros ojos a pasos agigantados.

Sin embargo, creo que escuchar a mi hijo preguntarme abiertamente sobre la existencia de los Reyes Magos y Papá Noel es lo que más impacto me ha causado en estos diez años de maternidad. Se trata de una pregunta sencilla formulada con pocas palabras, pero la bofetada de realidad que supone para una madre es enorme.

En ese preciso momento te das cuenta de que ese trocito de la inocencia infantil que has procurado guardar con celo durante tanto tiempo, desaparece. Tu hijo ha crecido de golpe, y ya no hay atisbo de la ilusión por la magia que antes veías en su mirada

Y entonces comienzas a hacer un repaso mental a todas sus Navidades, y te invade la nostalgia al recordar a tu pequeño abriendo los regalos bajo el árbol con una mezcla de asombro, timidez, miedo, ilusión, incertidumbre... E inevitablemente te preguntas: ¿qué pasará este año?, ¿podré volver a disfrutar de las sensaciones que siempre me han transmitido sus ojos en la mañana de Reyes, o a partir de ahora cambiarán las cosas? ¿La magia seguirá inundando nuestro hogar?

Son muchas las dudas que surgen y que quizá no te habías planteado con anterioridad, pues en muchas ocasiones la pregunta llega 'sin anestesia' y te pilla totalmente desprevenido.

En los últimos dos o tres años, mi marido y yo habíamos pensado en ello varias veces, pues en la mirada y gestos de mi hijo habíamos comenzado a vislumbrar sus dudas. Siempre tuvimos claro que cuando él nos preguntara abiertamente le responderíamos sin mentiras, tuviera la edad que tuviera, aunque ambos deseábamos que ese momento no llegara de forma temprana.

Por fortuna no ha sido hasta este año cuando él ha decidido exponernos sus dudas acerca de este tema, si bien según me ha confesado, "llevaba tiempo haciéndose muchas preguntas"...

"Gracias por haberme hecho creer algo tan bonito"

regalos de reyes

Hay quien opina que cuando los niños descubren el secreto de la Navidad se sienten confundidos, enfadados y traicionados por sus padres. De hecho, lo que más miedo me daba cuando llegara el momento de hablar de ello era cómo iba a reaccionar mi hijo.

Pero lejos de criticar nuestra forma de proceder, mi niño se abalanzó a mis brazos y con un enorme beso me dijo: "mamá, gracias por haberme hecho creer durante estos años algo tan bonito". Y mi corazón estalló de amor.

La conversación duró toda la tarde, y también dio pie a hablar sobre las tradiciones navideñas que se llevan a cabo en otros países. Fue un debate muy enriquecedor para ambos, y en el que mi hijo me confesó que llevaba tres años dudando acerca de la autenticidad de los Reyes Magos y Papá Noel, pues si hay algo que le caracteriza es su mente inquieta y su necesidad de encontrar respuestas racionales a todo lo que le rodea.

Así que con siete años comenzó a buscar respuestas en su mente a ciertos cabos que empezaban a quedarse sueltos, pero como había detalles que aún se escapaban a su entendimiento infantil, decidió en aquel momento callarse las dudas y continuar viviendo el cuento.

¿Desaparecerá a partir de ahora la magia de la Navidad?

navidad

Aunque siempre he tratado de inculcar a mis hijos que lo importante de la Navidad no son los regalos, sino el significado de esta fiesta y compartir el tiempo con quienes más queremos, los niños no dejan de ser niños, y por lo general los regalos son el gran aliciente de estas fechas.

Por eso, como he comentado más arriba, mi principal duda ahora es saber con qué ilusión vivirá mi hijo estas fiestas, pues aunque regalos no van a faltarle, temo que conocer el secreto haga que no viva la Navidad con la magia de siempre.

Por el momento, se nos ha ocurrido nombrarle "ayudante de excepción" con los regalos de sus hermanos pequeños. A partir de ahora, él se encargará de hacer una pre-selección de entre todos los juguetes que quieren pedirse, de ayudarles a escribir sus cartas e incluso de elegir un regalo para ellos que no esperan pero que sabe que les hará ilusión.

En definitiva, creemos que involucrarle de lleno en la magia de estas fechas, puede hacerle sentir parte implicada para continuar conservando este precioso secreto entre los niños más pequeños.

Pero además, y por encima de todas las cosas, le he hecho entender que 'la magia de la Navidad' es una simple cuestión de actitud, en la que no influye la edad ni los conocimientos.
  • "Si tú así lo deseas" - le he dicho- "la llegada de Papá Noel y los Reyes podrá seguir siendo igual de mágica que siempre, porque todo es una cuestión de actitud. Yo ya tengo mis años, pero la magia de la Navidad me sigue envolviendo como lo hacía cuando era una niña. Por eso, sé que si lo quieres podrás seguir viviendo de manera especial la noche más mágica del año, e incluso si cierras los ojos con fuerza es posible que hasta llegues a escuchar el tintineo de los cascabeles de los renos, o a los camellos acercándose por la calle. Pero es tu decisión quererlo así y yo te acompañaré siempre".

  • Y él, sin dudarlo ni un segundo me dijo: "Así lo quiero, mamá. Quiero que la magia de la Navidad no nos abandone nunca, y quiero contribuir a que siempre siga existiendo"

Realmente espero que así sea, y que estas Navidades sigan siendo igual de mágicas que siempre. Aunque ahora que lo pienso, creo que pueden ser más mágicas si cabe, pues a fin de cuentas, este año contamos en casa con un nuevo duende de la Navidad... y es sumamente especial.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Cuento de los Reyes Magos: cuando toca hablar con los hijos sobre la Navidad, Por qué no me gustan frases como "¿has sido bueno?", "los Reyes Magos y Papá Noel lo ven todo", "si te portas mal, no te traerán regalos", Cosas que disfruté siendo una mamá grinch

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios