Las madres españolas desearían prolongar su lactancia, pero el escaso permiso de maternidad y los problemas de conciliación se lo impiden

Las madres españolas desearían prolongar su lactancia, pero el escaso permiso de maternidad y los problemas de conciliación se lo impiden
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Es conocido el efecto protector que tiene la leche materna para la salud del bebé y por eso la Organización Mundial de la Salud la recomienda como alimento exclusivo durante los primeros seis meses de vida y complementado con la alimentación sólida durante, al menos, dos años.

Pero para mantener la lactancia durante el tiempo recomendado por la OMS las madres necesita el apoyo y comprensión de toda la sociedad, especialmente a la hora de incorporarse al trabajo tras agotar su baja por maternidad. Y es que aunque las madres deseen proseguir con la lactancia, en muchas ocasiones esta situación supone un obstáculo para ello, como así se desprende de los datos recogidos por la segunda edición del Barómetro Elvie España: 'La lactancia y vuelta al trabajo'.

Según dicho estudio, una de cada tres madres que optan por lactancia materna se ven obligadas a abandonarla tras agotar el permiso de maternidad debido a problemas de incompatibilidad con su horario laboral.

Un permiso de maternidad demasiado escaso y dificultades para conciliar

lactancia materna

Con tan solo 16 semanas de permiso de maternidad (el equivalente a cuatro meses), España está entre los países de nuestro entorno con la baja maternal más corta; una baja que además no alcanza a cubrir los seis meses de recomendación de lactancia exclusiva de la OMS.

Esto lleva a muchas madres a abandonar su lactancia antes de lo que les gustaría al no contar con las condiciones laborales, herramientas ni apoyo suficiente para poder continuar amamantando tras su incorporación al trabajo.

Según la encuesta anteriormente mencionada, de las 1.000 madres participantes en el estudio, el 71% optó por lactancia materna exclusiva durante su permiso de maternidad. Sin embargo, tras la incorporación al trabajo la mayoría de las madres decidieron recurrir a la lactancia artificial de manera total o parcial, y el porcentaje de la lactancia materna cayó drásticamente hasta un 33%.

Entre las razones para abandonar la lactancia o necesitar suplementarla con fórmula se encuentran principalmente dos:

  • Las escasas facilidades por parte de la empresa para que las madres lactantes puedan realizar un horario compatible con las tomas de leche de sus bebés (71% de los casos).
  • El no poder salir del trabajo para amamantar al bebé cuando le tocaba la toma (83% de los casos).
  • El trabajo presencial dificulta el mantenimiento de la lactancia para el 75% de las madres trabajadoras.
Los datos recogidos por el Barómetro chocan de frente con el deseo de las madres por amamantar a sus bebés, dejando patente cómo afecta el escaso permiso de maternidad y la falta de conciliación.

Y es que el 64% de las madres lactantes encuestadas reconoció que le hubiera gustado mantener la lactancia materna durante más tiempo del que lo hicieron. Concretamente, un 53% habría deseado prolongarlo al menos durante tres meses más, y un 30% hasta seis meses más.

Crear tu propio banco de leche: lo mejor para mantener la lactancia tras la vuelta al trabajo

lactancia materna

No cabe duda de que tener tan solo con 16 semanas de permiso de maternidad influye a la hora de mantener la lactancia materna. No en vano, los pediatras llevan años reclamando bajas de maternidad más amplias para proteger la lactancia, aunque por el momento esta cuestión no parece importar a nivel político.

Pero como hemos visto, no solo es necesario ampliar el permiso de maternidad, sino también crear conciencia social sobre lo que implica la lactancia materna y la importancia de apoyar a las madres para que pueda seguir manteniendo esta forma de alimentación tras su incorporación al trabajo.

Por ejemplo, flexibilizando los horarios, adaptando los turnos laborales, fomentando el teletrabajo, poniendo a disposición espacios cómodos y discretos donde poder extraerse la leche... En definitiva, empatizando con las necesidades y circunstancias de las madres lactantes y sus bebés.

Y es que comenzar a trabajar no debería ser sinónimo de poner fin a la lactancia. De hecho, en Bebés y Más os hemos compartido testimonios de madres que consiguieron mantener sus lactancias a pesar de la vuelta al trabajo.

En estos casos, además de las facilidades por parte de la empresa se hace imprescindible la creación de de un banco de leche materna que debe comenzarse una vez la lactancia está establecida, con el fin de tener reservas suficientes llegado el momento de la reincorporación laboral.

Temas
Inicio