Compartir
Publicidad

Dar el pecho en lugar de biberón se recompensa económicamente en Reino Unido: ¿Deberíamos tomar nota?

Dar el pecho en lugar de biberón se recompensa económicamente en Reino Unido: ¿Deberíamos tomar nota?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La lactancia materna tiene múltiples beneficios para madre y bebé. Ayuda a reducir los cólicos del lactante, regula el metabolismo del recién nacido y les protege de enfermedades graves como el asma o la enterocolitis necrotizante. Además, resulta clave para el desarrollo físico y neurológico de los prematuros.

Sin embargo, los índices de lactancia materna en muchos países del mundo no llegan a lo recomendado por la OMS, y entre ellos destaca Reino Unido. Por ello, la Agencia de Salud Pública Inglesa ha impulsado una iniciativa para financiar a aquellas madres que opten por dar el pecho a sus hijos: ¿Una medida eficaz o descabellada?

Pagar a las madres por dar el pecho

Según un estudio llevado a cabo por UNICEF en 2016 y publicado por el Comité de Lactancia Materna de la AEP, el 77% de las madres inglesas optan por dar el pecho cuando dan a luz, pero sólo un 12% continúa amamantando a los dos meses en algunas zonas del país, y menos del 1% lo hace más allá de los cinco o seis meses de vida del bebé.

Estas cifras sitúan a Reino Unido como uno de los países con peor tasa de lactancia materna del mundo, y esto es algo que preocupa mucho a las autoridades sanitarias de la isla.

La lactancia materna es un excelente escudo protector frente a múltiples enfermedades. De hecho, UNICEF siempre ha destacado el valor de la leche materna como una de las posibles y más eficaces vacunas que pueden recibir los bebés nada más nacer.

No en vano, Reino Unido llevó a cabo un estudio hace tres años, que publicó en la revista Archives of Disease in Childhood, en el que cuantificó el ahorro que supondría para el sistema sanitario inglés que los niños se alimentaran durante más tiempo con leche materna. Y las cifras fueron esclarecedoras: el Sistema Nacional de Salud inglés se podría ahorrar hasta 40 millones de libras al año (más de 45 millones de euros) si fomentara la lactancia materna.

madre dando el pecho

Conscientes de la gravedad de la situación, Reino Unido se ha propuesto elevar la tasa de lactancia materna y la agencia de salud pública inglesa ha impulsado un sistema de financiación para aquellas madres que opten por dar el pecho a sus hijos. Es decir, quien opte por lactancia materna recibirá un cheque como recomensa económica.

En los condados de South Yorkshire, Derbyshire y North Nottinghamshire se han ofrecido cheques de 120 libras (aproximadamente 136 euros) a quienes demuestren haber amamantado a sus bebés a los dos días, diez días y seis semanas de vida. Y para las madres que llegan a los seis meses de lactancia, se ofrece un cheque extra de 80 libras (90 euros).

¿Cómo está funcionando la medida?

Según informa el diario El Confidencial, desde la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Sheffield están satisfechos con la medida ya que está animando a las madres a amamantar, y la recompensa económica les hace no rendirse antes de lo que desearían.

Además, muchas madres que se incorporan a sus trabajos y que encuentran dificultades para seguir dando el pecho a sus hijos, afirman que este cheque les supone una motivación extra para seguir intentándolo.

La Agencia de Salud Pública Inglesa, ha señalado que las solicitantes de este cheque han aumentado hasta en un 6% entre las 10.000 nuevas madres que optaban a esta recompensa.

Por otro lado se ha calculado que gracias a esta medida, el sistema de salud público inglés se ahorra un mínimo de 19 millones de euros, al ser la leche materna un escudo protector contra algunas enfermedades a corto y largo plazo.

¿Y si se implementara esta medida en España?

Según las encuestas nacionales de salud que se vienen realizando en nuestro país desde el año 1995, las tasas de lactancia materna a las seis semanas de vida del bebé se sitúan en torno al 71%, y en los últimos 15 años se ha observado un aumento progresivo de las cifras a los tres meses (33%) y seis meses de vida (47%).

Pero sólo el 28,5% de las madres opta por la lactancia materna exclusiva los seis primeros meses de vida, una cifra que si bien es muy similar a la de otros países europeos, se aleja mucho de las recomendaciones de la OMS.

Entre las principales trabas que se encuentran las mujeres de nuestro país para dar el pecho a sus hijos estarían, principalmente dos:

  • Por un lado, la falta de ayuda por parte de los profesionales sanitarios cuando surge algún problema. Y es que aunque la mayoría insisten y animan a las madres a optar por lactancia materna, pocos de ellos están realmente preparados para ayudar ante las dificultades.
lactancia materna

Por suerte, muchas madres han descubierto la gran labor que hacen los grupos de lactancia y las asesoras y logran encontrar en ellas la ayuda que buscan cuando aparecen dudas o problemas.

  • Por otro lado, no tiene ningún sentido que la OMS, UNICEF, la AEP e incluso el Ministerio de Sanidad recomienden amamantar a los bebés durante seis meses de manera exclusiva, y ofrezcan a las mujeres un permiso de maternidad de tan solo 16 semanas.
Sacaleches

Es cierto que trabajo y lactancia no tienen porqué ser incompatibles. Muchas mujeres luchan por continuar dando el pecho a sus hijos más allá de la baja laboral y en Bebés y Más nos hemos hecho eco de grandes historias de superación y esfuerzo que han permitido lactancias prolongadas cuando todo parecía ponerse en contra.

Pero, desgraciadamente, aún nos encontramos con empresas que ponen muchas trabas a las mujeres para poder sacarse la leche en el trabajo o acogerse a sus derechos como madres lactantes, a pesar de que la lactancia materna beneficia a las empresas reduciendo el absentismo laboral.

Sin embargo, y tras analizar estas dos grandes dificultades con las que se suelen encontrar las madres durante su lactancia, me pregunto: ¿cambiaría la situación si percibieran un cheque por dar el pecho?

Por otro lado, están también aquellas mujeres que voluntaria y libremente deciden no dar el pecho a sus hijos: ¿su opinión sería diferente si se les ofreciera dinero por ello?

En mi caso particular, dos de mis tres lactancias finalizaron cuando mis hijos quisieron pero la primera acabó por una decisión mía. Me sentí desborada, sin apoyo y con una gran falta de información y, al menos para mí, un cheque de dinero no hubiera cambiado las cosas.

Y vosotras, ¿qué opinión os genera esta medida de las autoridades sanitarias inglesas? ¿Habría cambiado en algo vuestra decisión de amamantar a vuestros bebés -o hacerlo durante más tiempo- si hubiérais percibido dinero por ello?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos