Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Hay una cantidad segura de alcohol que se pueda beber en el embarazo?

¿Hay una cantidad segura de alcohol que se pueda beber en el embarazo?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las preocupaciones de las futuras mamás está relacionada con el consumo de alcohol durante el embarazo. Es frecuente pensar que "por una copa no pasa nada" o que "es preferible beber una copita a la ansiedad que provoca la abstinencia", pero teniendo en cuenta que los efectos del alcohol en el bebé son irreversibles, lo más recomendable es evitarlo completamente.

Una revisión de 26 estudios recientemente publicada en el British Medical Journal asegura que no hay ninguna prueba de que sea seguro beber niveles bajos de alcohol durante el embarazo, por lo que sigue siendo necesario advertir que si estás embarazada no debes beber alcohol.

¿Cómo determinar cuánto es moderado?

El principal inconveniente sobre el estudio de los efectos del alcohol en el embarazo es que, por un lado, es imposible llevar a cabo ensayos clínicos, pues implicaría que un grupo de mujeres debería beber alcohol durante el embarazo, lo cual es claramente poco ético. Por el otro, en los estudios observacionales nunca se puede estar seguros de que los resultados se deban al consumo de alcohol o a otros factores.

Entonces los investigadores recurrieron a revisar sistemáticamente todos los datos de una amplia gama de estudios observacionales. Estudios que involucraron a mujeres embarazadas o a mujeres que intentaban concebir, e informaban sobre su consumo de alcohol. Los investigadores evaluaron el impacto de un consumo moderado en comparación con un consumo nulo de alcohol.

Las mujeres que reportaron beber pequeñas cantidades de alcohol de una o dos unidades, uno o dos veces por semana (dos unidades es equivalente a una pinta de cerveza fuerte o un vaso mediano -175 ml- de vino blanco ligero) tuvieron un 8% más de probabilidades de dar a luz un bebé pequeño para su edad gestacional.

La placenta no filtra el alcohol que consume la madre, por tanto, la cantidad que consuma llegará directo al bebé, con los riesgos que ello podría tener en un ser humano con un tamaño mucho más pequeño y cuyos órganos aún están desarrollándose.

Es imposible determinar una cantidad segura de alcohol, debido a que cada organismo es diferente. Lo que en una mujer embarazada puede que no haga nada, en otra puede tener graves consecuencias. No se sabe a ciencia cierta la cantidad que puede afectar al bebé, aunque parezca que no, incluso un consumo moderado de alcohol en el embarazo puede afectar al bebé.

Sería irresponsable establecer una medida moderada de consumo de alcohol para todas las embarazadas. La cantidad más segura es: ni una gota.

Mejor prevenir que lamentar

Recordemos que el consumo de alcohol es una de las causas más frecuentes de retraso mental y también está relacionado con otros riesgos para el desarrollo como malformaciones, retraso del crecimiento, bajo peso, problemas de comportamiento, y en consumos importantes durante el embarazo bebés que nacen con síndrome alcohólico fetal.

Los CDC (Centros para el control y la Prevención de Enfermedades) de los Estados Unidos recomiendan no beber ni una gota de alcohol no solo a las embarazadas, sino a todas las mujeres en edad fértil que no usen anticonceptivos.

Por su parte, en el Reino Unido, uno de los países más afectados por este problema, se mantenían las directrices gubernamentales que recomendaban a las embarazadas un máximo de dos copas por semana. Pero en 2016 han cambiado las recomendaciones a "cero alcohol" durante el embarazo o tratando de concebir. Aseguran que "el alcohol puede causar más daños al feto que fumar tabaco o incluso marihuana". Con el alcohol en el embarazo, es mejor prevenir que lamentar.

En Bebés y más | Beber pequeñas cantidades de alcohol modifica el rostro de los bebés, El (triste) mapamundi del alcohol durante el embarazo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos