Publicidad

¿Deberían contar los niños en el número máximo de personas permitidas en las reuniones familiares de Navidad?

¿Deberían contar los niños en el número máximo de personas permitidas en las reuniones familiares de Navidad?
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En esta semana conoceremos las recomendaciones fijadas por Sanidad y los Gobiernos autonómicos para celebrar las Navidades, y que contemplarán, entre otras, medidas relativas al número de personas que podrán reunirse. A este respecto, ha saltado a la palestra el debate sobre si los niños deberían o no computar en el recuento, dado el escaso papel que parecen jugar en la transmisión del virus, según los últimos estudios.

La Asociación Española de Pediatría ha emitido un comunicado al respecto en el que considera que los niños mayores de dos años deberían computar. Además, apela a la importancia de "sacrificarnos" en estas fechas para proteger la salud de los más vulnerables.

Contar o no con los niños en las reuniones navideñas: un tema que ha generado debate

Hace unos días conocíamos la noticia de que Alemania no incluirá a los niños menores de 14 años en el recuento máximo de 10 personas que podrán reunirse en Navidad en este país.

Siguiendo el ejemplo alemán, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, manifestó recientemente su deseo de que los menores de 10 años no computen en el recuento, mientras que otras comunidades como Cataluña y Castilla y León están estudiando hacer lo mismo y además elevar la edad hasta los 14 años.

En el lado opuesto se situarían comunidades como País Vasco o Comunidad Valenciana, que se muestran más partidarias de incluir a los niños en el cómputo total de comensales que podrán reunirse en Navidad. Otras comunidades como Andalucía, Aragón o Canarias aún no se han pronunciado sobre el tema.

Hace unos días, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, declaraba que esta opción debe ser valorada por los expertos, y admitía "no tener una posición muy fuerte sobre este tema", si bien aseguraba la importancia de "reducir el tamaño de las reuniones familiares lo máximo posible".

La Asociación Española de Pediatría pide que los mayores de dos años computen

niños y navidad

Ante el debate surgido al respecto, la Asociación Española de Pediatría ha emitido un comunicado en el que muestra su posición, y pide que los niños mayores de dos años de edad cuenten en el cómputo de personas aceptadas a compartir mesa en las celebraciones festivas.

Pero independientemente de la edad, la AEP considera que la mejor estrategia para minimizar el riesgo de contagio de COVID-19 es reducir el número total de personas en entornos cerrados y mal ventilados

Por eso nos recuerdan la importancia de cumplir con las medidas estrictas de prevención y sacrificarnos y ser solidarios en estas fechas, pues ello ayudará a proteger especialmente a los más vulnerables, en particular a los ancianos y enfermos crónicos.

"Transmitirles responsabilidad en mantener distancia física entre familia y amigos en esta pandemia, invitada indefectible en esta Navidad, fomentará su solidaridad protegiendo a los más vulnerables y haciéndoles partícipes de la salud en esta festividad entrañable" - ha declarado María José Mellado, Presidenta de la AEP.

Pero además de su posicionamiento con respecto a incluir a los niños en el recuento de comensales, la AEP también nos recuerda otros datos importantes basados en estudios que debemos tener en cuenta de cara a la celebración de las fiestas navideñas:

  • Los niños también se infectan por SARS-CoV-2, aunque la evidencia científica muestra que la mayoría de las infecciones en la edad pediátrica suelen ser leves o asintomáticas.

  • Al estar infectados, los niños pueden potencialmente transmitir el virus a otras personas, aunque su eficiencia a la hora de contagiar a terceros sea limitada. Esta capacidad de transmisión iría en aumento con la edad, de manera que los adolescentes podrían contagiar igual que los adultos.

  • La probabilidad de contagio crece cuando no se respetan las medidas básicas de prevención, como el uso de mascarillas, la ventilación adecuada, la higiene frecuente y el mantenimiento de la distancia física. En este sentido, los pediatras ponen el ejemplo de los entornos escolares, pues el hecho de que solo un 1% de las aulas hayan tenido que confinarse desde que comenzara el colegio, avalaría lo importante que es cumplir con las normas preventivas indicadas.

  • En cuanto a las tasas de transmisión, se han demostrado más altas en los hogares y en los entornos de congregación. También se ha documentado una transmisión probable a través de dos reuniones familiares en las que se consumieron alimentos comunales, se compartieron abrazos y se intercambiaron conversaciones cara a cara con individuos sintomáticos que más tarde se confirmó que tenían COVID-19

  • Las fiestas navideñas implicarán una pérdida temporal, alrededor de tres semanas, del marco protector, regulado y facilitado por la rutina de las actividades escolares. Como ocurrió en verano, esto puede asociarse a un aumento de casos, incluyendo niños y adolescentes. Este riesgo es particularmente notable entre los adolescentes y jóvenes que sin obligaciones escolares podrían incurrir en conductas de mayor riesgo, exponiéndose más a infectarse.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Reuniones familiares y con amigos: cómo celebrarlas con las mayores garantías de seguridad, según los expertos, Solo un 3,4% de los niños infectados por coronavirus contagió a alguien de su entorno durante el confinamiento, según un estudio

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios