Publicidad

Astenia primaveral en el embarazo: por qué me siento tan cansada y cómo puedo combatirlo

Astenia primaveral en el embarazo: por qué me siento tan cansada y cómo puedo combatirlo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Durante el embarazo es normal sentir mucho cansancio gracias a los enormes cambios físicos y hormonales que experimentamos. Si además lo vivimos durante la transición del invierno a la primavera, puede resultar aún más, ya que el cuerpo (y en especial durante el periodo de gestación), necesita un período de adaptación al cambio de horario, al aumento de horas de luz, de la temperatura y a la cantidad de polen en el ambiente.

¿En qué consiste la astenia primaveral?

La astenia primaveral es un trastorno temporal que se caracteriza por un estado de apatía y cansancio constantes, además de problemas de sueño (te cuesta conciliarlo, pero a lo largo del día te dormirías de pie), e incluso dolores musculares e irritabilidad.

Aunque las causas no están del todo establecidas y en teoría al igual que viene, desaparece, sí que podemos tomar algunas medidas para contrarrestarla.

¿Cómo puedo combatir la astenia primaveral durante el embarazo?

Las claves para que la astenia primaveral no pase de ser un síndrome sin importancia pasan por llevar una vida saludable y tratar de tener el ánimo arriba... durante el embarazo las hormonas nos llevan a ser una montaña rusa de emociones, así que debemos prestar atención para que esos cambios bruscos no nos afecten de forma significativa:

  • Aliméntate bien: aunque se trata de un consejo de manual, es importantísimo comer de forma equilibrada y prestando especial atención a todos aquellos alimentos ricos en vitamina B (como pescado, legumbres, huevos, carnes, verduras de hoja verde y frutos secos).
  • Practica algo de deporte: cuando practicamos deporte nuestro cuerpo libera endorfinas, conocidas por aumentar la sensación de bienestar en el organismo. Caminar es una de las actividades más importantes durante el embarazo, ya que además de ayudarnos a levantar el ánimo, controlamos el pso y fortalecemos músculos que serán importantes en el momento del parto.

  • Descansa cada vez que lo necesites: durante el embarazo es normal sentirnos cansadas, así que no te preocupes si necesitas tumbarte un par de veces al día, controlando siempre que esas pequeñas siestas no te dificulten conciliar el sueño en la noche. Si os cuesta mucho encontrar una postura ideal para descansar, os recomiendo que uséis un cojín para embarazadas.

Tratamiento Embarazadas
  • Mímate: Esta fue una de las claves que me ayudó en mis dos embarazos, ya que suelo sufrir de astenia y en ese momento lo noté aún más. Darme una buena ducha relajante, un masaje con aceite o incluso ir a algún centro de bienestar y hacerme un tratamiento para embarazadas me ayudaba mucho a tener verdaderas noches de sueño reparador y a levantar el ánimo de forma casi instantánea.

  • Bebe mucho líquido: aunque no lo creamos, es fácil deshidratarnos cuando estamos embarazadas por la cantidad de agua que necesitamos en los procesos que tienen lugar dentro de nuestro cuerpo. No beber suficiente líquido puede interferir de forma directa en cómo nos sentimos física y anímicamente.

En Bebés y Más | Siete consejos para llenarte de energía en el embarazo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio