Compartir
Publicidad
18 alimentos que están prohibidos durante el embarazo y pueden perjudicar a tu bebé
Embarazo

18 alimentos que están prohibidos durante el embarazo y pueden perjudicar a tu bebé

Publicidad
Publicidad

Durante el embarazo, debemos hacer algunos cambios y ajustes en nuestra rutina y estilo de vida, pues ahora nuestro cuerpo tiene necesidades distintas que deberemos cuidar y tomar en cuenta para que todo marche de forma correcta.

Uno de estos cambios es en la alimentación, pues existen ciertos alimentos más susceptibles de contener microorganismos perjudiciales que atraviesan la barrera placentaria y que pueden afectar al bebé que no son recomendables en esta etapa. Te compartimos 18 alimentos que están prohibidos durante el embarazo y pueden perjudicar a tu bebé.

Alimentos prohibidos durante el embarazo

1. Leche cruda

Leche

La leche cruda es la leche de vacas, ovejas y cabras (o cualquier otro animal) que no ha sido pasteurizada para matar las bacterias dañinas. De acuerdo con el portal de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos, la leche cruda puede portar bacterias peligrosas, tales como Salmonella, E. coli, Listeria, Campylobacter, y otras que causan enfermedades alimentarias.

Estas bacterias puede encontrarse en la leche cruda, así como en productos derivados. Recordemos que hervir la leche cruda no es suficiente, la única forma de garantizar que sea segura es comprando leche pasteurizada.

2. Lácteos sin pasteurizar

Yogur

Al igual que la leche cruda, los lácteos sin pasteurizar podrían contener listeria, por lo que debemos asegurarnos que todo producto lácteo especifique en su etiquetado que ha sido pasteurizado o elaborado con leche pasteurizada.

Las mujeres embarazadas corren un riesgo grave de contraer listeriosis causada por la bacteria Listeria, una bacteria comúnmente hallada en alimentos ricos en proteínas que se sirven crudos o sin recalentar que puede ocasionar aborto espontáneo, parto prematuro, infección o muerte del recién nacido.

Los productos lácteos sin pasteurizar incluyen los derivados de la leche como yogures, cremas, helado o yogur congelado y quesos blandos.

3. Quesos blandos no pasteurizados

Queso

Al igual que los productos lácteos sin pasteurizar, debemos tener precaución con ciertos tipos de quesos, debido al riesgo de listeriosis que presentan, particularmente los quesos blandos o estilo mexicano, como: brie, queso feta, camembert, queso blanco, queso fresco, queso panela.

Es importante que lleven el sello de que están fabricados con leche pasteurizada y no comprarlos en mercados donde dudemos de la refrigeración que han tenido y del envasado.

4. Queso roquefort

roquefort

El queso roquefort o queso azul, que pertenece el grupo de quesos blandos que tienen estrías es mejor evitarlos durante el embarazo debido a que presentan mayor riesgo de estar contaminados con la bactería.

Los quesos que sí son seguros de consumir en el embarazo son los quesos duros, como el cheddar, quesos extra duros, como el parmesano, y quesos semi – blandos, como mozzarella. El queso rebanado pasteurizado, el queso untable como el queso crema y el requesón también se consideran seguros de consumir.

5. Pescados crudos o ahumados

Salmon Crudo

El pescado crudo y/o los alimentos preparados con pescado y mariscos crudos o ahumados tienen más probabilidades de contener parásitos o bacterias que los alimentos preparados con pescados cocidos.

Por ello, se debe evitar el consumo de pescados y mariscos crudos y/o ahumados o que no estén bien cocidos para evitar el riesgo de listeria o anisakis, un parásito con forma de gusano que vive en el tubo digestivo de peces, cefalópodos y mamíferos marinos.

Algunos ejemplos de esto son el sushi (que contenga pescado crudo), salmón ahumado, carpaccio de pescado, tartar de pescado o ceviche de pescado.

6. Mariscos crudos

alimentos-prohibidos-embarazo

Según la FDA, las embarazadas deben evitar comer mariscos crudos o que no estén bien cocidos como gambas, langostinos, ostras, almejas, mejillones y ostiones por el riesgo de anisakis.

Tampoco se recomienda comer las cabezas de las gambas debido a que concentran un alto contenido en cadmio, un metal capaz de provocar disfunción renal.

7. Atún rojo y otros pescados grandes

alimentos-prohibidos-embarazo

Aunque el consumo de pescado durante el embarazo es bueno debido a proteínas y nutrientes como los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, hay ciertos tipos de pescado que deberemos evitar durante esta etapa, debido a que contienen niveles muy altos de mercurio. Los pescados grandes con altos contenidos de mercurio a evitar son, además del atún rojo, el tiburón, el pez espada, King Mackerel (caballa) y lucio.

La Agencia Española de consumo, seguridad alimentaria y consumo (Aecosan) recomienda a las mujeres embarazadas o que puedan llegar a estarlo, mujeres en periodo de lactancia y a niños de corta edad (entre 1 y 30 meses evitar el consumo de estos pescados.

Para continuar consumiendo pescado y obtener todos los beneficios que pueden proporcionarnos en el embarazo, podemos elegir opciones seguras y con bajo contenido de mercurio como: salmón, camarón, bacalao, sardinas, anchoas, trucha, tilapia y atún enlatado.

8. Carnes crudas o poco hechas

Carne Cruda

Al momento de cocinar los alimentos, es sumamente importante asegurarnos de hacerlo correctamente, especialmente durante el embarazo. Al no estar bien cocinadas se corre el riesgo de toxoplasmosis, un parásito llamado toxoplasma gondii, que se encuentra en la carne cruda de muchos animales y en los excrementos de un gato infectado.

Algunos de los daños que puede producir son: parto prematuro, bajo peso al nacer, fiebre, ictericia, anormalidades en la retina, retraso en el desarrollo mental, convulsiones, tamaño anormal de la cabeza y calcificaciones en el cerebro.

Se debe evitar comer carnes crudas y que no estén bien hechas, incluyendo carne de vaca cruda, carne de pollo cruda, carne de cerdo cruda o de carne de cualquier otro animal que no esté bien cocinado o directamente se consuma crudo, como por ejemplo en carpaccios.

9. Jamón sin curar o sin congelar previamente

Jamon

El jamón había estado asociado al riesgo de toxoplasmosis, pero estudios recientes concluyen que las embarazadas sí pueden comer jamón, aunque con ciertas especificaciones: siempre y cuando el jamón tenga más de 18 meses de curación (24 en el caso del jamón ibérico).

10. Embutidos

Embutidos

Los embutidos son también otro grupo de alimentos con el que debemos tener precaución durante el embarazo, pues pueden resultar contaminados con listeria durante el proceso de su elaboración. En este apartado se incluyen por ejemplo, chorizo, salchichón, salami, mortadela, fuet, etc.

De acuerdo con la Administración de Medicinas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos, la única forma segura de consumirlos es verificando que estén recalentados y bien calientes.

11. Huevos crudos o no bien cocinados

Huevo

Los huevos deben evitar consumirse crudos por el posible riesgo de salmonelosis, causada por la bacteria salmonela, contenida principalmente en la carne de ave cruda, así como carnes y huevos crudos o poco hechos. Si entra en el organismo puede provocar: deshidratación, bacteremia, artritis reactiva o síndrome de Reiter y meningitis.

Es importante mencionar que no sólo se trata del huevo crudo por sí solo, sino también se deben evitar alimentos que lo lleven en su preparación y no se cocinen posteriormente. Así que en este apartado se incluyen las mayonesas caseras, la salsa holandesa o cualquier salsa o postre preparado con huevo crudo como mousses, tiramisú (se puede hacer sin huevo), merengues.

12. Patés o foie

alimentos-prohibidos

Otro alimento que no es recomendable consumir en el embarazo son los patés o carnes untables refrigerados, debido al riesgo de listeriosis que presentan. Lo que debemos hacer es verificar que estén pasteurizados y evitar los que sean hechos en casa.

Por otro lado, es importante limitar el consumo de los patés que contienen hígado (aunque en su etiquetado indiquen que han sido pasteurizados), pues tienen un alto contenido en vitamina A, que en exceso podría ser perjudicial para la salud del bebé.

13. Verduras sin lavar

Verduras

Aunque las verduras son parte esencial de una alimentación saludable durante el embarazo, es importante su manejo correcto antes de consumirlas.

Esto incluye lavarlas bien para evitar una posible contaminación por toxoplasmosis, debido a que ésta podría estar presente en el suelo donde se cultivan. Evitar su contacto con carnes crudas y limpiar bien los utensilios de cocina después de usarlos.

14. Brotes germinados crudos

alimentos-prohibidos-embarazo

Aunque son muy beneficiosos para la salud, durante el embarazo debemos tener ciertas precauciones y de preferencia evitar los brotes y germinados crudos, ya que son propensos a ser contaminados con bacterias como E. Colli y Salmonella debido a las condiciones en las que se desarrollan.

En este grupo de brotes y germinados crudos se incluyen la alfalfa, el rábano, la soja o el trébol.

Una forma más segura de consumirlos es cocinándolos para eliminar las posibles bacterias que pudieran estar presentes.

15. Sándwiches envasados

alimentos-prohibidos-embarazo

Según recomienda la Aecosan, las embarazadas deberían evitar los sándwiches que podemos comprar envasados así como otros alimentos preparados que contengan vegetales, huevo, carne, fiambres, pescado y derivados.

16. Algas pardas

alimentos-prohibidos-embarazo

Las algas pardas como la laminaria, kombu, o Macrocystis están contraindicadas en el embarazo debido a las potenciales acciones a nivel de la función tiroidea en la embarazada. Las algas verdes, aunque son beneficiosas a nivel nutricional, se recomienda no consumirlas en grandes cantidades.

17. Café (más de una taza grande al día)

alimentos-prohibidos-embarazo

Por su parte, consumir un exceso de cafeína en el embarazo está relacionado con mayor riesgo de aborto y parto pretérmino. La OMS establece el máximo de consumo de café en embarazadas en 300 miligramos diarios. Por su parte, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés) reduce esta cantidad en sus recomendaciones de 2010. Aconseja a las embarazadas que limiten su consumo a menos de 200 miligramos de cafeína al día.

Esto equivale a más de una taza grande o dos pequeñas al día, aunque un estudio reciente indica que incluso en cantidades que se consideran seguras, la cafeína podría afectar al peso del bebé al nacer. Recordemos que también encontramos cafeína en el chocolate y en algunos refrescos.

18. Alcohol

alimentos-prohibidos-embarazo

Y por supuesto, no puede considerarse un alimento, pero el alcohol está totalmente prohibido en el embarazo. Al no haber una cantidad mínima segura, lo más aconsejable es evitarlo completamente. Lo que bebe la madre le llega al bebé y el consumo de alcohol en el embarazo es la causa no genética más frecuente de retraso mental. Importante motivo para no beber ni una gota de alcohol en el embarazo.

Recomendaciones generales para una alimentación segura durante el embarazo

Embarazada Comiendo Ensalada

Además de evitar estos alimentos que se consideran prohibidos y no recomendables durante el embarazo, siempre debemos tomar ciertas precauciones para llevar una alimentación segura en el embarazo. Para ello, te compartimos algunos consejos:

  • Lavarse bien las manos antes y después de manipular cualquier alimento.
  • Limpiar correctamente los utensilios de cocina después de usarlos.
  • Lavar bien frutas, verduras y hortalizas para eliminar restos de suciedad y pesticidas, así como posibles bacterias o parásitos causantes de enfermedades.
  • Cocinar los alimentos a una temperatura de más de 75ºC para matar así todo tipo de microorganismos que transmiten enfermedades. Nunca servir carnes semicocidas, “jugosas” o crudas.
  • Evitar el contacto de alimentos crudos con alimentos cocinados.
  • Consumir los alimentos después de cocinarlos. No dejarlos a temperatura ambiente durante más de dos horas.
  • Conservar los alimentos perecederos en el frigorífico.
  • Descongelar completamente la carne antes de cocinarla.
  • Si consumimos comida recalentada, asegurarnos que ha alcanzado temperaturas altas (más de 75ºC).
  • No consumir alimentos después de su fecha de vencimiento.

Con estos consejos y evitando los alimentos que son prohibidos durante el embarazo, podrás evitar la aparición de enfermedades alimentarias que perjudican a ti y a tu bebé.

Fotos | iStock, Pexels

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio