Publicidad

El sensual vídeo de una embarazada de 38 semanas bailando la danza del vientre: una buena preparación para el parto

El sensual vídeo de una embarazada de 38 semanas bailando la danza del vientre: una buena preparación para el parto
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Por sus movimientos puede parecer que la danza oriental o 'belllydance' se centra solo en el abdomen, y que puede resultar más difícil de practicar durante la gestación, cuando la tripa está tan abultada.

De ahí que el vídeo que Sara Lyn, una instructora de baile de Las Vegas (Estados Unidos), moviéndose al sensual ritmo de la danza del vientre en la semana 38 de embarazo, se haya convertido en viral.

Pero no es así: es uno de los bailes más antiguos, ligados a ritos de fecundidad y nacimiento, que no solo se realizaba en ceremonias religiosas, sino que las embarazadas árabes también lo usaban como preparación al parto para dar a luz con menos dolor. Se cree que en el momento del parto algunas mujeres danzaban alrededor de la parturienta, para que hiciera los mismos movimientos como acto reflejo, reduciendo así el dolor de las contracciones.

Estos "ejercicios preparto" se fueron desterrando con los avances médicos, pero aún hoy se sigue impartiendo en centros maternales.

Un vídeo de lo más sensual

“Soy tan afortunada de haber podido bailar la danza del vientre durante mi embarazo y conectar con mi hija antes de que ella estuviera en la Tierra. Cuando baila conmigo, sé que se siente arropada por los movimientos”.

Así explica Sara cómo se sentía en el texto que acompaña al espectacular vídeo, donde se ve perfectamente cómo es capaz de mover su gran tripa y caderas de un lado a otro.

El vídeo ha sido difundido esta semana en la cuenta Fit Moms of Instagram, aunque la instructora de baile la colgó en su cuenta de Instagram en Septiembre. De hecho, Sara dio a luz en febrero de este año a una niña llamada Isla Blue.

Ahora que ya tiene unos meses y ya baila pegadita a su mamá.

Beneficios de la danza del vientre para la embarazada

No hay que confundirse. Practicar belllydance en la gestación ayuda a fortalecer las partes del cuerpo que intervienen en el embarazo y los que se ponen en marcha en el momento del parto, pero sin realizar un trabajo físico intenso.

De hecho, en las clases para embarazadas se excluyen los movimientos más bruscos de esta danza oriental y se centran en lograr que la mujer disfrute y se relaje compartiendo la experiencia con otras futuras madres.

Pero además, la danza del vientre también tiene sus beneficios físicos de cara al parto:

  • Fortalece la espalda, reduciendo los dolores y favoreciendo su relajación.

  • El trabajo de las piernas hace que se produzcan menos problemas de varices, trombosis y edemas, al mejorar la circulación sanguínea.

  • Ejercita la zona pélvica, logrando mejorar la postura y tener un mayor control corporal. Esto aporta energía y mayor confianza, tanto física como mental, a la embarazada para afrontar el parto, reduciendo la sensación de dolor.

  • Relajar la pelvis y concentrar la atención en el suelo pélvico ayuda a oxigenar al bebé dentro del vientre materno y facilita el descenso del bebé por el canal del parto.

  • Ayuda a recuperarse mejor tras dar a luz gracias al fortalecimiento de la pelvis.

  • Como ejercicio aeróbico de bajo impacto contribuye a mejorar la condición cardiovascular, lo que implica mayor oxigenación, resistencia y flexibilidad.

  • La música y los movimientos oscilantes de la pelvis materna también arrullan al bebé.

Fotos | Instagram de Sara Lyn

En Bebés y Más | Danza del vientre para la preparación al parto, Sayuntis: danza del vientre y yoga para embarazadas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir