La aplaudida reflexión de la actriz Natalia Sánchez sobre los sentimientos contradictorios que a veces ocasiona la lactancia

La aplaudida reflexión de la actriz Natalia Sánchez sobre los sentimientos contradictorios que a veces ocasiona la lactancia
Sin comentarios

Cada vez son más las famosas e influencers que deciden dar visibilidad a la lactancia materna a través de sus publicaciones en redes sociales, en las que hablan con naturalidad y sin tapujos de esta parcela de la crianza.

La actriz Natalia Sánchez lleva haciéndolo desde que se convirtió en madre por primera vez, pero con el nacimiento de se segundo hijo, Neo, sus publicaciones sobre lactancia se han multiplicado, dando visibilidad tanto a los momentos de luces como de sombras.

En una publicación compartida ayer en su cuenta de Instagram, la actriz reflexionaba sobre la lactancia en tándem, la agitación del amamantamiento y esa dualidad de sentimientos que todas las madres que hemos amamantado hemos tenido alguna vez, cuando deseas que tu hijo se destete, pero al mismo tiempo no quieres que la lactancia termine nunca.

 

Con una bella foto amamantando a sus dos hijos, Neo que recientemente cumplió un año y Lia de dos años y medio, la actriz Natalia Sánchez quiso conmemorar el último día de celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

El texto que acompaña la imagen es un reflejo real, natural y maravilloso de lo que supone amamantar a dos niños pequeños, y de la mezcla de sentimientos que puede provocar la lactancia a demanda, prolongada y en tándem.

"La verdad es que podría haber elegido cualquiera de las 2000 fotos que tengo en esta misma posición para celebrar el último día de la #SemanaMundialDeLaLactanciaMaterna , todas ellas mucho más bonitas, con mejor luz, mejor paisaje etc… Pero lo cierto es que estas me las hizo @marc_clotet ayer, como tantas otras veces, de forma espontánea, despeinados y en pijama y ME ENCANTAN porque retratan a la perfección nuestro día a día…
Sinceramente, no sé cuántas veces les doy el pecho al día… 8, 15, 20 veces… y eso sin contar las noches que, con Neo, siguen siendo de barra libre de “milk-tonics”! El caso es que son muchas y, aun que ahora mismo no imagino mi vida sin hacerlo, lo cierto es que estoy pasando por un momento rarísimo en la lactancia.
Tengo el corazón dividido con Lia. Por un lado siento que ha llegado el momento de dejarlo con ella y, a veces, hasta me molesta (y mucho…) y otras soy yo la que le ofrezco. Por otro lado tengo a Neo, a quien me muero por amamantar a cada rato
"No sé si os ha pasado en algún momento, pero vivo en una dualidad continua que puede llegar a ser bastante desesperante"
La lactancia se puede definir de mil maneras, (en función del momento en el que te pregunten) porque tiene sus momentos, como todo en esta vida. Ahora mismo, para mí es una apasionante y preciosa montaña rusa de emociones y contradicciones continuas en la que nunca, NUNCA dejo de aprender.
¡A saber qué pienso el año que viene! Sea como sea, me quedo con todo lo bonito que tiene, que es muchísimo…! ¡Os deseo un feliz día y una feliz lactancia! Si tenéis cualquier duda de lactancia, acordaros de @albapadibclc. Os va a salvar la vida, como ha hecho conmigo tantas veces…

Los sentimientos, a veces contradictorios, que genera la lactancia materna

Aunque personalmente me quedé con las ganas de vivir una lactancia en tándem (mi hija se destetó pocos meses antes de la llegada de su hermano), comparto completamente la reflexión de la actriz, pues en los más de dos años de duró mi lactancia (primero con mi hija y después con mi tercer bebé) yo también tuve momentos de sentimientos opuestos.

Había días en los que deseaba que el tiempo se parara mientras mi bebé estaba en mi pecho, para así poder disfrutar de manera intensa, única e indescriptible de los sentimientos maravillosos que me aportaban aquellos momentos que solo yo podía experimentar.

Y es que dar el pecho a mis hijos me hacía sentir poderosa, fuerte y especial, pues era la única persona en el mundo capaz de "nutrirlos" en el extenso sentido de la palabra (tanto física, como emocionalmente).

Pero la lactancia también tiene momentos de sombras en los que el cansancio, la incertidumbre y las dudas te hacen flaquear.

Dudas en torno a si tu leche será buena y suficiente (una pregunta que también la actriz, Natalia Sánchez, compartió en su momento), agotamiento extremo cuando tu hijo demanda pecho a cada instante, tanto de día como de noche, e incertidumbre por saber hasta cuándo seguir amamantando o cómo hacer un destete respetuoso.

Como bien dice Natalia, "la lactancia se puede definir de mil maneras en función del momento en el que te pregunten", y hablar de ello con naturalidad no solo ayuda a visibilizar las dualidades y ayudar a otras madres que están pasando por lo mismo, sino encontrar el apoyo y la comprensión necesarias para superar las dificultades que a veces se presentan y que nos pueden hacer llevar a sentir cosas contradictorias.

Y vosotras, ¿también habéis experimentado con vuestras lactancias esa dualidad de sentimientos que define la actriz?

Foto de portada | GTres

Temas
Inicio