Publicidad

Las mujeres que amamantan durante el embarazo, ¿producen calostro para el nuevo bebé?

Las mujeres que amamantan durante el embarazo, ¿producen calostro para el nuevo bebé?
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Parece que los profesionales de la salud y la población en general tienen cada vez más claro que amamantar mientras se está embarazada no es peligroso para el nuevo bebé y que es algo que hacen muchas mujeres sin tener que recomendárseles el destete por embarazo.

Ahora bien, si el niño, si el mayor, está mamando leche materna durante el embarazo, algo que no sucede en un primer embarazo porque ni hay niño ni la madre produce leche, ¿qué produce la madre cuando el segundo bebé nace? ¿Calostro? Y si produce calostro, ¿es éste igual que el de una madre que no da el pecho? ¿Es quizás una mezcla entre calostro y leche? Vamos a tratar de responder a estas preguntas.

Estudiando madres que amamantan en tándem y madres que no lo hacen

Para hacerlo, nos vamos a centrar en un estudio realizado por Alba Lactancia Materna (asociación de grupos de apoyo a la lactancia) y por el Departamento de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, quienes analizaron y compararon muestras de calostro de mujeres que amamantaban a un sólo bebé y de mujeres que daban el pecho al bebé y a otro hermano.

En total, se cogieron muestras de 25 mujeres. Quince que hacían tándem y diez que no lo hacían. De las primeras se obtuvieron muestras de leche durante el embarazo en el quinto, sexto, séptimo, octavo y noveno mes. Además, se recogieron muestras de calostro a los dos y cuatro días, a la semana, a las dos semanas y al mes después de dar a luz. De las segundas, las que sólo daban el pecho a un bebé, se recogieron muestras tras el parto igual que en las primeras, a los dos y cuatro días, a la semana, a las dos semanas y al mes después de parir.

Para tratar de lograr resultados concluyentes se compararon las muestras en base a diversos parámetros inmunológicos y bioquímicos que están presentes tanto en el calostro como en la leche materna madura, pero en concentraciones muy diferentes. A saber: dos citoquinas (TGF- -6), inmunoglobulinas, IgAs e IgGs totales, lactosa, proteínas, grasas y vitamina B12.

La falta de presupuesto hizo que al final sólo se pudieran analizar las muestras de la semana 30 a 35 de embarazo de las madres que hacían tándem, el calostro a los dos días de dar a luz y la leche madura al mes de tener al bebé (ya, pienso igual que vosotros, una pena porque habría tanta información sobre ello...).

Una sopresa: las madres que amamantan a sus hijos durante el embarazo apenas producen leche

El estudio sirvió, de rebote, para tener más datos acerca de algo que se sabe desde hace un tiempo: las madres que amamantan a sus hijos durante el embarazo producen muy poca leche. De hecho, las hay que apenas producen nada. Esto explica por qué muchos niños se destetan cuando su madre se queda embarazada. Esto explica por qué mis hijos Jon y Aran se destetaron hacia los tres meses del siguiente embarazo, sabedores de que de "ahí" ya no salía nada.

Según explican, ninguna madre fue capaz de extraerse la muestra por sí sola, ni manualmente ni con sacaleches. Al parecer, con paciencia, con tiempo, con insistencia, lograron sacar 5 (míseros) mililitros de cada pecho. Obviamente, estas madres se dieron cuenta entonces de que sus hijos no mamaban por una cuestión de alimento, sino por el vínculo emocional, por estar un ratito con mamá.

Comparando las muestras de calostro

Las muestras de calostro de las 25 mujeres eran del mismo color amarillo anaranjado típico del calostro. La leche recogida durante el embarazo, en cambio, era de color blanco. Esto quiere decir que podría ser a partir del parto cuando el cuerpo de la mujer empieza a pensar en el bebé, añadiendo las sustancias típicas del calostro que le otorgan densidad y ese color tan específico.

A la hora de analizar todas las muestras para buscar diferencias observaron que, pese a haber diferencias individuales en todas las muestras, las medias de todos los parámetros eran muy parecidas en las 25 muestras de calostro, sin que hubiera diferencias estadísticamente significativas entre ellas: TGF- 300 ng/ml; IgA: ~40 mg/ml; IgG: ~0,6 mg/ml; lactosa: ~4,7 g/100 ml; proteínas: ~2,3 g/100 ml; grasas: ~2,7 g/100 ml; vitamina B12: ~250 mcg/100 ml. A continuación podéis ver estos valores comparados en una gráfica:

Gráfica 1 calostro y tandem

Analizando las muestras de leche madura obtenidas tras los partos (y también en las obtenidas durante el embarazo) observaron que tampoco hubo diferencias estadísticamente significativas en la composición: (TGF-proteínas: ~0,9 g/100 ml; grasas: ~4,5 g/100 ml; vitamina B12: ~45 mcg/100 ml).

Sí hallaron diferencias, lógicamente, cuando compararon las muestras de calostro con las muestras de leche materna, demostrando que la leche de una mujer embarazada cambia al nacer el bebé para producirse calostro y luego vuelve a cambiar, cuando es preciso, para ser de nuevo leche, según las necesidades del hermano pequeño, y no del hermano mayor.

En la siguiente gráfica se puede ver que la leche de las mujeres embarazadas era prácticamente igual a la leche madura que aparece tras el parto, tras el calostro y tras la leche de transición.

Calostro y tandem

No queda claro en qué momento la leche madura cambia para convertirse de nuevo en calostro, ya que no se analizaron todas las muestras de las mujeres en el noveno mes, antes de dar a luz. Al parecer sí se estudiaron las muestras de tres mujeres y, no habiendo datos, los investigadores explicaron que, sin haber nacido aún el bebé, las muestras eran más parecidas al calostro que a la leche madura, por lo que se cree que el cambio sucede unos días antes del parto.

Con todo lo comentado creo que las preguntas quedan respondidas. Los niños maman leche madura durante el embarazo, aunque apenas maman nada (unos quizás saquen algo, otros quizás no logren sacar nada) y cuando el bebé está a punto de nacer la leche cambia a calostro, otorgándole lo que necesita en cada momento. Un calostro con las mismas propiedades que el de las demás mujeres, que pasará a ser leche de transición y luego leche madura, también con las mismas propiedades que la leche de cualquier madre, amamante a un niño más mayor o no.

Vía | Alba Lactancia Materna
Foto | Mothering touch en Flickr
En Bebés y más | ¿Se puede dar el pecho embarazada?, Defendiendo nuestra lactancia materna prolongada

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir