Compartir
Publicidad

En la lactancia en tándem, ¿la leche se adapta a la edad del pequeño o del mayor?

En la lactancia en tándem, ¿la leche se adapta a la edad del pequeño o del mayor?
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La lactancia en tándem es la que sucede cuando una mujer da el pecho a su hijo y en un nuevo embarazo lo sigue amamantando hasta que el siguiente bebé nace, momento en el que los dos toman leche materna.

Este suceso, cada vez más frecuente gracias a que ya poca gente defiende el mito que dice que no se puede dar el pecho estando embarazada, suscita aún algunas dudas razonables, como la que os comentamos hoy. En la lactancia en tándem, ¿la leche se adapta a la edad del pequeño o del mayor?

Sí, claro que se puede amamantar durante el embarazo

Por suerte, lejos quedó esa época en la que muchas mujeres dejaban de amamantar a sus hijos en el embarazo, muchas realmente apenadas y sintiéndose culpables, porque los ginecólogos y matronas decían que tenían que hacerlo. Debían hacerlo, según les decían, por su salud y por la del bebé que estaban gestando, porque si el hijo que mamaba seguía haciéndolo les iba a dejar con carencias importantes que le afectaría a ella a nivel de salud y energía y también al feto.

Sin embargo, se sabe que eso no sucede. Y se sabe no sólo porque las mujeres que dan pecho acaban teniendo hijos sanos igual que las que no lo dan, sino porque la naturaleza parece tener previsto esto y en la mayoría de ocasiones, a lo largo del embarazo, la producción de leche disminuye considerablemente.

En ocasiones, la producción es tan baja que el niño ya se desteta. Esto sucedió con mis dos primeros hijos cuando Miriam se quedó embarazada de los siguientes: les debía salir tan poco que perdieron el interés. En otras ocasiones, pese a que la producción es muy baja, los niños siguen cogiéndose al pecho porque dicen aquello de "aquí ya no sale, pero yo estoy divinamente", y en otras ocasiones la producción no se reduce tanto y el niño asegura que sí, que le sale.

La leche materna se adapta a la edad del bebé

El caso es que tenemos todos claro que la leche materna es adaptativa y que va cambiando su composición a medida que el bebé crece. La leche de un niño de dos años, por ejemplo, contiene una concentración de nutrientes muy diferente a la que tenía cuando era bebé. Entonces, ¿qué pasa si le das el pecho a un niño de dos años y a uno que acaba de nacer?

Pues lo más lógico. La naturaleza da prioridad al bebé, al recién llegado, y adapta sus cualidades a su edad. De este modo, el mayor toma leche materna de bebé, que no es para nada inadecuada, sino diferente a la que tomaba antes, y en cualquier caso mejor que cualquier otra leche que pueda llegar a tomar (por si a alguien se le ocurriera decir que mejor deje de mamar, que esa leche no le alimenta).

¿Y calostro también?

Sí. Calostro también. Como os contamos hace tres años, la leche de la mujer embarazada es leche madura hasta que en algún momento cercano al parto, o a partir del parto, cambia sustancialmente para ser calostro. Un calostro con las mismas propiedades que el de las madres que no hacen tándem, y por lo tanto perfectamente preparado para el bebé.

Si el mayor está mamando entonces, estará tomando calostro, a partir del cuarto o quinto día la leche de transición y más adelante, hacia la segunda semana, la leche madura otra vez, que es la definitiva y la que irá cambiando en base a la edad del bebé que acaba de nacer.

Fotos | Ivette Ivens En Bebés y más | La bonita foto que muestra la lactancia en tándem de una madre a lo largo del tiempo, ¿Se puede dar el pecho embarazada?, Defendiendo nuestra lactancia materna prolongada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio