Compartir
Publicidad
Publicidad

Recomendaciones de consumo de pescado durante la infancia, embarazo y lactancia

Recomendaciones de consumo de pescado durante la infancia, embarazo y lactancia
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha emitido una clara recomendación para que grupos sensibles eviten consumir especies de pescado contaminadas por mercurio.

Se recomienda precaución a las mujeres embarazadas o que puedan llegar a estarlo, mujeres en fase de lactancia y a niños de corta edad (entre 1 y 30 meses). A este grupo de población se recomienda consumir una amplia variedad de pescados, evitando consumir las especies más contaminadas con mercurio cuyo consumo debe limitarse.

Hablamos de peces como tiburones, pez espada (emperador), lucio o atún rojo, especies habituales en pescaderías y supermercados, pero que su larga vida como depredadores los convierte en bioacumuladores de metales pesados.

Ya vimos que la ingesta de mercurio en el embarazo conlleva riesgos y debe ser evitada. Muchos niños nacen con exceso de mercurio. Y después, cuando crecen, tampoco deberían acumular este metal en su organismo.

La toxicidad del mercurio (Hg) depende de su forma química, tipo y dosis de exposición y edad del consumidor. Su forma orgánica (metil-mercurio) posee una elevada toxicidad, se disuelve fácilmente en la grasa y atraviesa la barrera hemato-encefálica y la placenta pudiendo provocar alteraciones en el desarrollo neuronal del feto y en niños de corta edad.

¿Qué pescados están limitados durante embarazo, lactancia e infancia?

Las recomendaciones para el consumo de pez espada, tiburón, atún rojo (Thunnus thynnus: especie grande, normalmente consumida en fresco o congelada y fileteada) y lucio son las siguientes:

  • Mujeres en edad fértil, embarazadas o en período de lactancia: evitar el consumo.
  • Niños menores de tres años: evitar el consumo.
  • Niños de entre tres y 12 años: limitar a 50 gr/semana o 100gr/ 2 semanas. No consumir ningún otro de los pescados de esta categoría en la misma semana.

Tomando como base estudios y recomendaciones de la Unión Europea, la Aesan ha establecido estas recomendaciones de consumo para reducir la exposición de los consumidores de estas poblaciones sensibles al factor de riesgo.

Recordemos que la AESAN tiene como objetivo promover la seguridad alimentaria como aspecto fundamental de la salud pública y ofrecer garantías e información objetiva a los consumidores y agentes económicos. También nos recuerdan que las limitaciones están referidos a estas especies concretas, pues en general el pescado es, dentro de alimentación saludable, una parte importante de la dieta.

Anotamos estas recomendaciones de limitar el consumo de determinados pescados durante el embarazo y la infancia, y pronto volveremos con otros consejos nutricionales que la Aesan ha establecido recientemente.

Vía | La Voz de Galicia Más información | Aesan, European Comission Fotos | HuntFishGuide en Flickr En Bebés y más | Mercurio en el pescado, El pescado, un alimento limitado en el embarazo, Cuidado con el consumo de panga y perca, El pescado en la alimentación infantil, Las embarazadas deben limitar el consumo de algunos pescados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos