Compartir
Publicidad

¿Qué antojo tuviste durante el embarazo?

¿Qué antojo tuviste durante el embarazo?
Guardar
40 Comentarios
Publicidad

Parece ser que hasta una cuarta parte de las embarazadas tienen antojos, esos deseos de nuestro apetito que tenemos que satisfacer sí o sí. Natas con fresa, frutos secos, chocolate, horchata… Seguro que vuestro listado de antojos durante el embarazo es mucho más amplio, y nos gustaría conocerlo.

Pueden ser bebida o comida, y se suelen sumar a esos otros alimentos por los que se genera cierta aversión (temporal, afortunadamente; ya volveremos sobre ellos).

En mi caso, he de decir que dos de los antojos que tuve y que recuerdo especialmente no eran demasiado apropiados durante el embarazo (¿por qué no nos da por antojos de frutas y verduras para no sentirnos “culpables”?): un dulce llamado trenza mudéjar y lomo ibérico.

Por cierto, lo de la trenza es bastante recordado, porque recorrí varios pueblos e hicimos distintas paradas en carretera para conseguir localizar una… (¡no la encontré!). Pero, ¿qué pasa si no se puede satisfacer el deseo?

Hay mucha leyenda al respecto, y cualquier mancha o lunar del recién nacido se suele asociar a un antojo no resuelto.

Mi madre también recorrió varias pastelerías de la ciudad cuando le conté la anécdota de la trenza mudéjar, para evitar que el antojo se pasara al bebé (al final encontró algo similar en una de ellas…). Sin embargo, está demostrado que no es así, que los antojos no satisfechos no producen manchas en el bebé

Los antojos podrían ser uno de los primeros síntomas de embarazo que pueden empezar a indicarnos que el cuerpo nos pide algún alimento concreto. Si bien no hay explicación científica para este hecho, el motivo de estos deseos impulsivos podrían ser las alteraciones metabólicas y hormonales que experimenta la gestante.

En cualquier caso, esos deseos por algún alimento en concreto sin el cual parece que desfallecemos, esos antojos durante el embarazo, son pequeños caprichos que, con moderación, y para nuestra satisfacción, siempre deberían ser saciados. ¿Cuáles fueron los vuestros?

Foto | Ingorrr (Flickr)
En Bebés y más | El primer lujo que te permitiste tras el parto, El gusto y el olfato en el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos